Curar la ansiedad sin pastillas, ¿es posible conseguirlo?


La ansiedad no es tan fácil de controlar como puede pensar alguien que nunca la ha vivido. Aunque, por suerte o por desgracia, cada vez tiene más visibilidad ya que cada vez son más las personas que caen en sus redes. Este estado emocional puede llegar a condicionar nuestra vida de una gran manera, especialmente si no logramos librarnos de ella. Si quieres curar la ansiedad sin pastillas, hoy vamos a tratar de ayudarte con algunos pequeños trucos o mejor dicho, con algunos hábitos de vida que te ayudarán a encauzarte mejor y a enfrentarte a ella sin necesidad de medicarte.

Las pastillas para la ansiedad están muy bien (siempre que sean recetadas por un médico), pero en este caso siempre te vamos a recomendar que intentes curarla de forma natural para evitar el posible efecto dependencia a ellas.

Otros artículos de interés: Aleja la ansiedad de tu vida

Hábitos de vida saludables para curar la ansiedad sin pastillas

Ejercicio:

propositos de año nuevo
Si lo haces en compañía, serás más constante

Sí, el ejercicio es tu gran aliado para curar la ansiedad sin pastillas y, en general, para encontrarnos más felices. Incluso si estás pensando que nunca te ha gustado hacer deporte, te recomendamos que guardes al menos 1 hora de tu día para esto. Por ejemplo, compra una bici estática o una cinta de correr, úsala durante media hora y después destina la otra media hora a un baño relajante. Con la combinación de estas dos actividades, liberarás endorfinas y te sentirás más relajado a la vez que activo.

Respira:

Los orígenes de los ejercicios de yoga se remontan a antiguas filosofías de la India
Los ejercicios de yoga incluyen una serie de prácticas que vinculan la mente y la actividad física

La respiración es fundamental para aprender a relajarte cuando la ansiedad llama a tu puerta. Baja el aire al diafragma, abre la caja torácica y visualiza como entra y sale el aire por tu cuerpo. Si destinas 10 minutos al día a respirar, te sentirás mejor.

En este sentido, el yoga o el tai chi también te van a ayudar a respirar mejor, concentrarte y relajarte.

Di adiós a las prisas:

Cuando el estrés es elevado da origen a síntomas muy diversos
Entre los síntomas de un nivel de estrés mantenido esta el dolor de cabeza y de cuello

¿Vives pendiente del reloj y llevas tu día medido al minuto? Comienza a cambiar tu estilo de vida. Para ello, te recomendamos que no hagas más de una tarea a la vez y, cuando estés con ella, te concentres totalmente. De este modo, lograrás evitar la tensión cotidiana a la que estamos sometiendo a nuestro cuerpo con tantas prisas y estrés.

Evita la cafeína:

tipos de cafe
No todas las personas pueden tomar cafe

¿Crees que ese momento del café te relaja? Quizás, en ese momento sí, pero en cuanto el café hace efecto es totalmente contraproducente. La cafeína segrega adrenalina, uno de los mayores enemigos públicos de la ansiedad.

Si no quieres renunciar a esos 10 o 15 minutos de relax en la sobremesa, cambia el café por infusiones relajantes como la lavanda o la melisa.

Sigue leyendo: ¿Qué más necesitas saber sobre la ansiedad?