Descubre por qué el pastel de queso Philadelphia es el preferido de los niños


Normalmente relacionamos el postre con alimentos poco sanos, dulces y excesos de azúcar que no nos aportan apenas nutrientes y nos hacen engordar sin freno. Nada más lejos de la realidad, hoy te queremos demostrar con esta receta que el postre también puede ser sano y delicioso. El pastel de queso Philadelphia es uno de los preferidos de los niños por su sabor suave y porque a los padres nos encanta preparárselo al saber que están tomando algo muy sano.

¿Quieres aprender a hacer el pastel de queso Philadelphia? Te dejamos la mejor receta a continuación.

Receta del pastel de queso Philadelphia

pastel de queso philadelphia
La tarta o pastel de queso philadelphia es uno de los postres más suaves y a la vez contundentes que puedes preparar en casa de forma fácil en tan solo 30 minutos

¿Qué ingredientes vamos a necesitar?:

  • 350 gramos de nata para cocinar
  • 350 gramos de queso Philadelphia
  • 100 gramos de galletas “María”
  • 60 gramos de azúcar
  • 50 gramos de mantequilla
  • 1 sobre de cuajada tipo Royal
  • Mermelada al gusto para la cobertura (recomendable de fresa o frutas del bosque)
  • Trocitos de fruta (opcional, solo si queremos adornar un poco más nuestro pastel o tarta de queso)

Preparación del pastel de queso Philadelphia:

pastel de queso philadelphia
Lo normal es prepararlo en un molde grande, pero si quieres hacerlo más especial, puedes agregar la receta en moldes individuales para que salgan porciones pequeñas

La receta del pastel de queso Philadelphia es tan sencilla de preparar que no te dará pereza ponerte manos a la obra cuando tus pequeños te lo pidan. Además, te quedará la tranquilidad de que están tomando calcio y no solo chocolate como ocurre con la mayoría de las tartas.

Comenzamos nuestra receta desmenuzando las galletas. Podemos hacerlo a mano, con una máquina o introduciéndolas en una bolsa de plástico y machacándolas con un rodillo (esta es probablemente la forma más rápida y limpia. Lo añadimos a un bol cuando estén bien picadas o desmenuzadas y añadimos mantequilla previamente derretida en el microondas para conseguir una pasta homogénea. Con esto, forramos la base de nuestro molde e introducimos en la nevera para dejar enfriar mientras preparamos el resto.

Mientras que la base está enfriando, nos ponemos manos a la obra con la mezcla del interior del pastel. En un cazo agregamos el azúcar, el queso Philadelphia y la nata y llevamos a ebullición. Cuando esté todo bien integrado sin ningún grumo, añadimos el sobre de cuajada y removemos bien para integrarlo también. Vertemos sobre el molde y lo volvemos a meter en la nevera para enfriarlo, en esta ocasión al menos durante 8 horas.

Cuando esté listo, creamos una capa generosa de cobertura con la mermelada. Si quieres, también puedes hacerlo más visual añadiendo pequeños trocitos de frutas, por ejemplo de fresas si este ha sido el sabor elegido para tu mermelada.

pastel de queso philadelphia
Puedes elegir el sabor de la cobertura

¿Te gustan las tartas de queso? Hay muchos modos de prepararlas. Si quieres más ideas, disfruta de esta tarta de queso con arándanos. Repetirás seguro.

Receta de tarta de queso con arándanos