¿Cómo quitar los callos? Remedios y soluciones para unos pies sanos


Si te preguntas…¿cómo quitar los callos? Estos endurecimientos en la piel de los pies provocan gran molestia al caminar. Tienen diferentes causas y pueden aliviarse con algunos remedios naturales que puedes realizar en casa. Lo mejor, claro está, es prevenir su aparición, pero una vez que aparecen lo mejor es quitarlos.

Es conveniente que leas: ¿Te preocupas del cuidado de los pies?

¿Qué son los callos?

Los callos o hiperqueratosis son una de las dolencias más comunes en los pies, que aparecen como un endurecimiento en la piel del pie de color amarillento por la compactación de las células muertas de la epidermis.

Callos y callosidades
Los callos son en su mayor parte producidos cuando la piel está deshidratada o por rozaduras del calzado

Si eres de las que acostumbran a utilizar zapatos demasiado ajustados, tenis sin calcetines y además adoptas malas posturas o tienes problemas óseos es probable que en algún momento aparezcan los molestos callos.

Principalmente se localizan en la planta del pie, y provocan un dolor más o menos moderado, aunque también pueden aparecer en la parte superior de los dedos con un dolor un tanto más fuerte. También se desarrollan en las manos, en las personas cuyos trabajos implican realizar esfuerzos continuados en ciertas zonas, como los músicos o los ciclistas.

La buena noticia es que de cualquier manera siempre que la callosidad no se considere severa y requiera ayuda especializada para removerlos, existen algunos remedios que puedes hacer en casa para eliminarlos.

¿Por qué se producen los callos en los pies?

Los callos en los pies se producen por uso de calzado inadecuado. Cuando ocurre el rozamiento continuado sobre una  zona, el pie desarrolla varias capas de piel dura llamadas callos o callosidades para protegerse.

Aparecen igual por rozamiento que si usas con frecuencia tacones. También se desarrollan si calzas zapatos de una talla mayor o menor de la que requieres. ¿Más causas?

  1. Por rozamiento al practicar ejercicios físicos sin utilizar medias.
  2. Si presentas algún tipo de problema óseo o malformaciones en los pies.
  3. Cuando caminas con tacones, arrastras los pies y empleas zapatos poco adecuados.
  4. Si no mantienes una adecuada higiene y no los hidratas.

Lo idóneo es prevenir la aparición de los callos. Para ello, es imprescindible que mantengas los pies hidratados y uses calzado que no te lastime.

Diferencias entre callos y callosidades

Los callos y las callosidades se diferencian por el engrosamiento de la piel. Por supuesto puedes presentar además los clavos u «ojos de gallo». Estos tienen una forma cónica y provocan un dolor bastante fuerte y molesto para caminar. También pueden deberse a verrugas plantares, pero estas son causadas por infecciones y si deben ser removidas por el podólogo.

Piel de los pies deshidratada
Los callos y callosidades aparecen en las zonas de mayor roce del calzado y de apoyo de la planta del pie

Consejos para prevenir los callos

Para prevenir los callos lo primero es conocer qué calzado es el que te provoca molestias y no utilizarlos. Debes emplear cotidianamente un calzado que permita la entrada de aire y así disminuye el sudor, puedes emplear también algún talco antitranspirante. En el caso de emplear zapatos cerrados, colócate siempre calcetines o medias.

Cuando te bañes, no descuides tus pies: estos deben mantenerse limpios y secos. Como un consejo adicional te proponemos que luego de regresar del trabajo o un paseo, remojes tus pies en agua caliente con jabón líquido o vinagre. Descansa unos 10 o 15 minutos y verás los resultados.

Quitando callos
En ocasiones para quitar los callos es necesario aplicar métodos más agresivos porque no se solucionan con remedios naturales

¿Cómo quitar los callos, sin acudir al podólogo o quiropedista?

Una vez que aparecen, la mejor solución es quitarlos. Para ello te ofrecemos algunos consejos y remedios que puedes realizar de forma sencilla en casa.

Piedra pómez

La piedra pómez elimina la piel muerta, suaviza la callosidad y mejora el dolor. Para emplearla, primero coloca los pies en agua caliente unos 10 minutos. Una vez ablandada la piel, frota con la piedra suavemente. Luego seca bien los pies y cubre el callo con un algodón con aceite de ricino toda la noche. Retira en cuanto despiertes y lava bien los pies. Puedes hacerlo varias veces a la semana.

Ortigas

Emplea las flores y tallos de las ortigas. Lava bien, licua y aplica el zumo obtenido sobre los callos diariamente.

Otra manera es preparando una infusión, en un litro de agua hervida agrega las hojas de ortiga y cocina 10 o 15 minutos a fuego lento. Cuela, entibia y humedece los pies. Puedes conseguir mejores resultados si cubres el pie con una gasa o algodón de 30 minutos a 1 hora.

Caléndula

Es conocida como regeneradora, antiséptica y cicatrizante. Utiliza las hojas de una caléndula y forma una pasta machacando. Luego aplica sobre el callo. Obtendrás mayores beneficios si la aplicas una hora antes de dormir.

Molestos callos
Siempre tienes una alternativa adecuada para quitar los callos, aquí algunas soluciones para que no padezcas de sus molestias

Cebolla

Conocida como cicatrizante, emoliente y antiinflamatoria. Emplea la mitad de una cebolla y frota el callo. Puedes dejarla cubriendo con una venda limpia. Aplica antes de acostarte y duerme con ella puesta: así el jugo penetra en la piel y es un remdio efectivo para quitar los callos.

Ajo

Excelente emoliente, antiséptico, antimicótico y exfoliante. Puedes aplicar el jugo del ajo previamente machacado junto con aceite de oliva. Cubre con una venda antes de acostarte para que actúe mientras duermes. Esta práctica permitirá quitar los callos poco a poco.

Higos

Reconocidos como hidratantes, emolientes, antiinflamatorios y multivitamínicos. Además contienen minerales beneficiosos para la salud de tu piel. Aplica sobre los callos durante un rato para que ablande las rugosidades.

Limón

Tiene propiedades cicatrizantes, calmantes y emolientes. Emplea una rodaja de limón y coloca sobre los callos, cubre con una venda limpia y reposa así durante la noche.

Bicarbonato de sodio

Mezcla dos cucharadas de bicarbonato con agua hasta lograr una pasta espesa. Aplica sobre los callos con movimientos circulares y al terminar enjuaga con agua tibia. Para quitar los callos, agrega unas gotas de limón.

Una buena combinación

Vinagre blanco, cebolla y piedra pómez: con esta combinación eliminas la piel dura y además desinfectas tu piel. Además, es buena para prevenir los hongos.

Limando callos
Después de aplicar algunos remedios para quitar callos es conveniente limar los callos para eliminar el tejido muerto

Dentro de un recipiente con vinagre blanco agrega 3 rodajas de cebolla. Luego aplica sobre los callos, tápalos con una gasa y mantenlos así durante la noche. Al despertar, retira con agua tibia y frota los callos con piedra pómez o una lima. Para un tratamiento completo, hidrata los pies con aceite.

Algo que debes conocer…

Estos remedios caseros son una respuesta efectiva al cómo quitar los callos, pero si tu problema se ha tornado severo o sufres de pie diabético es recomendable que acudas a un podólogo para su tratamiento.

Quitar callos
Hay diferentes procedimientos para quitar los callos, comienza por los remedios naturales, pero puedes acudir a otras alternativas

No intentes arrancarlos o cortarlos: esto te provocará más dolor y puede producirte laceraciones, infecciones y empeorar las molestias.