¿El párpado se mueve solo? ¿Qué son las fasciculaciones musculares?


La mayoría de las personas hemos sentido fasciculaciones musculares en algún momento de nuestra vida. Un ejemplo muy claro es estar totalmente relajada y sentir de repente que tu párpado comienza a palpitar solo.

Es posible que hayas tratado de frenarlo, pero los movimientos no cesaron por unos segundos. Esas son fascilaciones musculares que pueden ocurrir en cualquier músculo del cuerpo. ¿Se trata de estrés, exceso de ejercicios o algún trastorno neuronal?

A continuación, te contamos qué causa las fasciculaciones musculares y cómo saber si nos están indicando un trastorno grave o no.

fasciculaciones musculares

¿Qué son las fasciculaciones musculares?

La contracción involuntaria de los músculos se denomina fasciculaciones. A veces se trata de movimientos que no son perceptibles y en otros casos se puede ver las contracciones del músculo. Es un trastorno que puede ser totalmente benigno o un signo de una patología neurológica grave. Dependiendo de la frecuencia e intensidad de su ocurrencia.

La sensación más frecuente es de un pequeño burbujeo en alguna parte del rostro, piernas o brazos. Esto se debe a las contracciones producidas por pequeñas descargas nerviosas del músculo.

¿Cuánto duran las fasciculaciones?

Las fasciculaciones pueden ocurrir en cualquier músculo del cuerpo. Aunque sucede con mayor frecuencia en los músculos que se encuentran en el rostro y en las extremidades. Su intensidad puede variar desde un pequeño cosquilleo u hormigueo a contracciones visibles.

Suceden de manera espontánea y duran unos segundos. De hecho, algunas personas ni lo notan porque afecta solo a un pequeño grupo de fibras musculares sin provocar movimientos notables en las extremidades.

¿Qué son las fasciculaciones de la lengua?

Al igual que las fasciculaciones de cualquier músculo, si estos espasmos rápidos e involuntarios no están acompañados de otros signos de trastornos neurológicos o debilidad muscular, son benignas. Sin embargo, un tercio de los pacientes que tiene ELA poseen fasciculaciones de la lengua como uno de los síntomas importantes de esta enfermedad.

En el siguiente artículo te contamos todo sobre: ELA o Esclerosis Lateral Amiotrófica.

¿Cómo son las fasciculaciones benignas?

Las fasciculaciones benignas se caracterizan por presentarse manera intermitente y cesan en unos pocos días. Se generan tras pasar por un período de estrés o un entrenamiento físico exigente.

fasciculaciones musculares

¿Qué causa las fasciculaciones musculares benignas?

Estimulantes

Como se trata de pequeñas descargas nerviosas, exceder de algunas bebidas estimulantes como el café o té las pueden provocar.

Dieta restrictiva

Si además se sigue una dieta muy restrictiva, es probable que nos falte algunos nutrientes. Dando lugar a esta sensación de tener unas pequeñas burbujas en algunos músculos.

Mal descanso

No dormir o descansar lo suficiente puede provocar estos síntomas.

Medicamentos

Algunos medicamentos tienen como efecto secundario la presencia de estos pequeños temblores involuntarios. Entre los más frecuentes se encuentran los sedantes y los recomendados para mareos o náuseas, corticosteroides y diuréticos.

Rutina excesiva de ejercicios

Realizar una rutina de ejercicios extenuante también puede generar estos movimientos involuntarios, especialmente si se ingiere esteroides. Otras sustancias que también dan lugar a estos síntomas son las sustancias que poseen insecticidas o pesticidas.

Estrés

Pasar por una situación estresando por un período extenso puede provocar estos pequeños movimientos musculares.

¿Que puede provocar la fasciculación cuando es una señal de alarma?

La ansiedad o tristeza puede ser uno de los factores que acompaña a las fasciculaciones. Si además de esta sensación de burbujas o lombrices se siente un hormigueo, dolor, rigidez muscular y fatiga generalizada, es mejor consultar con su médico de cabecera.

fasciculaciones musculares

¿Cuándo las fasciculaciones puede tratarse de un tema grave?

Existen dos tipos de fasciculaciones, las benignas y las generadas por alguna enfermedad neuronal. Las causas mencionadas anteriormente tratan de las fasciculaciones benignas. Pero estos movimientos inconscientes del músculo pueden deberse a un problema neurológico o lesión en el sistema nervioso.

Los médicos son los más recomendados para decidir si se debe realizar un estudio extra para descartar algunos trastornos más graves como la Esclerosis Lateral Amiotrófica o ELA.

Algunos trastornos autoinmunitarios como el síndrome de Isaac, pueden causar este efecto secundario. Al igual que un hipotiroidismo o hipertiroidismo que no esté bien medicado o tratado. Entre otras patologías que pueden causar esta sensación de burbujeo en los músculos se encuentran el daño a nervios o neuropatía y debilidad muscular o miopatía.

En el caso de que las fasciculaciones esté acompañada de debilidad muscular o fatiga es mejor consultar con un médico.

¿Cómo nos damos cuenta de que se trata de un trastorno neurológico?

Una de las señales más claras de que las fasciculaciones están relacionadas con un trastorno neurológico es sentir un homigueo persistente y prolongado en el músculo. Además, puede estar acompañado de pérdida de sensibilidad, debilidad o disminución del tamaño del músculo.

Estos signos pueden estar dando una señal de alarma de que se trata de una enfermedad neurológica que necesita tratamiento.

¿Cómo se tratan las fasciculaciones musculares?

Si se trata de una fasciculación benigna, no es necesario seguir ningún tratamiento. En el caso de la causa haya sido por un trastorno neurológico y otra enfermedad se recomienda seguir el tratamiento adecuado de dicha enfermedad. 

Algunas veces se suele confundir a las fasciculaciones musculares con los calambres. Pero son dos conceptos muy diferentes, en el siguiente artículo te contamos todo sobre los calambres.

En el siguiente artículo te contamos cómo prevenir: Calambres musculares.