La gestación y el embarazo marca el destino de la persona


Si estás embarazada o tienes alguien cercano que lo está, seguro que has escuchado mil y un consejos sobre cómo se debe llevar el embarazo, casi todos relacionados con la alimentación y la posterior toma de contacto con el niño. Se habla de lactancia, de porteo, de los mejores remedios caseros para eliminar los gases (en el bebé) o los ardores durante la gestación (en la madre), pero… ¿qué ocurre con las emociones?

Al igual que es importante mantener una buena salud anímica en cualquier otra etapa de nuestra vida, durante el embarazo se hace aún más imprescindible que nos mantengamos optimistas y felices. Sí, no solamente le pasamos a nuestro bebé los nutrientes de los alimentos, también todo aquello que sentimos.

Otros artículos relacionados: Alimentos prohibidos en el embarazo, conócelos y no te la juegues

Los cambios hormonales del embarazo repercuten en la preparación de la mujer para el mantenimiento de la gestación
Durante el embarazo ocurren cambios hormonales que sustentan el desarrollo del embrión

La importancia de las emociones durante la gestación

Aunque no te lo creas, tus actos, tus emociones, tus reacciones y tu forma de ser pueden no ser una conducta aprendida con el paso de los niños, si no que su justificación se podría encontrar en la etapa de la gestación. Tu desarrollo en el vientre materno tiene mucho que ver con la persona que hoy eres.

Parece lógico si pensamos que la conexión entre el feto y la madre es muy estrecha durante esta etapa y todo lo que le ocurre a ella, se le transmite a él, lo que a su vez puede condicionar su personalidad incluso desde antes de nacer.

ibuprofeno y embarazo
Además de cuidar los medicamentos que tomamos, también debemos vigilar nuestra alimentación, un asunto imprescindible durante el embarazo

No se vive igual un embarazo de un bebé no deseado que un embarazo buscado. Tampoco la salud mental y anímica de la madre es la misma si esta está sometida a estrés o a preocupaciones o tristezas. Por ello, es tan importante que durante estos nueve meses, te esfuerces en cuidarte aún más, no solo físicamente, también mentalmente, y hacer un acto de autocrítica de tus hábitos y costumbres. ¿Vives pendiente de un reloj? ¿Vas corriendo de un lado a otros? ¿El trabajo o los problemas de los demás te van consumiendo? Apártalos de tu vida y tu bebé y tú tendréis una vida más sana y feliz.

Los pensamientos, emociones y vivencias de la madre se transmiten al bebé mediante la sangre de la placenta durante la gestación. Pero no solo se reflejará en un futuro en la personalidad, si no que a consecuencia de las emociones negativas de la madre, se pueden tener otras consecuencias como alterar la inteligencia de la persona que va a nacer, ya que el nerviosismo, el estrés o la negatividad influyen en el desarrollo de los niños.

embarazo
Cuidarte durante el embarazo es fundamental

Conciénciate de la importante de tener un embarazo feliz y tranquilo. Con esto y las pautas de tu matrona en cuanto a hábitos alimenticios y rutinarios, lograrás crear un futuro adulto sano, fuerte, inteligente y feliz.

 

También te interesa conocer: ¿Cómo puedo saber si mi embarazo es de alto riesgo?