5 tips para eliminar (rápido) los excesos navideños


Reconócelo: todos los años te pasa lo mismo. Aunque intentes mantener una cierta mesura y te prometas a ti mismo que esta vez no, que este año no engordarás en Navidad porque no es necesario comer tanto, has vuelto a caer en esos excesos navideños que ahora te saludan desde la báscula, con unos kilitos de más, y desde esa cremallera del pantalón que te cuesta subir. ¡Horror! ¿Y ahora qué hago? No hace falta que te pongas a dieta extrema, no es bueno ni recomendable, pero sí ha llegado el momento de ponerse manos a la obra y eliminar estos excesos navideños antes de que sea más tarde.

Quizás ha llegado el momento de controlarse un poco con lo que comes y de mantener un estilo de vida más sano. Sabemos que esto, en ocasiones y si eres del team perezosos, te puede costar bastante, por lo que te vamos a ayudar a eliminar los excesos navideños sin que te cueste demasiado tiempo ni esfuerzo. Porque no hemos venido a este 2021 a sufrir, pero tampoco nos conformamos con quedarnos algo que no nos gusta. ¡Devuelve los kilos que no quieras!

Otros artículos de interés: Ideas para perder peso rápido

Ayuno intermitente, tu gran aliado para combatir los excesos navideños

Mucho ojo, porque no queremos ser nosotros los que te impongan un tipo de alimentación o un estilo de vida sin saber si es beneficioso o no para ti. Recuerda que con la salud no te la puedes jugar y que lo que prima por encima de todo, michelín arriba o abajo, es que estés sano, ¿vale? Esto tiene que estar por delante de cualquier otra prioridad. Pero, suponiendo que no tengas ninguna contraindicación médica, hay un hábito alimenticio que cada mes de enero cobra protagonismo y es que suele dar buenos frutos, tiene sus beneficios también sobre la salud y ayuda a perder peso rápido.

El ayuno intermitente consiste en no ingerir alimentos durante varias horas al día. Se puede comenzar con un 14/10 (14 horas de ayuno y 10 horas de ingesta), aunque lo ideal es un 16/8. Con esto, conseguimos vaciar la reserva de grasas, acelerar el metabolismo, pero también tiene beneficios sobre la salud, previniendo enfermedades cardiovasculares, oncológicas o neurológicas. Sin embargo, si tienes un estilo de vida muy activo, si eres deportista o si tienes anemia, no está indicado, ya que posiblemente no te aporte la energía que necesitas, especialmente al principio.

Salir a caminar, la solución para los más perezosos

A todos nos gustaría ser unos buenos deportistas, salir a correr como vemos a los protagonistas de las pelis y ni siquiera despeinarnos. Pero, seamos sinceros, no todos tenemos el mismo nivel físico y no podemos forzar la máquina demasiado. Además, si de base no te gusta hacer deporte y te obligas a practicarlo a altas intensidades los primeros días, te aseguramos que no vas a durar más de una semana… si es que llegas. Por eso, lo importante es que, si no tienes una buena forma física, busques otra manera de mantenerte activo.

Y lo más sencillo y entretenido para todo el mundo es salir a caminar por la ciudad, la playa o el campo, lo que tengas más a mano. No sirve salir a mirar escaparates ni pararte cada dos por tres para hacer una foto al paisaje. Lo importante es que mantengas el ritmo, lo más alto que puedas, pero caminando. Puedes ir solo o acompañado, escuchando música o podcasts, como quieras, pero lo importante es que salgas a diario al menos una hora. Seguramente te parezca que es un ejercicio de baja intensidad, pero con una hora de caminar a ritmo medio – alto conseguirás estar más activo, mejorar poco a poco tu forma física y perder peso.

riesgo cardiovascular

Los grupos de Whatsapp también te ayudan a eliminar los kilos conseguidos con los excesos navideños

Una de las ventajas de querer perder peso justo después de Navidad es que suele ser un deseo compartido. Y no solo por lo que hayas podido ganar con los excesos navideños (que también), si no porque, incluso si no has cogido nada de peso adicional, perder kilos suele ser uno de los propósitos de año nuevo más habituales. Por eso, puedes encontrar en tu grupo de amigos a los mejores aliados para conseguirlo.

Cuando compartimos un objetivo nos damos una motivación extra, no solo porque lo tomamos como un juego y queremos superar a los demás, si no también porque nos vemos, en cierto modo, forzados a no abandonar a la primera de cambio. Crea un grupo específico con tus amigos, familiares o compañeros de trabajo que también quieran perder peso y motivaros entre todos. Fijad un día a la semana para compartir resultados (no hagas trampa o solo te engañarás a ti mismo), daos consejos y motivación cuando falle y verás como todo es más fácil… O al menos más divertido.

Más café y menos ultraprocesados

No nos ha invadido el espíritu de Carlos Ríos (el fundador del movimiento Realfooding), pero es que esto es muy cierto y uno de los mejores tips para eliminar los kilos ganados con los excesos navideños, mejorar la salud y, en general, estar más contento con tu peso. El café es un excelente aliado para mantenerse saciado, despierto, con energía, y apenas aporta calorías siempre que se tome solo. Un café sin leche y sin azúcar lo puedes consumir incluso si haces ayuno intermitente y no te cuenta dentro de esas horas. Eso sí, recuerda que no puedes abusar tampoco de él. Si no te gusta el café, el té verde puede ser tu mejor alternativa.

Lo que sí debes eliminar totalmente de tu lista de la compra si quieres adelgazar rápido son los ultraprocesados. Son una bomba de calorías, grasas saturadas, sal, azúcares e ingredientes artificiales que no solo te impiden perder peso, si no que además afectan de forma negativa a tu salud. Por eso, te recomendamos que los detectes (la app MyRealFood tiene un escáner para que con solo pasar el código de barras te diga si es bueno o no) y que consumas solo comida real o buenos procesados.

El café ha sido usado desde tiempos inmemoriales como estimulante

Mantente activo también en casa

Si eres de esas personas que cuando terminan de trabajar directamente se tumban en el sofá a ver la tele y pasan ahí todo su tiempo libre, estás en un gran error. Esto no solo te impide adelgazar, si no que también te conduce a una situación de sedentarismo muy negativo para tu salud y tu forma física. Sabemos que en estos meses las temperaturas son bajas y que salir a la calle no es lo más apetecible (incluso a veces no tenemos tiempo para ello), pero incluso estando en casa podemos mantenernos activos.

¿Cómo? Puedes tratar de cumplir con algún propósito de ejercicio en casa (en los tiempos de confinamiento ya agudizamos el ingenio bastante y seguro que alguna idea tienes), pero te puede servir simplemente ponerte música y bailar un rato, limpiar, cocinar, jugar con los peques y desempolvar esos juegos de videoconsola que te hacen moverte. Lo importante es que levantes el culo del sofá y que te mantengas activo, aunque estés en casa. Tu metabolismo, tu peso y tu salud te lo van a agradecer, ya lo verás.

Otros artículos de interés: Esta es la dieta que hace Jennifer Aniston y que a ti no te va a sentar bien