Conoce la bronquiolitis, puede salvar tu vida


La bronquiolitis es de las llamadas infecciones respiratorias agudas que afectan de forma preferencial  a los niños pequeños. En nuestro artículo de hoy queremos ayudarte a conocer más sobre ella y otras infecciones respiratorias agudas.

Conoce más sobre el asma

¿Qué podemos considerar como las infecciones respiratorias agudas?

Las infecciones respiratorias agudas se conocen como aquellos procesos de naturaleza infecciosa que afectan  a las estructuras que integran el sistema respiratorio.

De hecho son consideradas un gran problema de salud debido a su gran morbilidad, es decir,  que afectan a un gran número de personas y a su elevado índice de mortalidad, sobre todo en países en vías de desarrollo.

Además, estas enfermedades muchas veces se acompañan de ausencias a la escuela  o el trabajo, necesidad de atención médica  y consumo de medicamentos.  Aunque generalmente se extienden de 7 a 14 días, pueden durar hasta 4 semanas.

¿Es frecuente la bronquiolitis?

En el niño las infecciones respiratorias agudas presentan una alta frecuencia siendo el principal motivo de consulta y de ingresos en los hospitales pediátricos,  por lo que constituyen una gran fuente de preocupación y estrés para los padres.

Sin embargo, estas infecciones respiratorias agudas son tratables y curables, y no todas tienen mal pronóstico. Este  es el caso de la bronquiolitis, que a pesar de tener una alta frecuencia, su pronóstico es excelente en la mayoría de los casos, siempre y cuando se diagnostique tempranamente  y se acompañe de la toma de  medidas correspondientes.

Si quieres aprender a sospechar cuándo tu niño presenta bronquiolitis y cómo proceder  en ese caso, lee detenidamente este artículo donde te explicamos los aspectos esenciales que debes conocer de la enfermedad, para que no la pases por alto y puedas contribuir a limitar sus efectos.

La bronquiolitis y la falta de aire en los bebés
La bronquiolitis es una enfermedad viral que afecta a los pequeños bebés causando falta de aire

¿Qué es la  bronquiolitis?

La bronquiolitis es considerada como una infección respiratoria aguda, que afecta los bronquiolos terminales. Estos son unas estructuras del sistema respiratorio que se encuentran dentro del pulmón y que participan en el complejo acto de la respiración.

La bronquiolitis es  característica de los niños y es  causada en la mayoría de los casos por  virus. El Virus Sincitial Respiratorio o   VSR, que resulta ser el responsable del 70 % de los casos de Bronquiolitis, aunque también en menor medida se conocen como responsables a rinovirus, adenovirus, metapneumovirus o bocavirus, entre otros virus que producen infecciones respiratorias agudas.

¿Hay niños más vulnerables que otros a contraer bronquiolitis?

Algunos factores pueden ocasionar un aumento del riesgo de padecer bronquiolitis. Entre ellos pueden citarse:

  • Edad: La bronquiolitis se presenta durante los 2 primeros años de vida. Sin embargo, aparece con más frecuencia en lactantes, es decir en niños menores de un año, principalmente entre los 3 y 6 meses de edad, siendo su incidencia máxima a los 6 meses.
  • Sexo: Comúnmente es el sexo masculino el más afectado por bronquiolitis.
  • Lactancia artificial y condiciones de vida: Es muy importante conocer el aumento del riesgo de contraer la enfermedad en lactantes que no han sido alimentados con el pecho y que viven en condiciones de hacinamiento.
  • Madres fumadoras: La bronquiolitis suele ser también más frecuente en lactantes cuyas madres son fumadoras en contraste con aquellas madres que no fuman.
  • Asistencia a guarderías: A pesar de que los niños en guarderías presentan un alto riesgo de contraer infecciones respiratorias agudas, los niños que son cuidados por sus propias madres en casa y estas son fumadoras se encuentran expuestos todo el tiempo al humo del cigarro y son mucho más vulnerables de padecer bronquiolitis.

¿La Bronquiolitis es selectiva de alguna época del año?

Resulta  interesante que la bronquiolitis se presenta por brotes epidémicos, es decir, que en una época específica del año se reporta el mayor número de casos. Esto se debe a que el Virus Sincitial Respiratorio circula generalmente entre los meses de septiembre a marzo, siendo una enfermedad de invierno y comienzo de la primavera, aunque el mayor número de casos se reporta entre enero y febrero.

¿Cómo sospecho la bronquiolitis en mi niño?

Además de lo expuesto anteriormente, existen síntomas y signos que te permitirán desde la casa pensar que tu niño puede presentar bronquiolitis.

Primero, el niño presenta manifestaciones de un catarro  común, como por ejemplo tos y estornudos durante alrededor de 48 horas. Estos síntomas pueden o no acompañarse de fiebre. El niño se muestra inapetente.

A medida que se desarrolla la enfermedad se manifiesta la falta de aire, y tos fuerte sibilante, es decir, que suena a modo de silbido; así se denomina a los estertores y ruidos que  indican estrechamiento de los bronquios.

También puede haber  una marcada irritabilidad. Además, puedes intentar comprobar en tu niño signos como:

  • Taquipnea, es decir un incremento de la frecuencia respiratoria, el niño respira entre 60 y 80 veces por minuto. Se muestra agitado, se observa la respiración aumentada a través de las costillas
  • Cianosis, es decir coloración azul verdosa de la piel debido al déficit de oxígeno
  • Aleteo nasal. Es un ensanchamiento de las fosas nasales durante la respiración
  • Hipersonoridad pulmonar. Se coloca la mano sobre la espalda o el pecho del bebé y se siente la respiración más fuerte de lo normal.
  • Espiración prolongada. El niño expulsa el aire con dificultad empleando más tiempo del habitual.

Es decir, si el niño tiene menos de 2 años, es invierno y presenta estos síntomas en particular la falta de aire, se puede sospechar  de Bronquiolitis y el niño debe ser consultado con el doctor más cercano, sobre todo si se trata de un lactante.

Todo esto y más,  lo comprobará el médico en la consulta con los medios necesarios. Este le realizará un examen físico general al niño y durante la inspección y la auscultación con el estetoscopio obtendrá todos los datos antes expuestos, incluyendo la sibilancia que completará el diagnóstico.

La bronquiolitis produce trastornos respiratorios en los niños ocasionando estrechez en los conductos respiratorios
Las manifestaciones clínicas de la bronquiolitis están fundamentadas en la obstrucción de los conductos del pulmón de los niños

Además, se podrá  realizar una radiografía de tórax que demuestra una hiperinsuflación pulmonar,  en otros términos, se ven los pulmones ensanchados, como inflados. También aumenta el diámetro anteroposterior del tórax  y se observan áreas de consolidación, es decir, áreas blanquecinas en el pulmón. En el hospital se realizarán diferentes exámenes para confirmar el diagnóstico.

En aquellos enfermos que se clasifican como leves, las manifestaciones desaparecen entre 1 y 3 días, mientras que en los enfermos graves la duración de la bronquiolitis se prolonga mucho más.

¿Cuál es el pronóstico de la bronquiolitis?

El periodo de más riesgo de la enfermedad es las primeras 48 a 72 horas después de comenzada la tos. Pasado este periodo la mejoría sucede de forma rápida y sorprendente. La recuperación completa sucede entre 3 y 5 días. De esta manera, el pronóstico se considera excelente en la mayoría de los casos.

¿Puedo confundir la bronquiolitis con alguna otra enfermedad?

Muy comúnmente la bronquiolitis suele confundirse con el Asma bronquial, sin embargo es muy difícil diagnosticar Asma Bronquial antes de los 2 años de edad y los niños en la mayoría de los casos tienen antecedentes familiares de esta enfermedad o antecedentes de alergia.

Deseas profundizar sobre el asma bronquial

Por otra parte, la bronquiolitis es característica del invierno y se presenta en forma de brotes epidémicos. De cualquier forma, ante la duda, el médico debe indicar la administración de una dosis de salbutamol y si el padecimiento es Asma bronquial, el niño mejora rápidamente. Sin embargo, de  ser bronquiolitis los síntomas se mantendrán. Se sospecha que en los niños que han sufrido bronquiolitis es mayor la probabilidad de padecer Asma bronquial, aunque esto todavía se discute.

A pesar de que el Asma bronquial es la enfermedad que más suele confundirse con la Bronquiolitis, hay otras enfermedades en el niño que deben descartarse, como es el caso de la Insuficiencia Cardiaca Congestiva, la presencia de un cuerpo extraño en la tráquea, la Tosferina y la intoxicación por organofosforados.

¿La bronquiolitis puede complicarse?

Las complicaciones de la bronquiolitis se presentan cuando los familiares no llevan al niño a atenderse al médico o no cumplen las instrucciones de este, o el niño presenta enfermedades que lo debilitan. Las complicaciones de la bronquiolitis no son frecuentes pero estas pueden ser:

  • Neumonía, o inflamación del tejido pulmonar
  • Otitis Media Aguda, o inflamación del oído medio
  • Edema pulmonar, o infiltración de líquido en el tejido pulmonar
  • Atelectasia, o colapso parcial del pulmón
  • Deshidratación

¿Puede fallecer su niño por bronquiolitis?

La tasa de mortalidad de la bronquiolitis es menos del 1 %. Los niños con bronquiolitis grave que presentan mayor predisposición a fallecer son aquellos menores de 6 meses que ostentan cualquiera de las subsiguientes características:

  • Pretérmino, es decir aquellos niños que nacen antes de las 37 semanas.
  • Inmunodeprimidos, es decir que su sistema inmune no presenta un funcionamiento adecuado.
  • Desnutridos
  • Los que presentan alguna anormalidad cardiaca o pulmonar
    La Bronquiolitis en los niños desnutridos
    La desnutrición es un factor que predispone a que ocurran complicaciones durante la evolución de la bronquiolitis en los niños

¿Cómo se trata un niño con bronquiolitis?

El tratamiento consiste en aplicar medidas generales y casi todos los casos pueden tratarse desde el hogar. Se debe ingresar un bebe con bronquiolitis si:

  • Tiene menos de un año
  • Presenta dificultad respiratoria progresiva
  • Presenta alguna enfermedad concomitante
  • No posee las condiciones en el hogar para recibir la atención necesaria.

Si el caso es leve, el niño resuelve con una adecuada hidratación, es decir una ingesta frecuente de líquidos. El niño debe presentar una alimentación adecuada y en caso de que reciba lactancia materna, esta no debe suspenderse.

En los niños con bronquiolitis que presentan alto grado de dificultad respiratoria o falta de aire, es decir casos moderados y graves, la medida fundamental será la oxigenoterapia o administración de oxígeno.

Es importante señalar, que si el niño presenta un marcado deterioro del estado general la hidratación debe realizarse por vía intravenosa en el hospital.

Desde la casa, si tu niño tiene ligera falta de aire y otros síntomas, pero no presenta un cuadro clínico grave, con reposo, hidratación y una adecuada alimentación, se curará rápidamente.

¿Puede evitarse la bronquiolitis?

Aunque la prevención es difícil, ya que la enfermedad es causada por virus que se encuentran en el medio ambiente, en algunos casos, sobre todos en niños más susceptibles de sufrir complicaciones, se recomiendan medidas preventivas.  Por ejemplo, en niños hospitalizados se cree útil el aislamiento, el lavado frecuente de manos antes de la manipulación del niño, el uso de protectores como mascarillas, guantes, capa, botas, entre otros aditamentos.

En casos de mayor riesgo se puede valorar para evitar la bronquiolitis  el uso de un medicamento que eleva las defensas inmunológicas como es el palivizumab.

En síntesis, la bronquiolitis atendida a tiempo por un médico debe tener un magnífico pronóstico.

Conoce más sobre el asma