4 Enfermedades de invierno, tratamiento y prevención oportuna


Durante el transcurso del año y dependiendo de la zona del globo terráqueo, se presentan distintas estaciones. Cada estación viene acompañada por una serie de características que influyen directamente en tu bienestar y estilo de vida. Esto se traduce en la probable aparición de afecciones propias de cada estación, como las enfermedades de invierno.

Nuestro organismo tiene la capacidad de adaptarse a los diversos climas y temperaturas. Sin embargo, muchas veces ante los cambios bruscos tienden a presentarse enfermedades de invierno. Las más comunes son el resfriado y las afecciones respiratorias. Conocer estas enfermedades te permite desarrollar un plan para prevenirlas sin dejar de disfrutar esta temporada del año.

Enfermedades de invierno
Cuídate de las enfermedades de invierno y disfruta plenamente de esta temporada.

¿Por qué surgen las enfermedades de invierno?

Aparecen comúnmente como producto de los cambios abruptos de temperatura. El invierno se caracteriza por una disminución de la temperatura ambiental que va a depender de la ubicación geográfica. También es común que aumenten las precipitaciones llegando inclusive a nevar en algunos países.

Las lluvias vienen acompañadas de un aumento de la incidencia de enfermedades virales. Estas pueden ser producidas por agentes causales como los zancudos, o también por mojarse con agua de lluvia. Al caer el agua de lluvia sobre ti, es probable que desarrolles síntomas de resfriado u otras complicaciones. A esto se suma la nieve y las temperaturas bajo cero.

Enfermedades de invierno más comunes

Durante el invierno, la incidencia de la aparición de ciertas afecciones tiende a incrementarse. Las enfermedades durante el invierno son comunes y difíciles de evitar, dado que la mayoría se encuentran en el ambiente.

Te presentamos cuatro de las principales enfermedades de invierno que probablemente te afectarán a ti o a personas cercanas:

Gripe o resfriado común

Cuando llega el invierno, es común ver a las personas por la calle con pañuelos y soplándose la nariz. La gripe es la principal enfermedad de invierno que se presenta. Suele ocurrir sin grandes complicaciones aunque se presentan casos en que la afección ataca el sistema respiratorio.

La gripe tiende a propagarse rápidamente ya que se contagia de una persona a otra con facilidad. Al estornudar sin taparte la nariz y la boca, corres el riesgo de contagiar a los que te rodean.

Dentro de los principales síntomas del resfriado común destacan los siguientes:

  • Exceso de producción de moco en la nariz.
  • Dolor de garganta.
  • Cefalea leve o intensa.
  • Dolor de garganta.
  • Cansancio y debilidad.
  • Malestar general.

Uno de los factores que más influye en la aparición de gripe o resfriado común es el debilitamiento inmunológico. Cuando tu organismo no cuenta con un sistema de defensa competente, la gripe suele adquirirse con facilidad formando parte de las enfermedades de invierno.

Cuídate de las enfermedades de invierno
Es el momento de tomar las precauciones indicadas para evitar contagios por gripe.

Bronquitis y neumonía

Estas enfermedades comunes en el invierno son de tipo infeccioso. Suelen producirse posterior a un resfriado común no tratado. La bronquitis y neumonía son infecciones que pueden llegar a agravarse, de manera que los cuidados y tratamientos son fundamentales.

La adquisición de la bronquitis y la neumonía generalmente ocurre por medio del contacto directo entre dos personas. Por ello, cuando estornudas o toses puedes contagiar a quienes te rodean. Por lo que se recomienda el uso de tapabocas cuando presentas esta enfermedad.

Los agentes causales de la neumonía y la bronquitis pueden ser virus, hongos o bacterias. Estos son los síntomas habituales que puedes presentar:

  • Tos seca o con flema.
  • Dolor de garganta.
  • Dolor en el pecho.
  • Dificultad respiratoria.
  • Fiebre.

Dolores en las articulaciones

Durante el invierno la temperatura disminuye de forma considerable, esto puede producir incomodidad ósea. El dolor en las articulaciones es común en esta temporada del año, en especial si has sufrido traumatismos o fracturas.

Los dolores en las articulaciones se agudizan con la edad y se hacen más intensos cuando disminuye la temperatura.

Varias enfermedades de invierno
Codos, rodillas, muñecas y articulaciones en general pueden resentirse en invierno.

Arbovirosis

Las arbovirosis son enfermedades producidas por la picadura de zancudos infectados. Durante la época de lluvias, los zancudos se reproducen y proliferan con mayor velocidad. Esto hace que estés más expuesta a contagiarte con una arbovirosis.

El dengue, el zika y la malaria, entran entre las principales enfermedades de invierno catalogadas como arbovirosis, especialmente en zonas donde abundan las aguaceros. Los síntomas son diversos dependiendo del tipo de enfermedad. Sin embargo, a grandes rasgos, se presentan estos padecimientos:

  • Malestar general.
  • Fiebre.
  • Dolor de cabeza.
  • Dolor en las articulaciones.
  • Cansancio y debilidad.

¿Cómo evitar las enfermedades de invierno?

Padecer enfermedades de invierno no es exclusivo de esta época del año. Puede ser que te contagies o sufras las afecciones en otra temporada o momento inesperado. Toma nota de las diversas formas por medio de las cuales te será posible evitar el contagio.

  • Evita tocar superficies como manillas y pasamanos.
  • Tapa tu boca a toser o estornudar.
  • Procura no mojarte con agua de lluvia.
  • Abrígate bien para protegerte del frío.
  • Lava tus manos constantemente y utiliza anti-bacterial líquido o en gel.

El desarrollo de muchas enfermedades va a estar directamente relacionado con las condiciones ambientales. Así como también con los cambios climáticos determinantes, principales causantes de algunos contagios.

¿Cuándo aumentas las probabilidades de enfermarse? En invierno es posible que te enfermes. No obstante, te recomendamos ver el lado positivo del asunto para que tomes las precauciones indicadas. El tratamiento recomendado para este tipo de afecciones está conformado por analgésicos, antialérgicos y antigripales.

Conocer los síntomas específicos de cada una de estas enfermedades de invierno favorece de manera importante su diagnóstico temprano. Es así como podrás detectarla y adecuar el tratamiento correcto.

Ten en cuenta que estas recomendaciones son válidas para ti o cualquier miembro de tu familia. En este invierno debes ser precavido y mantener tu sistema inmunológico bastante cuidado. Si tienes alguna duda, te recomendamos consultar un profesional especializado.

Enfermedades de invierno
Las aguas estancadas sirven de incubadora para la proliferación de enfermedades.

Sigue leyendo: ¿Le debes temer al resfriado común?