¿Cómo curar las verrugas genitales? Te contamos todo sobre ellas


Puede ser que te estés preguntando  ¿Cómo curar las verrugas genitales?, porque siempre la aparición de estas lesiones en un área tan sensible son motivo de preocupación. En pocas ocasiones se acude al dermatólogo o al ginecólogo ya sea por vergüenza o porque no se le da la importancia necesaria.

Para mayor información complementaria sobre el tema, te invito a leer: ES TIEMPO DE HABLAR DE LAS VERRUGAS GENITALES

En reiteradas ocasiones en Actitud Saludable hemos abordado el tema de las verrugas genitales. También se les conoce como verrugas venéreas, o condilomas acuminados.  Es la enfermedad de transmisión sexual más común y la aparición de estas lesiones es el síntoma principal y la evidencia fundamental de haber adquirido una infección con el virus del papiloma humano.

Las verrugas genitales  son muy contagiosas y se transmiten por el sexo vaginal, oral y anal. Estas lesiones pueden ser molestas y además dolorosas, y particularmente en las mujeres aumentan el riesgo de cáncer uterino.

Verrugas venéreas
En los hombres las verrugas genitales se pueden localizar en la base del pene y son fácilmente visibles, en las mujeres se hace más difícil porque en ocasiones se sitúan en el interior de la vagina

¿Por qué aparecen las verrugas genitales?

Como previamente mencionamos las verrugas genitales son causadas por el virus del papiloma humano (VPH), y es considerada una enfermedad de transmisión sexual. Todas las personas en edad sexual activa son potencialmente propensas a padecerla, existiendo más de 100 tipos virales. Si bien las mujeres pueden presentarlas de forma más frecuente que los hombres, su diagnóstico puede ser más difícil pues pueden ser no visibles por su posible localización en el interior de la vagina y el cérvix.

Las verrugas genitales son protuberancias de poco tamaño y de color carne o blanquecinas, e incluso pueden ser tan pequeñas que pueden pasar inadvertidas por la o el portador. En el caso de las mujeres, aparecen principalmente en la vulva, la vagina, el ano y en el cuello uterino. Los hombres las presentan en el pene, el escroto o el ano, pero las verrugas también pueden aparecer en la boca o garganta del paciente si este tuvo relaciones orales con una persona infectada.

Condilomas acuminados
La localización de las verrugas genitales en la mujer se corresponden con la vulva y la vagina, en el hombre en el pene, el escroto y en ambos sexos en la región anal y perianal

Si la persona tiene un buen sistema inmunológico, este enfrenta el virus y puede ser que nunca se manifieste. No obstante, existen factores de riesgo que pueden aumentar la probabilidad de contraer esta infección. Los más recurrentes son mantener una vida sexual activa sin protección, haber padecido de otra infección sexual, o haber comenzado a tener relaciones sexuales en edades muy tempranas.

Las pacientes deben conocer que las verrugas genitales pueden tener complicaciones si no se atienden a tiempo. También durante el embarazo la gestante presenta dificultad al orinar, sangramientos a la hora del parto, y el bebé puede nacer con afectaciones.

Síntomas acompañantes de las verrugas genitales

La sintomatología de las verrugas genitales es fácilmente identificable: son pequeñas inflamaciones que son referidas por los pacientes como pelotitas o granitos de color carne, blanquecino o gris en la zona genital. Las verrugas pueden reproducirse y su aspecto es semejante al de una coliflor.

Pueden provocar escozor, dolor, sangrado durante las relaciones sexuales y molestias al orinar, si se ubican cerca de la uretra.

Piel sana y con verruga
El Virus del Papiloma Humano cuando se localiza en la piel pueda dar origen a las verrugas genitales y se pueden apreciar las diferencias entre una piel sana y otra afectada

¿Cómo curar las verrugas genitales?

Para responder a la pregunta de ¿Cómo curar las verrugas genitales?, lo primero que es necesario es efectuar el diagnóstico correcto, para ello lo que debe hacer cualquier persona que presente lesiones en esta zona es acudir al especialista. De acuerdo a la localización podría ser un dermatólogo o un ginecólogo. Si tiene pareja estable, será necesario que ambos acudan a consulta, pues lo más probable es que tu compañero o compañera esté también infectado con el virus del papiloma humano, aunque aún no haya desarrollado verrugas genitales.

El facultativo, luego de valorar la zona afectada del cuerpo, la cantidad, tamaño y recurrencia en la aparición de las verrugas, procederá a indicar el tratamiento correspondiente. Este puede ir desde la administración de medicamentos, hasta procedimientos quirúrgicos.

Smear PAP
El frotis de Papanicolaou es un procedimiento que permite conocer el grado de cambios celulares y determinar si hay lesiones precancerosas o cancerosas asociadas con el Virus del papiloma humano

En el caso de las mujeres, se realizará además una prueba citológica llamada test de Papanicolaou para diagnosticar cáncer cervicouterino, pues las verrugas genitales son un factor de riesgo para el desarrollo de esta enfermedad.

Hay dos vías fundamentales para el tratamiento de las verrugas genitales el medicamentoso y la cirugía.

¿Cómo curar las verrugas genitales con fármacos?

El virus del papiloma humano como tal no tiene cura pero si las verrugas genitales. Entre los medicamentos que pueden ser efectivos se encuentran:

Imiquimod

Uno de los medicamentos más empleados es la crema Imiquimod.  Se aplica en las zonas afectadas tres veces semanalmente por 16 semanas. Se plantea que esta crema estimula la capacidad del sistema inmunitario para combatir las verrugas.

Se recomienda evitar el contacto sexual mientras tenga la crema en la piel y mantener una correcta higiene en el aseo matutino. La crema puede producir efectos secundarios locales así como dolor en el cuerpo, fatiga, erupciones y tos.

Podofilina y podofilox

Los dos contienen una resina vegetal que es capaz de destruir el tejido de las verrugas, pero el primero debe ser aplicado por el médico y el podofilox lo puedes aplicar con seguridad en tu propia casa.

Es común que la primera aplicación la efectúe tu médico y después puede continuar la persona por si misma bajo las instrucciones del médico. No debe ser empleada en mujeres embarazada, ni aplicarse internamente. Puede producir leve irritación de la piel, ampollas y dolor en la zona.

Ácido tricloroacético

Las aplicaciones de ácido tricloroacético provocan una quemadura en la verruga, pero en este caso es producida por un agente químico. Puede ser empleada cuando las lesiones están localizadas internamente. Podria ocasionar una leve irritación de la piel, ampollas y dolor.

Sinecatechins

Esta crema se usa para tratar verrugas genitales externas y verrugas en el conducto anal o alrededor de este. Los efectos secundarios a menudo son leves y pueden consistir en enrojecimiento de la piel, picazón o ardor, y dolor.

Inyección de Interferón alfa-2b

Otro tratamiento medicamentoso consiste en la inyección de Interferón alfa-2b en la base de las verrugas, con una frecuencia de tres veces a la semana durante tres semanas. De ser necesario puede continuar con el tratamiento hasta por 16 semanas.

Cirugía ginecológica
En ocasiones es necesario recurrir a procedimientos quirúrgicos para la eliminación de las verrugas genitales, aunque existen diversas alternativas antes de llegar a esta variante

¿Cómo curar las verrugas genitales con procedimientos quirúrgicos?

Cuando las verrugas son grandes y si estas no responden a los medicamentos previamente descritos en los 3 a 4 meses posteriores al inicio del tratamiento podrían recomendarse procedimientos quirúrgicos. También podrían ser necesarios en embarazadas antes de producirse el parto. Las opciones quirúrgicas podrían ser las siguientes:

Crioterapia

La congelación empleando nitrógeno líquido, es un procedimiento que provoca una ampolla alrededor de la verruga y al cicatrizar se desprende la verruga y sale piel nueva. En ocasiones es necesario repetir el procedimiento Por lo general un 80 % de los pacientes son curados totalmente entre las 6 a las 12 semanas del tratamiento. Pueden producir inflamación y dolor.

Cauterización mediante calor

Para llevarla a cabo se emplea un electrocauterizador que mediante una corriente eléctrica provoca una quemadura de la verruga. Al igual que el anterior puede producir dolor e inflamación. La electrocirugía es empleada cuando las lesiones se presentan en pequeñas cantidades.

Tratamientos con láser

Este recurso es solo empleado para verrugas muy difíciles de tratar o muy grandes, es un procedimiento más costoso y puede producir dolor y cicatrices. Ahora bien cuando la persona ha presentado recurrentemente verrugas genitales, el médico puede emplear un procedimiento ambulatorio con cirugía láser, luego del cual indicará analgésicos para aliviar el dolor que puede provocar.

Extirpación quirúrgica

En ocasiones la localización o las molestias hace aconsejable la extirpación de las verrugas vaginales empleando anestesia local o general.

Prevención contra el virus del papiloma humano

Como no existe cura para el virus del papiloma humano, sino para eliminar las verrugas, el mejor tratamiento es la prevención. Utilice siempre el condón en sus relaciones sexuales: este reduce la probabilidad de infestarse.

El Comité Asesor Nacional sobre Prácticas de Inmunización de los Estados Unidos de América,  recomienda la vacunación de manera preventiva contra el virus del papiloma humano, tanto las niñas como en los niños con edades comprendidas entre los 11 y los 12 años. De igual forma, se recomienda que tanto las niñas como las mujeres de hasta 26 años de edad, y los niños y los hombres de hasta 21 años sean vacunados.

En el caso de los hombres pueden ser vacunados incluso hasta los 26 años: la vacuna previene la transmisión a las mujeres, y otras enfermedades relacionadas con este virus, incluyendo el cáncer.

Se ha demostrado que todas aquellas personas que han sido vacunadas contra el virus del papiloma humano entre los 21 y los 30 años de edad reducen hasta un 50 por ciento la probabilidad de contraer verrugas genitales. Es una opción muy beneficiosa y de forma general los efectos secundarios de las vacunas son leves.

De igual forma, resulta recomendable que las mujeres se realicen pruebas de Papanicolaou periódicamente. La prevención y atención temprana de las verrugas genitales siempre será la mejor vía para evitar mayores riesgos y complicaciones.

Te invito a leer: FOTOS DE VERRUGAS GENITALES, ¡SOS! APRENDE A IDENTIFICARLAS