Aceite de ajonjolí: beneficios, efectos secundarios y cómo tomarlo


Siempre tendemos a utilizar los mismos ingredientes a la hora de cocinar. ¿No te lo crees? Echa un vistazo a tu lista de la compra o a tu nevera. Repetimos patrones y utilizamos siempre aquello que ya conocemos o con los que sabemos preparar nuestras recetas más rápidas y fáciles. Pero por ello, nos perdemos un montón de alimentos super sanos, deliciosos y con unas propiedades fantásticas. ¿Por ejemplo? El aceite de ajonjolí del que te vamos a hablar en este artículo.

No te vamos a decir que cambies radicalmente tus hábitos de consumo, ni mucho menos, pero te proponemos un reto: cada vez que hagas la compra semanal o mensual, introduce en tu carrito algún ingrediente nuevo. ¿Te animas?

Otros ingredientes desconocidos que deberías empezar a utilizar: El jengibre, ¿lo usas tanto como deberías?

¿Qué es el aceite de ajonjolí?

El aceite de ajonjolí se obtiene a partir de la presión en frío de las semillas que llevan el mismo nombre. Es importante que el aceite que compremos sea sin refinar para que mantenga intactas todas sus propiedades y beneficios.

aceite de ajonjolí
El aceite de ajonjoli tiene fantásticas propiedades y beneficios

¿Para qué podemos utilizar el aceite de ajonjolí?

Lo mejor es que tiene muchos usos, tanto externos como internos.

  • Para la salud: Toma dos cucharadas al día, una en ayunas y la otra tras la comida principal
  • Para la piel: Extiende una fina capa de aceite de ajonjolí y masajea en círculos
  • Para el cabello: Aplica un poco de este aceite en el cabello tras haberlo lavado, déjalo actuar cinco minutos y a continuación enjuágalo bien.

Propiedades y beneficios del aceite de ajonjolí

beneficios del aceite de ajonjolí
¿Sabes para qué te servirá el aceite de ajonjolí?

Para la salud cerebral:

Gracias a su alto contenido en lecitina, el aceite de ajonjolí nos ayuda con la memoria y el razonamiento, además de reducir las posibilidades de sufrir una enfermedad mental.

Mejora nuestro ánimo:

¿Te sientes deprimido? ¿Estás más triste de la cuenta o siempre te notas de mal humor? El aceite de ajonjolí nos ayuda a recuperar el ánimo físico y mental, además de ser un buen antidepresivo gracias a su acción tranquilizante, la cual también consigue que durmamos mejor.

Protege el corazón:

Las enfermedades cardiovascular son muy peligrosas y por desgracia, habituales en nuestros días: colesterol, triglicéridos, infartos… ¿Te suena? Esperemos que no, pero si el doctor te ha pedido que extremes las precauciones respecto a este tema, este tipo de aceite te va a sentar muy bien. Nos ayuda a controlar esto que hemos nombrado y a eliminar las grasas de las arterias, gracias a sus ácidos omega 3 y 6 y la lecitina que contiene.

Alivia los dolores musculares:

Otra de las propiedades del aceite de ajonjolí más destacadas es su poder antiinflamatorio. Por ello, es muy utilizado para dar masajes cuando nos encontramos cansados o tenemos dolores musculares.

Hidratación para la piel y el cabello:

¿Tienes la piel seca o el cabello apagado? Unas gotas de este aceite te ayudarán a devolverles su brillo, su fuerza y suavidad.

tomate para la piel grasa
La crema hidratante de aceite para la cara nos aportará en nuestra piel todas sus vitaminas y nutrientes,

Contraindicaciones del aceite de ajonjolí

Pero como todo, también tiene su parte menos positiva. Hay tres situaciones en las que no deberías consumirlo:

  • Durante el embarazo
  • Si tienes una enfermedad en el hígado o los riñones
  • Si tienes vómitos o diarrea

Sigue leyendo más artículos que te van a interesar: ¿Conoces las propiedades del aceite de sésamo?