La bioenergética, una terapia de relación mente y cuerpo


La bioenergética es una terapia que considera que la personalidad del hombre no se puede aislar del cuerpo y sus procesos energéticos. Entre las numerosas transformaciones que ejecuta el organismo, las energéticas son las más básicas.

Alexander Lowen, uno de los padres del análisis bioenergético lo define como: “es una técnica terapéutica para ayudar a una persona a volver a su cuerpo y ayudarle a disfrutar lo mejor posible de la vida”. Se considera su nacimiento como terapia en 1956, aunque en su surgimiento se tomaron en cuenta las observaciones de algunos de sus predecesores.

La bioenergética es parte de las prácticas alternativas
La bioenergética es un método en el que, a través de la unidad del cuerpo, la mente y los procesos energéticos, puede restaurarse la salud

Las relaciones entre la mente y su repercusión en los procesos biológicos y más aún su influencia en procesos orgánicos que conduzcan a la aparición de enfermedades están en una fase muy inicial de desarrollo. Numerosos misterios se ocultan en los complejos y diversas interrelaciones entre la mente y le cuerpo.

Diversos estudios demuestran la influencia del placebo en la evolución de diferentes enfermedades. Otras prácticas como la sugestión, la meditación, la hipnosis y otros, empiezan a identificarse como opciones con posibilidades terapéuticas. Cada día más personas se suman al uso de prácticas de la medicina alternativa y complementaria.

Te invito a leer: UN NUEVO ENFOQUE SOBRE LAS TERAPIAS ALTERNATIVAS Y COMPLEMENTARIAS

Fundamentación de la bioenergética

La esencia de la bioenergética es que el cuerpo y la mente constituyen una unidad: el estado del cuerpo influye en la mente, y viceversa. Con esta base, sus técnicas terapéuticas buscan mejorar los problemas emocionales a través de la combinación de ejercicios físicos y mentales.

Se parte de que inconscientemente el organismo crea una “coraza” de energía para enfrentar los problemas cotidianos. Esto se refleja en la tensión de los músculos y el surgimiento de patrones disfuncionales. El sostén de la coraza drena la energía del individuo.

Una vez que disminuyen los niveles de energía, el cuerpo es más susceptible a las enfermedades y problemas emocionales.

La bioenergética no reniega de la medicina tradicional, sino que la complementa
En la medicina moderna existe la tendencia de promover los tratamientos que no agredan al paciente, y la bioenergética es de por sí no invasiva

Otra tesis de la medicina bioenergética es que se reconoce la necesidad de una valoración del paciente más subjetiva. Es decir, un paciente no es un conjunto de síntomas físicos, también deben evaluarse y tenerse en cuenta  sus emociones.

Un principio básico de la bioenergética es que “tu eres tu cuerpo”. Mediante esta relación entre la mente y el cuerpo manifiesta su relación con el mundo exterior. “Cuanta más vida tenga tu cuerpo, más estás en el mundo”.

Tesis de la bioenergética

La bioenergética postula que el organismo humano es una unidad dinámica de mente y cuerpo. Las funciones psíquicas y somáticas están relacionadas mediante la energía y las modificaciones de la energía pueden influir en la respuesta tanto por mecanismos internos como externos.

Partiendo de la concepción de que el organismo humano trabaja como un todo, si una función orgánica se altera puede repercutir sobre las funciones psíquicas y viceversa. Estas interrelaciones pueden conducir a modificaciones en el sistema endocrino, en el sistema nervioso, en las corrientes bioeléctricas y en el funcionamiento armónico del organismo.

El sanador: el guía del paciente

Los terapeutas que interactúan con el paciente son llamados sanadores. El papel del sanador es ayudar al paciente a reconocer los conflictos internos que disminuyen sus niveles de energía. El terapeuta especialista en bioenergética debe convertirse en un amigo.

Para conocer los conflictos del paciente, el sanador se centra en su expresión verbal y corporal. Durante la terapia guía al paciente a conocer el origen del conflicto y los mecanismos del subconsciente para enfrentarlos. Con este tratamiento se busca que el individuo concientice sus sentimientos.

Todo paciente puede confiar en su sanador. Ellos deben tener pureza magnética, lo que se traduce en honestidad cabal.

Un sanador puede verse como el director de orquesta que pondrá armonía a cuerpo y la mente del paciente.

¿Cuáles son sus métodos?

La primera parte de la terapia se realiza en forma de entrevista. Así el terapeuta conoce las expresiones del paciente, sus respuestas a los problemas y el origen de los mismos.

Posteriormente se orientan ejercicios físicos que le muestren al paciente lo que realmente está sintiendo. De esta forma el paciente vive sus sentimientos, conoce el por qué los siente y así pone fin a sus conflictos internos.

La experiencia muestra que la bioenergética es más efectiva con las enfermedades crónicas. Las enfermedades de larga duración son las que más afectan emocionalmente al paciente.

La bioenergética oculta misterios muy complejos
La bioenergética es una terapia que considera que la personalidad del hombre no se puede aislar del cuerpo y sus procesos energéticos

Es válido destacar que esta técnica no se centra en la enfermedad, sino en el paciente. Una dolencia es parte de alguien, y ese alguien es lo más importante. Haciendo una vez más válida la frase de que no hay enfermedad, hay enfermos.

Puntos a favor de la bioenergética

En la medicina moderna existe la tendencia de promover los tratamientos que no agredan al paciente, y la bioenergética es de por sí no invasiva. Además no reniega de la medicina tradicional, sino que la complementa.

Otro punto a favor es que los tratamientos causan muy poco o ningún dolor. Tampoco se utilizan medicamentos, evitando así los molestos efectos adversos de muchos de ellos. Los efectos positivos se notan tras poco tiempo de tratamiento.

La bioenergética es un método mediante el cual se puede restaurar la salud
La bioenergética esconde aun secretos que no son totalmente comprendidos y que requieren estudios complejos

Actualmente se considera que los campos de información biológica y como medir y evaluar la relación mente – cuerpo como una unidad, es uno de los grandes desafíos en la conquista de una práctica clínica más humana.

Por su atención centrada en el hombre en estos tiempos de deshumanización, la bioenergética se presenta como una opción atractiva y viable a los tratamientos tradicionales.

Otra alternativa de la medicina alternativa: La relajación puede mejorar tu calidad de vida