Aprende cómo reducir la papada con estas indicaciones


Para muchas personas puede ser molesto ver cómo se pliega su cuello formando un doble mentón. Si es tu caso, para que te liberes de esa incomodidad, te daremos algunas recomendaciones acerca de cómo reducir la papada.

La papada suele asociarse a obesidad o aumento de peso, sin embargo, no siempre es así. De hecho, tiene varias causas como el envejecimiento, la dieta e incluso la genética. De cualquier modo, hay algunos ejercicios para tonificar la zona del cuello y la barbilla para ayudarte a deshacerte de ella.

Cómo reducir la papada y sus factores.
Factores como el envejecimiento y la genética pueden formar papada.

Los ejercicios para reducir la papada van dirigidos al esternocleidomastoideo y el platisma, los dos músculos principales del cuello. Su fortalecimiento te hará lucir un cuello más saludable y joven. Por otro lado, también existen otras opciones como la cirugía y las terapias de radiofrecuencia. Estas soluciones brindan resultados más rápidos y efectivos, pero son más costosas.

¿Conoces realmente tu papada?

Las medidas que te dictarán cómo reducir la papada dependen de la razón de su formación. Te presentamos las causas más comunes y sus posibles soluciones:

El envejecimiento

Con los años la piel pierde elasticidad y comienza a colgar o abultarse bajo el mentón. En estos casos, si la piel está muy flácida, la solución suele ser someterse a radiofrecuencia o cirugía. Si no, algunos ejercicios  reafirmantes pueden bastar.

Dieta y obesidad

Al tener mucho peso, la grasa se deposita debajo de la zona del mentón. Así mismo, una dieta alta en calorías y grasas produce el mismo efecto. Unos masajes reductores y un cambio de dieta serán de mucha ayuda.

Genética

Algunas personas son propensas a acumular grasa debajo del mentón aunque no tengan sobrepeso. Cuando esto ocurre, puede tratarse de una predisposición genética. Los masajes reductores también son una buena solución para estos casos.

Evalúa si tienes exceso de peso y flacidez

La papada se presenta en dos formas. La primera es por la acumulación de grasa consecuencia del exceso de peso y tiene forma abultada y carnosa. La segunda es por el colgamiento de la piel de la cara consecuencia de la flacidez. Esta es débil, ya que se trata de piel y no de grasa.

Puedes reconocer que tu papada se debe a exceso de peso por tu índice de masa corporal. Esta papada se disminuye cambiando tu dieta y haciendo actividad física. Además, es necesario hacer ejercicios especialmente enfocados en fortalecer los músculos del cuello.

Cómo reducir la papada con ejercicio.
Con ejercicio puedes reducir tu papada.

Si tu papada se debe a la flacidez, es común que se observen arrugas en la piel. Haz el ejercicio de levantarla poniendo los dedos a los lados de tu rostro. Si puedes desaparecerla con ese simple movimiento, se trata de piel flácida. Esta papada suele necesitar cirugía o radiofrecuencia por ser piel estirada.

Mantén una alimentación balanceada

La dieta es el primer paso para comenzar a perder kilos extra y deshacerte de los depósitos de grasa. Esta recomendación está especialmente pensada para quienes tienen papadas por acumulación adiposa.

Además, es fundamental si la papada tiene su causa en el exceso de peso. Las personas con sobrepeso deben comenzar por perder kilos, ejercitarse y cambiar sus hábitos alimenticios. Solo así podrán tener efectos los ejercicios para fortalecer los músculos del cuello.

Es importante que disminuyas el consumo de grasas saturadas, azúcares y calorías, y que aumentes la ingesta de agua. Además, a continuación te presentamos una lista de alimentos que pueden ser beneficiosos para reducir tu papada:

  • Melón, limón, y pepino: eliminan las toxinas del cuerpo.
  • Plátano, arándano y betabel: disminuyen la retención de líquidos y reducen inflamaciones.

Masajea tu cuello y aporta firmeza

Masajear la papada puede ayudarte a desalojar la grasa acumulada de la zona y desecharla a través de la orina. Realizar los movimientos correctos y establecer una rutina frecuente de masajes disminuirá el volumen de tu papada. Podrás observar resultados de esta práctica a partir de la cuarta sesión de masajes.

Para las sesiones de masajes, necesitarás:

  • Crema reductora para masajes.
  • Crema reafirmante.

Aplica la crema reductora para facilitar el deslizamiento de tus dedos sobre la piel. Realiza movimientos en tu cuello y papada de abajo hacia arriba con cierta firmeza pero cuidando no maltratar la piel. Haz énfasis en la papada y realiza movimientos de abajo hacia los lados en diagonal.

Masajea la zona por lo menos 45 minutos y máximo una hora. Trata de no arrugar demasiado la piel al masajear. Aplica la crema reductora tantas veces sea necesario durante el masaje. Para finalizar, aplica crema reafirmante.

Sigue leyendo: Ejercicios para espalda y cuello: mejora tu postura y combate el dolor

Ejercita tu cuello una vez al día

Existen varios ejercicios para fortalecer los músculos del cuello, el esternocleidomastoideo y el platisma. ¿Cómo reducir la papada con este proceso? Al tonificar estos músculos, quemarás la grasa de tu cuello. Los ejercicios son muy fáciles de realizar y practicar en cualquier momento.  Haz varias repeticiones de esta rutina que te proponemos para reducir tu papada:

Calentamiento

Mueve la cabeza hacia los lados con vista al frente suavemente y hacia adelante y hacia atrás. Luego, gírala de un lado a otro.

Silba hacia arriba

Con la espalda recta, sube la cabeza viendo al techo y simula la posición de silbido. Apreta los labios lo suficiente para sentir contracción a los lados del cuello.

Apreta una pelota

Es probable que te preguntes cómo reducir la papada con una pelota. Verás que es sencillo. Coloca una pelota antiestrés bajo tu barbilla y aprétala firmemente por unos segundos.

Bosteza como león

Abre la boca y extiende la lengua tanto como puedas. Este ejercicio también trabaja algunos músculos de la cara.

Cómo reducir la papada si tengo piel flácida

Si tu papada no está formada por grasa sino por piel flácida, es probable que ninguno de estos ejercicios te ayuden. Cuando se trata de mucha piel sobrante o que cuelga del mentón, los ejercicios para tonificar no suelen ser suficientes. Para estos casos, existen tratamientos estéticos como:

  • Lipoescultura: se trata de una cirugía invasiva. Consiste en un levantamiento de la papada hacia los lados y la remoción de una pequeña porción de piel sobrante.
  • Radiofrecuencia: estimula el colágeno y tensa la piel mediante ultrasonido. Se realiza en varias sesiones y mientras más sesiones se apliquen, más tensa se verá la piel.

Es importante aclarar que estas medidas no son definitivas. La papada puede regresar si no se cambia el estilo de vida y cuida la piel. Sin embargo, son las técnicas que ofrecen los resultados más rápidos y profesionales en la reducción de la papada.

Recomendaciones para garantizar buenos resultados

Finalmente, te daremos algunos consejos generales acerca de cómo reducir la papada exitosamente:

  • Disminuye el consumo excesivo de calorías y grasas.
  • Toma dos litros de agua diariamente.
  • Practica actividad física
  • Realiza los ejercicios por lo menos 5 días a la semana.
Cómo reducir la papada con agua.
Beber agua es necesario en este proceso.

Estamos seguros de que hacerte consciente de tu alimentación será de gran ayuda para que aprendas cómo reducir la papada. Comparte este artículo con tus familiares y amigos, de seguro les será muy útil.