Cinco aditivos alimentarios que debes evitar en la dieta


Hoy en día se calcula que se han incorporado al procesamiento industrial de los alimentos más de 10 000 aditivos alimentarios. Estos productos permiten conservar los alimentos por largos periodos de tiempo, hacerlos agradables al paladar, más atractivos a nuestra vista  y más fáciles de preparar.

Los aditivos alimentarios hacen mas atractivos los alimentos
La industria alimentaria dispone de aditivos alimentariosl que le permite variar las características iniciales de los alimentos para hacerlos mas duraderos y atractivos

No hay dudas, que su uso es una gran ayuda a la dinámica diaria y nos facilita la vida, pero no todos son beneficios. Y es que al mismo tiempo que se reconocen sus ventajas, surgen interrogantes asociadas a las posibles repercusiones de algunos de estos aditivos alimentarios sobre la salud  humana.

Te interesará leer: CÓMO CONSERVAR LOS ALIMENTOS FRESCOS

¿Qué son los aditivos alimentarios?

Los aditivos son sustancias que se agregan a los alimentos, para modificar sus propiedades iniciales. La industria alimentaria dispone de un amplio arsenal que le permite variar las características iniciales de los alimentos, desde su consistencia hasta su sabor.

Los aditivos en su gran mayoría son productos químicos y los más comunes se agrupan de acuerdo a la función que cumplen como:

  • Colorantes: Intensifican o restauran el color de los alimentos.
  • Preservativos: Protegen los alimentos del deterioro progresivo causado por los microrganismos.
  • Antioxidantes: Evitan que el deterioro oxidativo de los alimentos, como por ejemplo impidiendo entre otras numerosas funciones que la grasa se ponga rancia.
  • Endulzantes artificiales: Adicionan un mayor sabor dulce a los alimentos con menos calorías que el azúcar.
  • Saborizantes: Mejora el sabor y el aroma de los alimentos.
  • Emulsificantes: Ayuda a prevenir que las mezclas de agua y acetite se separen.
  • Estabilizadores: Mantienen las sustancias en una solución estable.
  • Espesadores: Aumentan la viscosidad de los alimentos para lograr la consistencia deseada.

Aditivos alimentarios y salud, una interrogante abierta

Algunos aditivos no son dañinos para la salud humana, pero muchos otros se encuentran en litigio y estudio de sus efectos negativos.

Diferentes especialistas y organizaciones defensoras de una alimentación más sana y sin productos químicos han denunciado los efectos adversos más fundamentados de algunos aditivos alimentarios.

Algunos de estos aditivos alimentarios están asociados al desarrollo del cáncer, otros modifican la secreción hormonal, algunos se vinculan a problemas alérgicos y respiratorios. Aquí un breve resumen de algunos de ellos.

Aditivos alimentarios que debes evitar en tu alimentación

1.- El aspartamo

El aspartamo ahora también es conocido como Neotame o NeoTame. Esta controvertida sustancia es catalogada como una neurotoxina. Se utiliza en productos sin azúcar, como los refrescos dietéticos, y en más de 6 mil productos de la industria alimenticia.

Su consumo se relaciona con dolores de cabeza, crisis de migraña, alergias, vértigo, cambios de conducta  y depresión. Los síntomas de las alteraciones producidas por el aspartamo pueden ser confundidos con numerosas enfermedades cuyos síntomas son similares a los anteriormente descritos.

También se ha asociado a la pubertad prematura en niñas y a desbalances en el control de la glucosa sanguínea, sobrepeso y obesidad. En numerosas ocasiones son utilizados los endulzantes para bajar de peso, pero los resultados son contradictorios. Hay veces que reduce el peso y en otras no ejercen efecto alguno o inclusive propenden al aumento de peso.

Investigaciones desarrolladas en ratas encontraron que el consumo de este producto aumentaba el riesgo de leucemia, linfoma y cáncer de mama.

La FDA (Food and Drug Administration) de los Estados Unidos de América  ha validado su uso en casi 30 ocasiones y plantea que los resultados no soportan sus posibles efectos dañinos. Muchos cuestionan los resultados reales y si pueden existir intereses comerciales ocultos detrás de estos resultados.

La industria patrocinó otro estudio donde se analizaron los resultados de más de 500 ensayos y al final se concluyó que no había razones suficientes para prohibir el uso del aspartamo.

Hasta hoy no se puede afirmar que el aspartamo ofrezca absoluta seguridad en su uso. Ante las dudas, limitar el consumo de bebidas y alimentos con endulzantes artificiales  es una medida de protección para ti y tu familia.

2.- Bromato de potasio, el aditivo del pan

¿Te podrías imaginar que detrás del delicioso olor de un pan fresco o de una bollería se encuentra un aditivo alimentario? Uno de los empleados en esta industria es el bromato de potasio.

El bromato de potasio se ha asociado a un posible efecto cancerígeno
El bromato de potasio es un aditivo alimentario empleado en la industria panadera por sus propiedades

Su utilización se basa en propiedades blanqueadoras y como acondicionador de masa. Es un componente que se ha asociado a un posible efecto cancerígeno.

Entre sus consecuencias están la aparición de tumores de riñón y tiroides. Su uso está prohibido en Canadá y el Reino Unido, pero en otros países como Estados Unidos de América se utiliza.

3.- Butil-hidroxi-anisol (BHA) y Butil-hidroxi-tolueno (BHT)

Ambos se encuentran entre los aditivos antioxidantes y son complementarios, por los que los encontraremos casi siempre juntos.

Entre sus propiedades está la de modular las enzimas hepáticas que eliminan las sustancias extrañas del organismo. Lo anterior los convierte en potenciales agentes cancerígenos y también podrían afectar la secreción hormonal.

Se ha reportado la proliferación de células en el esófago, lo cual ha hecho que la Organización Mundial de la Salud disminuya la dosis máxima de consumo de estas sustancias y esté incluida en la lista de sustancias potencialmente cancerígenas en humanos. En países como Japón, está prohibido su uso.

El BHA puede ser encontrado en la margarina, los aderezos de ensaladas y el puré de papas instantáneo. Siempre es conveniente chequear las etiquetas para estar seguro que los productos que vas a adquirir no lo contienen.

4.- Glutamato monosódico (MSG)

El glutamato monosódico es uno de los aditivos alimentarios empleados para aumentar el sabor de los productos. El actúa como un neurotransmisor excitatorio, estimulando rápidamente y en repetidas ocasiones a los nervios y el cerebro. Este producto químico está reconocido como una neurotoxina, reconociéndose que puede afectar el cerebro y el sistema nervioso.

El glutamato monosódico actúa como un neurotransmisor excitatorio
El glutamato monosódico es uno de los aditivos alimentarios empleados para aumentar el sabor de los productos

Los estímulos producidos por el MSG  excitan nuestro sentido del gusto, pero pueden ocasionar una gran variedad de síntomas relacionados con la memoria, la percepción, el conocimiento y algunas funciones motoras.

Numerosas personas refieren tras su consumo sudoración, palpitaciones cardíacas, náuseas y debilidad, entre otras manifestaciones. La gran mayoría de las personas no desarrollan reacciones adversas, pero las sensibles al MSG, cuando consumen productos con elevado contenido de este aditivo, pueden expresar síntomas muy rápidamente.

Los síntomas más frecuentes son: dolor de cabeza, enrojecimiento y entumecimiento de alguna zona de la cara, en el caso de los asmáticos puede ser un factor desencadenante de una crisis. También se describe que hay empeoramiento de los síntomas de la fibromialgia.

Este aditivo alimentario se encuentra en numerosos productos y uno de los inconvenientes es que no es de declaración obligatoria. Es frecuente que los  alimentos que contienen este aditivo lo reflejen en sus etiquetas de forma genérica como “especies”, extracto de levadura, proteína vegetal hidrolizada, levadura de soya,  y otros.

Hay miles de productos procesados que contienen MSG, entre los más frecuentes se encuentran las hamburguesas,  los chips y las sopas instantáneas o enlatadas.

La FDA cataloga este producto como “generalmente reconocido como seguro”.

5.- Nitrito  y nitrato de sodio

Los preservantes de alimentos conocidos como nitrito de sodio y nitrato de sodio, se encuentran en las carnes procesadas y la Organización Mundial de la Salud los incluye en el Grupo 1 correspondiente a productos carcinogénicos.

La inclusión en este listado se debe a que ellos pueden ser convertidos en  nitrosaminas en el estómago y aumentar el riesgo de cáncer colo-rectal. Se considera que hay suficientes evidencias para fundamentar su asociación.

Los nitratos y nitritos de sodio se encuentran en las carnes procesadas, como el jamón, el bacón, los salamis, las salchichas y otros productos elaborados.

Recientemente se ratificó por parte de los expertos en el tema la recomendación de reducir o eliminar el consumo de los productos que contengan estos aditivos alimentarios. Tema que fue abordado en un post anterior de Actitud Saludable.

La Organización Mundial de la Salud recomienda reducir el consumo de carnes procesadas
Dos aditivos alimentarios empleados en el procesamiento de las carnes son el nitrito de sodio y nitrato de sodio y se considera que pueden aumentar el riesgo de cáncer de colon

Si bien es cierto que estos productos pueden tener estos efectos perjudiciales, es necesario destacar que ellos han posibilitado avances impresionantes en la conservación de alimentos. Un ejemplo es la inhibición del crecimiento de la bacteria botulínica causante de una grave enfermedad llamada botulismo.

¿Qué hacer ante la duda, los consumo o no?

Numerosos son los que instan a que te conviertas en un defensor activo de tu salud y no adquieras productos con componentes “legales” en algunos países, pero ya prohibidos en otros.

Con independencia de las dudas y las controversias  es preferible eliminar o reducir al minino en tu lista de compras productos que contengan  algunos de los aditivos alimentarios más peligrosos y cuestionados.

En cualquier caso, la comida natural fresca, no tratada con productos químicos, demuestra ser la más saludable.

sal de dudas: ¿Qué tipo de pan es mejor?


Advertisements