Conoce la compatibilidad entre grupos sanguíneos


Entre grupos sanguíneos existe una compatibilidad específica muy importante. La misma  determina una serie de incidencias en la salud, tal como es el éxito de un procedimiento de transfusión sanguínea.

Existen grupos compatibles y no compatibles. Al desconocer esto, es posible exponernos a riesgos letales, entre ellos, una reacción hemolítica, que genera cuadros deficientes en el funcionamiento del organismo.

Los grupos sanguíneos tiene varios niveles de compatibilidad.
No todos los grupos son compatibles entre sí.

En el día de hoy vamos a conocer los diferentes tipos de sangre que existen, los grupos sanguíneos que les clasifican y las combinaciones a las que cada clase de sangre puede exponerse, además de la importancia fundamental por el bien de nuestra salud.

¿Qué son los grupos sanguíneos?

Los grupos sanguíneos corresponden a los diferentes tipos de sangre que existen. Si es A+ o B- esto es determinado por los antígenos presentes en los glóbulos rojos y también en el suero de la sangre, conocido como plasma sanguíneo.

Existen dos maneras de identificarlos. Está el sistema AB0 y el factor Rh. El AB0 determina 3 divisiones según la clase de antígenos: los antígenos A, los tipo B y una clase llamada 0 antígenos.

En base al factor Rh se conocen 4 tipos de grupos sanguíneos: A, B, AB y Rh. El Rh son las siglas de una proteína llamada Rhesus, que es comúnmente encontrada en los glóbulos rojos.

Es posible subdividir los tipos de sangre en positivo y negativo de acuerdo a los niveles de Rh. Eres positivo si está incluida en forma estable, pero si eres negativo quiere decir que la posee con modificaciones.

Sistemas de grupos

Pero ¿cuántos sistemas de clasificación existen en total? Además de las dos anteriores y sus respectivas divisiones, es importante saber que existen otros 32 tipos menos generales.

Además de la clasificación AB0 y factor Rh, es también posible considerar los tipos de sangre en base al sistema:

  • MNS.
  • Duffy.
  • Diego.
  • P.
  • Lutheran.
  • Kell.
  • Lewis.
  • Kidd.
  • Fisher.
  • I.
  • Lackys.

Grupo sanguíneo A, B y 0

Cuando se tiene sangre tipo A esto significa que formulan antígenos A en la superficie de los glóbulos rojos y anticuerpos contra los antígenos B en el plasma. También hay personas que son sangre AB y es porque no fabrican anticuerpos contra ninguno.

En el caso de los tipos de sangre B, la persona posee glóbulos rojos que poseen antígenos de tipo B en su superficie y anticuerpos en el plasma que van en contra de los antígenos A.

Los pacientes clase O no poseen antígenos en la superficie de los glóbulos rojos. No existe presencia ni de A o B en la sangre. Pero los anticuerpos en su plasma van en contra de ambos tipos.

¿Qué implicaciones tiene contra nuestra salud? Si una persona tipo A recibe sangre de una con tipo B, cuyo plasma fabrica anticuerpos contra dicha clase, esto generará una reacción hemolítica.

Receptor vs donador

Grupos sanguíneos y los donadores.
Es importante comprender los fundamentos entre donador y receptor

Junto a entender la compatibilidad de los grupos, es importante conocer el principio entre receptor vs donador, debido a que tiene ciertas consideraciones en pro del éxito de un procedimiento.

Las personas de sangre tipo del grupo O negativo son considerados donantes universales. Sin embargo, ellos no pueden recibir cualquier tipo de sangre. Es obligatorio que reciba de su misma clase.

Un paciente O negativo es un donador universal pero no un receptor universal. Esto quiere decir que si bien pacientes pueden recibir su sangre, sin importar si es A o B, el donador solo puede recibir de su mismo tipo.

Al momento de donar, la sangre es separada de sus hemo componentes, entre ellos, los glóbulos rojos y el plasma sanguíneo. De tal manera se procede a determinar la clase y la respectiva compatibilidad.

Confusiones en terminología O – 0

Las denominaciones sangre tipo O y 0 poseen ciertas confusiones debido a que están extendidas de forma generalizada. Existen fuentes que certifican que el O representa libre de antígeno, ya que la preposición Ohne significa “sin” en alemán.

Pero para representar el “0” propiamente en el idioma germano entonces es propicio usar el vocabo Null. También existe cierta confusión al momento de plantearlo en idioma inglés ya que tanto la O como el 0 se pronuncian de forma igual: ou.

En Centroamérica y el Caribe es más común llamar al paciente O como O positivo, en lugar de 0 positivo. Esta última denominación es solo empleada en una persona que será sometida a una prueba diagnóstica por infección.

Compatibilidad

Existen ciertas combinaciones permitidas entre los grupos. Ya vimos en el ejemplo anterior el por qué las personas de tipo O pueden transfundir a cualquier de otro tipo de sangre pero deben recibir de su misma clase.

Sin embargo, esto es solo el comienzo al ahondar en la compatibilidad. Si bien existe una tabla entera que colabora en la determinación de la posible transfusión a realizar, vamos a conocer las más empleadas en cada clase de antígenos.

  • El paciente tipo 0 es un donante universal porque le puede donar a cualquiera.
  • Una persona de AB+ puede recibir de cualquier grupo siendo un receptor universal.

Entre individuos del mismo tipo no existe riesgo alguno, es decir:

  • AB+ dona AB+ y solo recibe AB+.
  • A+ dona para A+ y AB+ pero solo recibe de A+ y A-.
  • Los pacientes AB no pueden donar a los que son solo sangre tipo A o los de tipo B porque pueden generar una reacción hemolítica.

¿Qué los determina?

De acuerdo a los estudios de Gregor Mendel, el factor hereditario es controlado por un gen de 3 alelos: el 0, el A y el B. El alelo de clase A puede producir tipos A; el alelo de B produce sangre tipo B y el alelo 0 da como resultado tipos 0.

Existen dos grupos sumamente dominantes con respecto a un tercero. Se trata de los tipos de sangre A y B. Tienen mayor incidencia en aparición que la preponderancia de los alelos 0.

También ocurre que pacientes heredan alelos 00 por lo que su sangre posee tipo O. en el caso de AA y A0 o BB y B0, los mismos dan lugar a los tipos B. Si son tipo AB es porque tienen ambos genotipos por relación de co-dominancias entre A y B.

Importancia de conocer estos grupos

Es importante conocer el tipo de sangre al que pertenecemos y la consiguiente compatibilidad e incompatibilidad debido a que, podemos exponeros al riesgo de reacción inmunológica.

Cuando ocurre un cuadro de este tipo es posible sufrir de anemia, fallo renal, choque circulatorio, e incluso, es potencialmente letal. Es extremadamente difícil encontrar a 2 personas con el mismo tipo de sangre.

Siendo necesario conocer la compatibilidad y la posibilidad que existe de aprovechar los presentes en el suero sanguíneo. Por otro lado, existen ciertas ciencias que están enfocadas en los grupos sanguíneos.

Hemoterapia

Conocer los grupos de sangre generales es indispensable en la hemoterapia. De esta forma garantiza que las transfusiones realizadas resulten satisfactorias. El primer paso es determinar el tipo AB0 y Rh entre las partes involucradas.

Ginecología y obstetricia

Al momento de diagnosticar una enfermedad hemolítica en un recién nacido y proceder con el respectivo tratamiento, es fundamental saber el grupo sanguíneo al cual el mismo pertenece.

Por ejemplo, una afección de la sangre en un bebé puede ser determinada en base al factor Rh+. Si el factor en el padre es positivo al igual que en el bebé pero la madre es negativo entonces es determinada una reacción antigénica.

Antropología

Descubrir las interrelaciones evolutivas en el estudio de las poblaciones a través de la antropología se requiere un análisis de estos grupos, determinados con predominancia en cada etnia en específico.

Grupos sanguíneos negativos y positivos

El signo positivo o negativo es determinado por el sistema de factor Rh. Es así como un paciente de A, B, O y AB puede resultar positivo o negativo en base a este indicador.

Con esta consideración existen 8 grupos de sangre básicos de los cuales se desprenden cuatro más en base al Rh positivo y el Rh negativo. Todo radica en la repercusión de la compatibilidad de la sangre utilizada en la transfusión.

Esta clasificación es la que se tiene en mayor consideración por la facilidad en determinar la compatibilidad sanguínea de forma específica, haciendo disminuir el riesgo de una reacción hemolítica.

Geografía de los grupos sanguíneos

Grupos sanguíneos y la geografía
La raza influye en el tipo de grupo sanguíneo.

Se ha determinado que los grupos también varían con respecto a la raza. En Asia se tiene mayor número de pacientes del grupo B mientras que en Europa resulta más general el grupo O.

De acuerdo a la distribución mundial, los caucásicos son 37% O positivo, 8% O negativo, 33% A positivo, 8% A negativo, 9% B positivo, 2% B negativo, 3% son AB positivo y 1% resultan AB negativo.

Los afroamericanos poseen los respectivos grupos:

  • 47% O positivo,
  • 4% O negativo,
  • 24% A positivo,
  • 2% A negativo,
  • B positivo 18%,
  • B negativo 1%,
  • 4% AB positivo,
  • 0.3% AB negativo.

Los hispanos son mayoritariamente grupos sanguíneos O negativo con 53%; seguido del grupo A+ con 29%, y luego solo 9% B positivo, dejando un 4% para los O negativos. Mientras que los asiáticos son también O positivo en la mayoría con 39%, seguidos de A+, B+ y O- con 4%.

Te puede interesar: 3 razones para hacerte un análisis de sangre cuanto antes