Colesterol alto: la información que necesitas para concienciarte y acabar con él


Te acabas de hacer unos análisis de sangre y te han dicho que tienes el colesterol alto. Pero, ¿qué es exactamente? ¿Cómo se produce y sobre todo cómo podemos bajarlo? El colesterol alto es un problema muy habitual en la población y sin embargo, no por ello debemos restarle importancia. Si no lo controlamos, sus consecuencias pueden ser fatales.

Por ello, te hemos preparado una mini guía para que sepas más sobre este creciente problema y no le des la espalda.

Otros artículos que te interesarán: ¿Existe una dieta definitiva para el colesterol?

El cerebro y el corazón se pueden afectar por el colesterol alto
El colesterol alto está asociado a enfermedades cardíacas y cerebrovasculares

¿Qué es el colesterol?

El colesterol es un producto que genera el hígado y que contribuye al funcionamiento de algunas hormonas, entre otros. Está compuesto por dos valores: el colesterol malo (LDL) y el colesterol bueno (HDL). ¿Por qué se llaman así? La razón está en que mientras que el LDL se queda en las arterias, el HDL se encarga de eliminarlo de ahí.

Hablamos de colesterol alto cuando los niveles superan las siguientes variables:

  • Colesterol total: >200 mg./dl.
  • LDL: >130 mg./dl.
  • HDL: <35 mg./dl. (hombres) o <40 mg./dl. (mujeres)

Riesgos de tener el colesterol alto

Si no podemos remedio para bajar ese colesterol alto, estaremos comprometiendo gravamente nuestra salud. Además, hay algunos grupos de riesgo con mayor predisposición a sufrir accidentes por culpa de este colesterol alto, como los fumadores, diabéticos, obesos o pacientes con tensión alta.

Algunos de los riesgos más destacados son:

  • Accidente cardiovascular
  • Arteriosclerosis
  • Angina de pecho
  • Infarto
colesterol y ateroma
El exceso de grasas y colesterol se va acumulando en las arterias formando una placa, llamada placa de ateroma, esto puede provocar taponamiento y como consecuencia un infarto.

La clave está en la alimentación

La falta de ejercicio favorece la aparición del colesterol alto, además de la predisposición genética de cada paciente, pero hay un elemento que gana por goleada si buscamos culpables: la alimentación. Es muy importante conocer cuáles son los alimentos que elevarán nuestros niveles de LDL. No te confíes por estar delgado o sentirte sano: el colesterol no avisa, no se manifiesta ni se refleja y tan solo podrás conocerlo a través de un análisis de sangre.

Para saber cuáles son los alimentos más peligrosos para el colesterol, basta con usar el sentido común y evitar aquellos que de por sí no son demasiado recomendados, como:

  • Alimentos ricos en grasas saturadas
  • Bollería industrial
  • Precocinados
  • Comida basura (hamburguesas, patatas fritas de bolsa, fritos…)
  • Lácteos enteros
  • Salsas (mahonesa, ketchup…)

Consejos para bajar el colesterol alto

Si necesitas reducir tus niveles de colesterol, hay algunas pautas que puedes seguir para lograr tu objetivo. En general, consiste en llevar una vida sana y cuidarte.

La actividad física es muy conveniente para el colesterol alto
La actividad física es determinante para no tener el colesterol alto
  • Lleva una alimentación sana y equilibrada: evita la comida basura, las grasas y los fritos y apuesta por frutas, verduras y alimentos ricos en nutrientes como el aceite de oliva, la fibra o las legumbres.
  • Haz ejercicio: No hace falta que ahora te conviertas en runner profesional. Pero debes hacer un poco de ejercicio cada día para mantener a raya ese colesterol que te está perjudicando. Si no tienes el hábito, con 30 minutos al día será suficiente. Elige una actividad que te guste: ir a practicar zumba con tus amigas, salir a caminar, apuntarte a natación o comprarte una cinta de correr y practicarlo en casa a tu ritmo. Lo importante es la constancia.
  • Baja de peso: Si tienes sobrepeso, debes controlarlo para bajar también el colesterol. Ambas cosas suelen ir de la mano, pero no está siempre relacionado. En cualquier caso, si sigues estos consejos de vida sana, la báscula bajará sola.
  • Deja de fumar: El tabaco está ligado a una reducción de los niveles de colesterol bueno (HDL), por lo que es otro motivo para apagar ese último cigarro.
  • Aumenta el colesterol bueno: Incluye en tu dieta aceite de oliva, come frutos secos naturales y practica ejercicio. Estos son probablemente los tres consejos más efectivo para elevar los niveles de HDL.

 

Otros temas relacionados: La alimentación y el colesterol, la guía definitiva