Adelgazar comiendo: ¿Utopía o realidad?


Corre por Internet un dicho que asegura que el sueño de una mujer no es encontrar al hombre perfecto, si no poder adelgazar comiendo todo lo que quieran. Evidentemente, esto se podría aplicar también al género masculino, ya que la búsqueda de perder esos kilos de más es una prioridad y preocupación igual para todos.

Hay mucha gente que asegura que es capaz de adelgazar comiendo, ¿esto es posible? 

Si sabes cuidar tu alimentación y combinarla con hábitos de vida saludables, tú también puedes conseguir tu objetivo y adelgazar comiendo: perder peso no es solo una cuestión de regímenes estrictos u horas interminables encerrada en un gimnasio.

Hoy te vamos a desvelar una serie de trucos que te permitirán adelgazar comiendo.

Los médicos siempre tienen razón: hábitos y rutinas con los que podrás adelgazar comiendo

Los consejos de los médicos no deberían caer nunca en saco roto. Los especialistas en nuestra salud también conocen cuales son los mejores tips para perder peso y mantenernos sanos. Aunque a veces nos resulte difícil por la cantidad de tareas que tenemos que desempeñar a lo largo del día, trata de respetar los horarios de sueño y dormir siempre 8 horas diarias para que el cuerpo trabaje como debería.

Esfuérzate por adquirir el hábito de beber 2 litros de agua al día, un pequeño gesto que te ayudará a eliminar toxinas, depurar tu organismo y luchar contra la retención de líquidos, enemiga directa para perder peso y volumen.

Por último, los médicos aconsejan reducir el estrés al que estamos sometidos para mantener nuestro metabolismo constante y con los niveles adecuados.

Respeta las cinco comidas diarias

adelgazar comiendo
Hacer cinco comidas al día quemará más calorías que si comes con menos frecuencia

Es mejor comer varias veces en pequeñas cantidades que hacerlo con un mayor espacio de tiempo e ingerir muchas calorías de golpe. Haz siempre cinco comidas al día (desayuno, media mañana, comida, merienda y cena) y no te atiborres en cada una de ellas: mejor poca cantidad pero más a menudo.

Recuerda que las cenas siempre deben ser la comida más ligera del día y es aconsejable que la hagas al menos 3 horas antes de irte a dormir.

Las infusiones: esas grandes amigas de los que buscan adelgazar comiendo

Las infusiones son el complemento perfecto de cualquier dieta para adelgazar comiendo. Tienen una presencia casi nula de calorías y son aliadas contra la retención de líquidos. 

Además, son saciantes y representan un alimento excelente para picar entre horas y no pasar hambre.

El ejercicio, por supuesto, es imprescindible

Si quieres adelgazar comiendo no debes olvidarte el ejercicio. Es importante recordar que cada cuerpo es diferente y, en este caso, no todos tenemos la misma resistencia física ni capacidades.

Por ello elige un deporte o ejercicio que te guste, practícalo a tu ritmo pero márcate una rutina y cúmplela. Comienza con sesiones más cortas y ve aumentando los tiempos y la intensidad progresivamente. Notarás los resultados mucho más rápido que si tratas de perder peso solamente mediante la comida, además de fortalecer tus músculas y beneficiarte de todas las ventajas que tiene el deporte sobre la salud.