Cómo sobrevivir a los excesos de comida navideña


Hoy, 25 de diciembre, Día de Navidad, en la mayoría de los hogares se viven escenas muy parecidas. Incluso, si echas la vista atrás, verás que año tras año repites las mismas estampas. Si tienes niños, habrá venido Papá Noel y estarán jugando con sus regalos; si tienes personas mayores, los abuelos estarán contándole batallitas a los nietos. Los cuñados ya llevan demasiadas horas juntos e incluso el Discurso del Rey es motivo de pelea, mientras que la madre y el padre siguen entre fogones para que nada falte en la mesa. Mientras tanto, tú, estás tirado en el sofá pensando por qué te has vuelto a pasar con la comida. Y es que los excesos de comida navideña pasan factura, especialmente por dos motivos.

Por un lado, porque las comidas más fuertes se hacen por la noche, lo que puede ser una auténtica bomba para el estómago; por otro, porque, no contentos con eso, después de la Nochebuena y la Nochevieja vienen el día de Navidad y el día de Año Nuevo, sin darnos tiempo a recuperarnos. Y claro, nosotros ya tenemos una edad y nuestro estómago no es de piedra.

Si hoy estás así, ¡tranquilo! Hay solución.

Otros artículos de interés: Cómo sobrevivir a las fiestas navideñas

Trucos para que no pasen factura los excesos de comida navideña

Mejor prevenir que curar

excesos de comida navideña trucos para sobrevivir a la navidad
Los excesos de comida navideña nos pueden pasar factura

Empezamos con el punto más elemental y para el que, con casi total probabilidad ya llegas tarde: aunque sea Navidad, no te excedas. Hablamos de comida y de alcohol. Recuerda que las mezclas nunca son buenas, que tu estómago tiene un límite y que no, no es buena idea probar (e hincharte) con absolutamente todo lo que ponen en la mesa.

Un digestivo justo después de la cena

bicarbonato de sodio para el hogar
El bicarbonato de sodio te ayudará con la digestión

Tomar algo blandito justo después de la cena, como una tónica, una sal de frutas o una solución a base de bicarbonato siempre es buena opción. También los cítricos. Por ejemplo, si ya estás lleno, deja el turrón para mañana y hoy cómete una naranja para terminar. Tu cuerpo te lo agradecerá.

Pide consejo a tu farmacéutico

Perdiendo peso con pastillas
En pastillas o en sobres: en tu farmacia tienes aliados

Recuerda también que tu farmacéutico hoy trabaja. Y, si no es el de confianza, será el que le haya tocado estar de guardia tal día como hoy. Él te podrá aconsejar sobre los mejores productos que tiene para eliminar la pesadez ocasiones por los excesos de comida navideña. Si no puedes aguantar, seguro que esta opción para aliviarte es la más rápida e inmediata, aunque siempre que se trate de fármacos químicos ya sabes que no somos amigos de abusar, por lo que te recomendamos dejarlo como última opción.

Y para el próximo año (¡o la próxima semana, que todavía queda Nochevieja y el Roscón de Reyes!) recuerda que no vas a celebrar más y mejor a base de ponerte malo al día siguiente. Come un poco menos: tu cuerpo te lo agradecerá y tu yo del mañana, también. Un propósito que te haces todos los años y que siempre terminas olvidando. ¿Qué tal hoy para empezar a concienciarte de que tu estómago no es de hierro?

Sigue leyendo: Trucos para eliminar el dolor de barriga