Cómo destapar un oído… ¡sin fracasar en el intento!


¿Cómo destapar un oído cuando tenemos la desagradable sensación de uno o ambos oídos tapados? La obstrucción de los oídos puede deberse a distintas causas, desde diferencias de presión dentro del oído hasta infecciones, pasando por tapones de cerumen o penetración de agua.

Cada caso tiene sus causas, características, formas de destapar el oído y consecuencias si las cosas no se hacen correctamente. Realmente tus oídos son un delicado mecanismo que te permite no sólo escuchar sino también mantener el equilibrio por lo que… ¡merecen los mayores cuidados!

Otros artículos que te pueden interesar: ¿Cómo podemos aliviar el dolor de oído?

Tapon de oidos
Cuida tus oidos para evitar taponamientos

Cómo funciona el oído

Para comenzar, repasemos la anatomía y funcionamiento del oído como lo muestra esta cartilla de la NIH. El oído tiene tres partes: oído externo, medio e interno. El oído externo es la parte visible, es decir, la oreja, encargada de captar las ondas sonoras y enviarlas hacia el conducto auditivo externo, que comunica con el oído medio.

Aquí, en los oídos medios, hay diversos órganos importantes: el tímpano, que es una lámina de tejido membranoso y la cadena de huesecillos. Cuando los sonidos llegan al tímpano éste vibra, y los huesecillos captan y amplifican las vibraciones, transmitiéndolas al oído interno. El interno convierte las vibraciones en impulsos nerviosos que llegan al cerebro, y éste los interpreta en forma de sonidos. Complejo, ¿no es cierto? Y maravilloso, como todo lo que sucede en nuestro organismo…

Ahora bien: para que todo esto se produzca adecuadamente y realmente nuestro cerebro nos devuelva los sonidos como son producidos, la presión del aire en el oído medio debe ser la misma que en los oídos exteriores. El órgano encargado de igualar las presiones es la trompa de Eustaquio. Es un conducto que comunica el oído medio con garganta por detrás de la nariz permitiendo la entrada de aire desde el exterior, y está recubierta de mucosidad.

Obstrucción de los oídos por mucosidades

Otra de las funciones de la trompa de Eustaquio es drenar hacia la garganta mucosidades del oído que, de otra forma, se acumularían en el oído medio. A veces las trompas de Eustaquio se obstruyen, por ejemplo a causa de un resfrío o una alergia que tapa las vías nasales. Los fluidos comienzan a acumularse en el oído medio que normalmente está lleno de aire, provocando el taponamiento y mocos en el oído y dificultades en la audición en forma temporaria.

Este tipo de obstrucción es transitorio ya que el fluido drena naturalmente sin necesidad de realizar ninguna maniobra para destapar el oído ya que se seca al llegar al oído externo y se remueve con la higienización normal, pero da la sensación de oídos tapados y hay una leve disminución de la audición.

Sin embargo, si el fluido se contamina con bacterias puede infectarse provocando una inflamación llamada otitis. El fluido infectado drena en forma de pus y este problema debe ser atendido por el médico. Es muy habitual en los niños, ya que sus trompas de Eustaquio son más cortas y horizontales facilitando el acceso de virus y bacterias a los oídos medios, y también es más fácil que se taponen ya que son más estrechas y blandas.

Oido tapado niños
Los oidos tapados son más comunes en los niños

Cómo destapar un oído taponado por la altura

Es habitual, al viajar en avión o superar determinadas alturas, sentir un taponamiento en los oídos. Esto se debe a las diferencias de presión, ya que la presión cambia con la altitud y puede provocar un bloqueo a ambos lados del tímpano.

¿Cómo destapar en estos casos? Es simple: los actos de deglutir o bostezar permite que se abra la trompa de Eustaquio y el aire fluya y estabilice la presión. La estrategia más habitual es masticar goma de mascar; en algunos casos puede recomendarse un descongestivo una hora antes de volar.

También se puede intentar respirar con la nariz tapada y la boca cerrada; esta maniobra permite -Debe hacerse con cuidado ya que si se hace con demasiada fuerza puede causar daños a los órganos del oído o permitir la entrada de bacterias.

Obstrucción de los oídos por tapón de cerumen

El conducto externo está revestido de pelos y posee unas glándulas que producen un aceite llamado cerumen. Este exudado drena naturalmente hacia la abertura del oído, donde se seca y cae o se elimina lavando los oídos. La función del cerumen es proteger impidiendo la entrada de polvo, bacterias u objetos pequeños que pueden dañar el oído, y también evitar irritaciones por penetración de agua.

Para evitar infecciones o inflamaciones de los oídos te recomendamos no limpiar con demasiada frecuencia ni fuerza los oídos, ya que puedes remover el cerumen normal y dejar expuesto los oídos. Tampoco se recomienda el uso de hisopos (sólo se permiten para limpieza de la oreja). No introduzcas ningún objeto en los oídos.

En algunas personas estas glándulas producen más cerumen del que puede eliminarse naturalmente. El cerumen extra se endurece y forma un tapón que bloquea la audición. ¿Cómo destapar un oído en estos casos? La forma de eliminar el tapón de cerumen es mediante una limpieza con aceite para bebés, agua tibia o aceite mineral. Pero debes ser muy cuidadosa, ya que en ocasiones, en vez de destapar el oído empujas el tapón de cera más adentro empeorando la situación.

Aceites esenciales
Utiliza aceites naturales para destapar oidos

Quita el tapón de cerumen siguiendo estos pasos:

  • Utiliza agua a temperatura ambiente;
  • Sostén la cabeza erguida y jala la oreja suavemente hacia arriba;
  • Con un jeringa dirige un pequeño chorro de agua contra la pared del oído, nunca directamente sobre el tapón ya que puedes dañar el oído o causar una infección;
  • Inclina la cabeza para que drene el agua, al hacerlo arrastrará el tapón de cerumen. Repite varias veces hasta quitarlo completamente;
  • Seca suavemente.
  • Otro procedimiento es mover la cabeza hasta que quede paralela al suelo, con los oídos afectados hacia arriba, e introducir dos gotas de agua oxigenada. Dejar actuar el agua oxigenada unos diez minutos y dar vuelta la cabeza para que el agua caiga por efecto de la gravedad.
  • Limpia como se indicó en el caso anterior.
  • Si no puedes extraer el tapón de cerumen en casa o no te animas a hacerlo por tu cuenta, concurre al consultorio médico.

Sigue leyendo más: ¿Sabes cómo puedes acabar con la caspa?