Alimentación infantil: ¿qué debe comer tu bebé según su edad?


La llegada de un bebé a casa siempre es una fuente de dudas e incógnitas, especialmente si los padres son primerizos. Su seguridad, los mejores productos para su piel y la alimentación infantil suelen ser los temas que más preocupan a quienes llenan su hogar con la alegría de un nuevo nacimiento.

Si la alimentación infantil es un tema que te interesa conocer con profundidad, seguro que cuentas con el apoyo de un pediatra, un profesional que puede desvelar tus dudas y orientarte acerca de lo mejor para tu bebé en cada etapa.

Comer correctamente es esencial para que su desarrollo y crecimiento se realice de forma adecuada; de hecho, una alimentación deficiente podría acarrearle problemas de por vida. Por ello, es importante que conozcas en que momento puedes comenzar a introducir cada tipo de alimento.

Alimentación infantil por meses

comida por meses
Es importante conocer la comida indicada según los meses que tenga tu bebé

De 0 a 4 meses

En esta primera etapa, el organismo de tu bebé solo está preparado para tomar leche, ya sea materna o preparada. Si optas por esta última, recuerda que en los primeros meses de vida deberás darle fórmulas de inicio y no introducir las de continuación hasta los 6 meses.

Si la alimentación infantil siempre es importante, en esta etapa cobra un protagonismo mayor ya que su pequeño estómago no tiene capacidad para tolerar alimentos más allá de la leche o las infusiones especialmente diseñadas para ellos. Cualquier otro ingrediente en su dieta podría causarle graves problemas a tu bebé.

De 5 a 6 meses

A los 5 meses, no solo podemos comenzar a variar su menú, si no que además es imprescindible que lo hagamos para que su desarrollo se realice de manera correcta y natural. A partir del quinto mes de vida comienzan las tomas de papillas de cereales y a los seis meses, las de frutas. Ahora es el momento también de comenzar con la leche de continuación.

De 7 a 12 meses

Si nuestro bebé se toma bien las papillas de frutas, probablemente también presente buena predisposición hacia los purés de verduras. La zanahoria, la patata, el calabacín y el puerro son las verduras más recomendadas para los bebés.

Poco a poco comenzaremos a incorporar carne a estos purés. El primer tipo de carne que se le debe dar a un niño es el pollo, ya que es un alimento muy fácil de digerir y nos indicará si su organismo ya está preparado para algo más. La ternera o el cordero serán los siguientes en la lista.

A partir de los 9 meses podemos añadir a la alimentación infantil un ingrediente más: el pescado blanco, mientras que a los 10 meses comenzaremos con los yogures naturales. 

A partir del año

A partir de esta edad ya podemos darle otros alimentos como el huevo y su alimentación será casi completa. Recuerda tener siempre especial cuidado con el tamaño de los trozos de los alimentos y vigilar su comportamiento ante ciertos alimentos para detectar posibles alergias.