Donación de óvulos: quienes pueden donar y quienes pueden ser receptoras


La donación de óvulos es la única solución para muchas mujeres que desean ser madres y no pueden. Mediante la entrega por propia voluntad de sus óvulos algunas mujeres pueden ayudar a otras a quedar embarazada.

En España este proceso se lleva a cabo con efectividad desde el año 1988. La técnica es muy sencilla y trata sobre la extracción de óvulos sanos de una mujer que después serán implantados en el útero de otra mujer.

Existen algunas dudas alrededor de este tema, muchos se han convertido en mitos y otros en verdades. Aquí te contamos todos los detalles.

Donación de óvulos

Quién puede donar óvulos

Una mujer que sea mayor de edad y hasta los 35 puede hacerse los estudios necesarios para saber si puede donar óvulos. La persona que dona sus óvulos puede recibir una suma de dinero para compensar los gastos de desplazamiento y las molestias por el tratamiento.

La donación es anónima, es decir que la persona que recibe los óvulos desconocerá la identidad de la persona que lo donó y la mujer que donó los óvulos tampoco tendrá información de la mujer que los recibe.

Por otro lado, la mujer que dona sus óvulos no tendrá ninguna responsabilidad en los bebés que nazcan de sus óvulos. Como así tampoco es posible elegir a la mujer donante ni a la mujer receptora.

Legalmente, para que una mujer pueda donar sus órganos debe tener buena salud física y psíquica. Haber tenido relaciones sexuales y no ser adoptada. En el momento de aceptar la donación, debe firmar el contrato correspondiente mediante el cual acepta que se les dé uso a sus óvulos.

Para determinar el estado de salud se le realiza varios estudios médicos, para tener un examen exhaustivo. Donde se detalle características físicas de la mujer, como color de su cabello, ojos, piel, altura y otros datos más. A través de un laboratorio de sangre se determina si posee alguna enfermedad infecto contagiosas, tales como sífilis, rubéola, hepatitis C o algún otro trastorno de transmisión sexual.

Proceso de donación

Si la mujer cumple con todos los requisitos legales para poder donar, comienza a realizar un tratamiento, el cual tiene una duración de 10 días aproximadamente. Durante esa etapa se realiza una estimulación ovárica, con el objetivo de liberar más óvulos maduros que los que elimina normalmente durante el período de ovulación.

El tratamiento no duele, puede generar molestias similares a los que se siente durante el ciclo menstrual. Las cuales desaparecen al finalizar el tratamiento.

Antes del período ovulación se practica una punción o aspiración ecográfica con el objetivo de extraer los óvulos maduros listos para su fecundación. Dicha intervención se realiza con anestesia local y dura menos que media hora. En ese período se trata de retirar de 8 a 9 óvulos, si es posible se retiran más.

Generalmente no requiere de internación, a pocas horas del procedimiento ya se puede retirar de la clínica.

Es preciso mencionar que estos óvulos fueron estimulados, por lo tanto, no son los que intervienen en el proceso ovárico normal de la mujer. Por lo tanto, no afecta a la fertilidad de la mujer que dona. Ella podrá tener hijos normalmente luego de la donación de óvulos.

Donación de óvulos

Esto sucede porque la mujer dispone de 400.000 ovocitos en sus ovarios. Cada mes, varios de ellos comienzan el proceso de maduración y durante la ovulación uno o dos de ellos llegan a su madurez y se convierten en óvulos. Si no es fecundado se elimina con la menstruación.

Para la donación de óvulos se estimula la maduración de varios óvulos, que normalmente no hubieran llegado a su madurez y nunca serían fecundados. Por lo tanto, en la donación de óvulos no ocurre una pérdida definitiva de fertilización.

Compensación

Al realizar un acto de donación se logra una gran satisfacción personal, que cada mujer lo puede sentir de manera muy particular. Sin lugar, a dudas es la razón principal para realizar la donación.

Pero también existe otra compensación y es el de conocer el estado de salud. Porque al querer ser donante de óvulos se debe realizar una serie de estudios para comprobar que la persona que dona tiene buena salud.

Por las posibles molestias, es posible que la mujer donante reciba una compensación en especie o económica. Si la persona lo desea puede donar esta suma a una entidad que desee ayudar.

Receptora de óvulos

Una mujer puede necesitar óvulos para quedar embarazada si ha sufrido menopausia precoz. Dicho trastorno afecta aproximadamente a un 5% de las mujeres que tengan entre 15 y 35 años, imposibilitando la gestación por la falta de producción de óvulos.

Algunas mujeres pueden producir óvulos, pero ellos son defectuosos o presentan complicaciones para el desarrollo del feto. En estos casos la mujer necesita implantar óvulos en su útero para quedar embarazada.

Donación de óvulos

Proceso de recepción

Para recibir los óvulos la mujer receptora debe recibir un tratamiento para que el ciclo menstrual coincida o esté sincronizado con el ciclo de la mujer donante. Esta es una condición imprescindible para que el endometrio esté preparado para mantener el cigoto.

Si el estado del endometrio no es el ideal no podrá recibir el cigoto y se desprenderá junto con la menstruación. El óvulo generalmente es fecundado con los espermatozoides de la pareja de la mujer receptora. Si no tiene una pareja, no es hombre o no es posible, se puede fecundar con una muestra de semen de un donante.

Después, el óvulo fecundado se introduce en el útero a través del método de fecundación in vitro.

Según la legislación vigente en España, una mujer puede tener como máximo 6 hijos a través de reproducción asistida, por lo tanto, se le implantan 8 como máximo. Si se hubieran extraído más óculos de la mujer donante, se congelan para su posterior uso en otra mujer receptora.

Fertilización in Vitro

Se llama fertilización in vitro a la técnica que se utiliza para resolver complicaciones relacionadas con la fertilidad.

En este artículo puedes encontrar sobre las razones: Infertilidad aumenta en la actualidad.

Específicamente consiste en la fecundación de un óvulo obtenido de una mujer donante con el semen de su pareja.

Esta técnica se suele acompañar de otra complementaria llamada ICSI, Inyección Intracitoplasmática de Espermatozoides. Con esta técnica se introduce el espermatozoide dentro del óvulo, asegurando la fecundación de éste.

Una vez que el óvulo está fecundado y el endometrio de la mujer receptora está en condiciones de acogerlo, se lo introduce en el útero. La tasa de efectividad de este método de fertilidad es muy alta, alrededor del 40%.

España es uno de los países donde existe la mayor cantidad de donación de óvulos.