Dieta para adelgazar rápido


Este título te puede sorprender por su alcance o sencillamente porque no confías en un artículo más, de la larga lista de los que abundan en la web acerca de este tema de dieta para adelgazar rápido.

No te diré que con estos comentarios que quiero compartir contigo ya estas bajando de peso…pero si te aseguro que podrás contar con elementos para conformar una dieta para adelgazar rápido. Pero al final del artículo, tú me dirás…

Y es que acerca de perder peso, y sobre todo rápido, aparecen infinidad de artículos, comentarios, consejos, consultas, maestrías y hasta doctorados curriculares que muchos tienen un fundamento médico, pero como siempre les digo, en medicina no hay enfermedades, sino enfermos. Y en este caso, aunque no se trate de una enfermedad es válido el decir, por cuanto cada persona es un universo.

Adelgazar rápido requiere de un grupo de medidas, pero sobre todo alimentación sana, balanceada y actividad física
Una dieta baja en carbohidratos puede contribuir a perder hasta 3 veces más peso corporal, comparándola con una dieta regular baja en grasas solamente

De ahí que tan solo pretendo darte algunos elementos claves para adelgazar y tu conformarás tu plan. Ese de seguro será el mejor plan que se pueda diseñar para ti. ¡Nadie te conoce como tú mismo, nadie puede interpretar tus realidades y necesidades mejor que tú!

Existen criterios bien sustentados que continuación te expongo. Tú dirás cuales se acomodan  a tu situación y posibilidades…y conformaras tu plan o esquema.

Tomar agua

Beber agua, en particular antes de comer contribuye a incrementar  el metabolismo de los seres humanos en el orden de un 24 a un 30% en una etapa entre 1 a 1.5 horas. De esta forma quemaras calorías y ayudará a que la persona baje de peso.

Se refiere en la literatura médica que al tomar alrededor de medio litro de agua unos 30 minutos antes de la ingestión de comida contribuye a bajar de peso pues las personas comen menos y de esta forma se logra que bajen hasta un 44% más de peso comparado con una dieta convencional. ¡Tan simple como tomar agua!.

Tomar agua antes de las comidas ayuda a bajar de peso
Beber agua, en particular antes de comer contribuye a incrementar el metabolismo de los seres humanos

Tomar café

El café es rico en antioxidantes si se toma fresco, es decir no más de 15 minutos después de hecho. Con posterioridad a ese tiempo sus componentes se oxidan y se convierten en dañinos para la salud.

Y su efecto para bajar de peso está relacionado con su rica composición en cafeína. Esta contribuye a bajar de peso de forma importante pues incrementa la quema de grasa entre un 10 a 29% al aumentar las transformaciones metabólicas entre un 3 a un 11%.

Tomar té

El té, bien sea verde o blanco, es rico en antioxidantes, fundamentalmente catequinas;  pero a su vez tiene pequeñas cantidades de cafeína.

Existen evidencias que demuestran un efecto sinérgico, es decir, complementario y que se potencializan mutuamente, entre estos compuestos, catequinas y cafeína, estimulando el metabolismo de las grasas contribuyendo de esa forma a reducir el peso corporal.

Disminuir el consumo de azúcar y carbohidratos refinados

El abuso del consumo de azúcar se ha convertido en un verdadero problema de la sociedad contemporánea. Y más que consumo podemos hablar de que existe sobreconsumo.

Y esto conduce a que se favorezca el sobre peso y la obesidad,  diabetes tipo 2 y enfermedades cardiovasculares.

La conclusión es obvia: disminuyes el consumo excesivo de azúcar, disminuyes el sobrepeso y con ello el riesgo potencial de padecer de diabetes tipo 2 y enfermedades del corazón.

Algo similar sucede con los carbohidratos refinados que son, habitualmente, azúcar o granos a los que se le ha quitado su parte nutritiva. De ahí que se recomiende la ingestión de los carbohidratos completos incluyendo la fibra que estos contienen.

Está demostrado que la presencia de fibra en las comidas que ingerimos incrementan la sensación de saciedad y de esa forma ayudan a largo plazo en el control del peso corporal.

El exceso de azúcar en cualquiera de sus formas tiene un notable impacto negativo,  más sin embargo si se trata de su presencia en bebidas resulta notablemente peor. Al respecto se refiere que las bebidas azucaradas están relacionadas con un riesgo superior al 60% para contribuir en los niños a que aparezca el sobrepeso y la obesidad.

Al respecto puedes lograr, mediante el consumo de frutas completas, el efecto beneficioso de la fibra que se excluye al preparar un jugo o zumo.

En conclusión,  existe abundante bibliografía especializada  que demuestra que al mantener una dieta baja en carbohidratos se puede contribuir  a perder hasta 3 veces más peso corporal, comparándola con  una dieta regular baja en grasas solamente.

Las frutas y verduras son básicas para una alimentación sana
Para adelgazar las frutas y verduras son ideales porque aportan pocas calorías y a su vez son ricas en fibra y en agua

Tener una alimentación sana

El colofón de cualquier comentario sobre una dieta para adelgazar rápido está vinculado con tener una alimentación sana. Pero este comentario es válido no tan solo con relación al peso, sino a tu salud en general.

Evitar los excesos de ingestión de comidas poco sanas, del tipo que se conoce como comida chatarra, es un acierto. Bajas de peso y preservas tu salud. ¡Todo es beneficio!

En su lugar puedes consumir algunas comidas fáciles de preparar como pueden ser  un huevo duro, frutas frescas y secas, semillas (nueces, semillas de calabaza tostadas, maní libre de sal, ajonjolí, entre otros); zanahoria y yogur. Alimentado, satisfecho  y ajeno a la tentación de comer más, y a su vez bajando de peso.

Las frutas y verduras aportan pocas calorías y  a su vez son ricas en fibra y en agua.

Otra arista de la composición de la dieta estriba en la cantidad de proteínas que ingieres.

No cabe la menor duda que entre los nutrientes fundamentales que recibimos a través de los alimentos presentes en tu comida se encuentran las proteínas.

Al tener una dieta rica en proteínas se logra incrementos del metabolismo en el orden de 80 a 100 calorías por día, independientemente que ayuda a que se sienta satisfecha la necesidad de comer lográndose reducir diariamente alrededor de 440 calorías menos.

Una vertiente al respecto es el consumo de suplementos ricos en proteína de suero de leche. Al  sustituir de parte de las calorías con proteína de suero de leche puede contribuir en perder alrededor de 4 kilogramos de peso corporal, aumentando en paralelo la masa muscular.

Comer más despacio

Al comer más despacio las señales que recibe el cerebro, fundamentalmente en el centro de la saciedad, es que ha recibido suficiente comida y que por lo tanto no debes comer más. Obviamente esto define que la ingestión de calorías de tu dieta para adelgazar rápido es inferior y por lo tanto bajarás de peso.

Practicar ejercicios

La práctica de actividad física de forma sistemática contribuye a regular el peso corporal en el peor de los casos pues si se lleva un esquema de rutinas que equilibren carga con frecuencia se lograra bajar de peso al quemar las grasas acumuladas en los seres humanos.

Y es que hacer ejercicios aeróbicos en particular es una forma fantástica para quemar calorías y contribuir a  mejorar la salud física, pero también la mental.

Otros ejercicios físicos, como son el levantamiento de pesas contribuyen de forma trascendente a bajar de peso. Pero más aún al bajar de peso aparece esa molesta flacidez muscular que se puede evitar al levantar pesas y de esa forma bajas de peso y mantienes el tono muscular.

En esencia, puedes olvidarte de las dietas y enfocarte en mantener un esquema nutricional fundamentado en comida sana.  Y es que cualquier dieta para adelgazar rápido transita por la pérdida de peso de inmediato, efecto que se pierde a largo plazo.

Cuando bajas de peso rápidamente estás perdiendo agua y no grasas. Más que dirigir tu atención a lograr adelgazar rápidamente debes focalizarte en mantener una dieta sana y controlar tu peso de forma paulatina pero estable.