Alergia a la LTP: ¿Qué deben saber los padres?


Las alergias alimentarias son cada vez más comunes entre la población más pequeña y esto es algo que puede afectar al crecimiento de nuestros hijos a la vez que puede poner en riesgo su salud. Vamos a ver, en este caso, qué es la alergia a la LTP y qué debemos hacer los padres en caso de que nuestros hijos la sufran.

¿Qué es la alergia a la LTP?

La alergia a la LTP es una alergia a una proteína de origen vegetal que los niños pueden desarrollar en cualquier momento de sus vidas. Esta es una de las proteínas más complejas de destruir por nuestro organismo, lo que explica la peligrosidad de esta.

Alergia a la LTP: ¿Qué deben saber los padres?
Alergia a la LTP: ¿Qué deben saber los padres?

La LTP es una proteína que está presente en todo tipo de productos de origen vegetal y no solo en los productos que los niños comen. Esto hace que los padres con niños con esta alergia deben extremar las precauciones no solo con los alimentos de los niños sino también con todo lo que toquen que tenga este origen vegetal.

Síntomas de la alergia a la LTP

Como sucede con todas las alergias, los síntomas de esta alergia son muy variados y cada niño los puede experimentar de manera diferente. Sin embargo, hay algunos de ellos que siempre podremos percibir y que se pueden clasificar entre leves, graves y muy graves. En cualquier caso y aunque los síntomas sean leves, es necesario que los padres lleven los niños al pediatra, quien les derivará al alergólogo que les toque.

  • Síntomas leves de la alergia a la LTP: los síntomas leves de esta alergia son erupciones en la piel, zonas rojas, escozor y picazón y eczemas. Estos síntomas suelen desaparecer cuando acabamos el contacto con lo que provoca la alergia y no suele necesitar ningún tipo de tratamiento en el momento. Estos síntomas suelen ser más propios de cuando los niños tocan plantas, hojas, etc.
  • Síntomas graves de la alergia a la LTP: los síntomas graves de esta alergia  incluyen vómitos, mareos, pérdida de visión, fiebre, hinchazón,  erupciones que no se marchan en dos días o hinchazón en la zona del cuello, los labios, la cara, etc. Estos síntomas suelen requerir de una visita al pediatra y medicación, a la vez que es necesario acudir de urgencias si estos persisten aun al día siguiente de haber empezado con la medicación.  Estos síntomas pueden aparecer con el contacto o con la ingesta de cantidades pequeñas de alimentos con esta proteína.
  • Síntomas muy graves de la alergia a la LTP: los síntomas muy graves de esta alergia, que suelen aparecer cuando los niños ingieren algún alimento con ella son shock anafiláctico, fiebre intensa superior a los 40 grados y durante varios días, hinchazón que no les permite respirar, problemas respiratorios en general, parálisis parcial del cuerpo, vómitos prolongados que no cesan y pérdida del conocimiento. Estos síntomas suelen aparecer cuando el niño ingiere una ración de alimentos con ella.

Tratamiento de la alergia a la LTP

Para poder hacer un tratamiento adecuado para cada niño, los alergólogos harán las pruebas correspondientes a cada uno de los niños y verán cuáles son los alimentos que son más peligrosos para sus hijos. Después, instruirán a los padres en una dieta libre de ellos así como en el uso de los diferentes medicamentos.

El tratamiento de esta alergia nos lo dará el alergólogo después de haber hecho un completo estudio del niño. Los medicamentos más usados son:

  • Cortisona: Este tipos de medicamentos son los que vamos a tener que dar al niño para rebajar la inflamación de las diferentes zonas de su cuerpo. Las medidas y las dosis se dan en especial para cada niño, por lo que no podemos dar este medicamento a no ser que tengamos la receta y la dosis justa.
  • Antihistamínicos: hay muchos medicamentos que se conocen como antihistamínicos y son los que los padres tendrán que administrar a los niños para aliviar la picazón y escozor así como reducir las erupciones en la piel.
  • Adrenalina: este es un medicamentos que los padres deberemos llevar siempre encima y usar en caso de shock anafiláctico. El alergólogo nos enseñará cómo debemos aplicarlo al niño en caso necesario.

La alergia a la LTP es una de las más complejas y peligrosas, por lo que los padres, abuelos, maestros y otras personas que tengan trato con el niño deben estar bien informados sobre ella y saber qué deben hacer en el caso de aparición de los síntomas.