10 consejos para una entrevista de trabajo satisfactoria


Uno de los momentos más cruciales de nuestra vida son las entrevistas de trabajo. Depende de la suerte que tengamos o de nuestras ambiciones en el terreno laboral, es posible que a lo largo de nuestra carrera profesional hagamos solamente una o tengamos que enfrentarnos a varias. Por supuesto, cuantas más hagas más rodaje cogerán, menos nervioso te pondrás y más sabrás salir del paso. Sin embargo, esto también significa que no has alcanzado la estabilidad profesional que esperabas. Sea como sea, hoy te queremos proponer una serie de consejos para una entrevista de trabajo que te ayudarán a conseguir el puesto.

¿Cómo debemos actuar frente al entrevistador? ¿Cómo debe ser nuestro currículum? ¿Cuál será nuestro lenguaje no verbal? ¿Cómo me visto? A continuación trataremos de dar respuesta a esta y otras preguntas.

Otros artículos de interés: ¿Cómo ser más productivo en el trabajo?

10 consejos para una entrevista de trabajo

consejos para una entrevista de trabajo concentrarte mejor en el trabajo
Si la entrevista es grupal, mantén una actitud correcta con todos los miembros del equipo

Maquilla tu CV, pero no mientas:

Una cosa es maquillar el currículum, ensalzando lo mejor que tengas en tu vida formativa y laboral y otra cosa es mentir descaradamente. Especialmente en aquellas cosas en las que te puedan coger fácilmente, como idiomas o informática.

Hoy en día los currículums ya no impresionan. De hecho, se valora mucho más la simplicidad y la veracidad a las grandes florituras. Si has sido panadero, no digas que has sido «desarrollador de alimento básico en empresa líder en el sector». Esto puede verse petulante.

Crea un CV agradable de leer y profesional. Intenta no extenderte más allá de las dos páginas y elige un formato y una fuente que permitan disfrutar con la lectura, dando una buena imagen de tu profesionalidad.

Puntualidad:

El CV es tu primera carta de presentación, pero la puntualidad es la segunda. Es preferible que llegues un buen rato antes y te esperes tomando un café en la cafetería de la esquina a que llegues con el tiempo pegado a los talones. Tampoco te presentes en el lugar de la entrevista con muchísima antelación. Lo ideal es tocar a la puerta cinco minutos antes.

Imagen personal:

Y si hablamos de cartas de presentación, la imagen personal es el tercer punto y para muchos el más importante, aunque evidentemente no lo es todo. Para elegir tu vestuario, ten en cuenta el tipo de empleo al que optas.

Además de la ropa que elijas, que debe ser lo más neutral posible, cuida tu higiene.

Prepara el encuentro:

Otro de los consejos para una entrevista de trabajo es que te prepares el encuentro. Además de repasar bien tu currículum para que no te pillen desprevenido con algún dato que te pregunten, busca información sobre la empresa, descubre cuáles son sus objetivos y aspiraciones y trata de ofrecer lo mejor de ti para ayudaros a conseguir vuestras metas de forma mutua.

Si consigues conocer la filosofía de la empresa y mostrar que tú tienes la misma, tendrás mucho ganado.

redes sociales
Sé la mejor versión de ti mismo en la entrevista de trabajo

Lenguaje no verbal:

El lenguaje no verbal o la expresión corporal hablan mucho de ti mismo. Cuídalo. No te decimos que seas un experto en ello, pero sí que practiques determinados gestos frente al espejo y que cuides la manera en que te sientas o la forma en la que saludas.

Evita gesticular mucho mientras estás hablando y mantén siempre una actitud tranquila, confiada y respetuosa con el otro. Mira a los ojos a tu interlocutor, siéntate de forma erguida, pon las manos sobre la mesa y evita tocarte el pelo, demostrarás nervios.

Cuida tu comportamiento:

Muy relacionado con el punto anterior es el comportamiento que muestres durante la entrevista. Evita ser grosero, no interrumpas al entrevistador mientras está hablando y sobre todo no hables mal de tus antiguas empresas. Es mejor decir que la relación laboral terminó por «diferencias en nuestros objetivos» a contar lo mal que te trataba tu jefe o las peleas que tenías con tus compañeros.

Asimismo, cuida tu lenguaje, no digas bajo ningún concepto palabras malsonantes o errores lingüísticos.

Muestra tu mejor versión:

Otro de los mejores consejos para una entrevista de trabajo es mostrarte una persona a la que cualquiera le gustaría conocer y mantener a su lado. Sé positivo, muéstrate activo, aporta ideas, demuestra tus ganas de sacar adelante el proyecto y de trabajar en él como si fuera el tuyo propio.

Ten siempre una sonrisa en tu cara y elige las palabras adecuadas.

Vida sedentaria emprender tu propio negocio
Muestra una actitud profesional, responsable y alegre

Aporta algo diferente:

Como te hemos dicho antes, los CV cada vez impresionan menos. Esta generación está muy preparada, por lo que casi es más importante lo que proyectes tú como persona que lo que diga un papel. ¿Qué podemos aportar diferente? Tu actitud.

Sé creativo, sé educado, sé positivo y tendrás mucho ganado. Habla de tus aspiraciones y motivaciones, no de una manera individual, si no como grupo, alineándolas a las aspiraciones y motivaciones de la empresa.

Cuidado con las respuestas que das:

El personal encargado de hacerte las entrevistas sabe muy bien cómo enfocar las preguntas para sacar lo que quieran de ti, por lo tanto, cuida bien tus respuestas. No las pienses demasiado, pero tampoco respondas a la ligera. Sé concreto y responde a lo que te piden, sin liarte demasiado o entrar en detalles irrelevantes. Trata de mantener una línea temporal bien estructurada para evitar liar al interlocutor y no mientas. Si te pillan en una incoherencia no transmitirás seguridad.

Muestra flexibilidad:

Por último, el décimo de nuestros consejos para una entrevista de trabajo es que no pongas impedimentos y te adaptes bien a lo que te piden. Recuerda que ellos se tomarán su tiempo para pensar si te quieren en el trabajo o no y que tú también tendrás el mismo tiempo para hacerlo, por lo que si finalmente te cogen y por los motivos que sean no te interesa, siempre estás a tiempo de decir que no o de renegociar las condiciones. Pero no seas tú mismo el que vayas con el no por delante en la entrevista.

En la medida de lo posible, evita poner problemas en el tema del salario durante la propia entrevista o al menos déjalo para el final y trata de reconducir la conversación sin demostrar que el sueldo es tu mayor prioridad.

Esperamos que con estos diez consejos para una entrevista de trabajo consigas el puesto que tanto deseas. En cualquier caso, si no logras el trabajo hoy, recuerda que vendrán más oportunidades y que todas estas entrevistas te sirven como ensayo y error para hacerlo cada vez mejor y para que llegue el día en el que por fin te den el sí definitivo en el trabajo de tus sueños. No tienes que coger todas las oportunidades que lleguen, a lo mejor, la entrevista que hiciste ayer y para la cual te han dicho que no no era el trabajo de tus sueños y este te está esperando en la siguiente ocasión.

Recuerda: da la mejor versión de ti mismo siempre y conseguirás lo que te propongas, ya sea en el ámbito laboral o en el personal.

Sigue leyendo: ¿Conoces a los ladrones de tiempo en el trabajo?