5 hábitos peores que fumar que puedes estar haciendo


Que fumar es malo no es un dato que nos pille de nuevas. Y es que el propio tabaco no es lo peor que te puedes encontrar en un cigarrillo, cada uno de los tubitos están llenos de químicos y «venenos» en bajas cantidades para hacerlos todo lo adictivos que puedan. A pesar de eso no es lo peor que podemos hacerle a nuestro cuerpo, hay hábitos peores que fumar que son muy habituales y con los que nuestro cuerpo sufre más de lo que pensamos.

Puede que te interese nuestro artículo sobre: Trucos efectivos para dejar de fumar sin engordar

Hábitos peores que fumar
No es ninguna novedad que fumar es perjudicial, pero hay hábitos peores que fumar y que son más comunes de lo que crees, asegúrate que no los tienes

Hábitos peores que fumar, asegúrate de no tenerlos

Alguno de los siguientes hábitos estarás cansado de escuchar que no son buenos para nuestro cuerpo, pero seguro que no sabías que pueden ser tan perjudiciales como te vamos a explicar. Y otros sin embargo son tan comunes y los hacemos de forma tan habitual que ni siquiera somos conscientes de lo perjudiciales que nos pueden resultar. Tenlos en cuenta y evítalos a toda costa.

Hábitos insanos: tener una vida sedentaria

Seguro que has leído en muchos sitios que una vida sedentaria no es buena para el cuerpo pero, ¿sabes qué es realmente el sedentarismo? Y lo más importante, ¿por qué se considera dentro de los hábitos peores que fumar?

Se considera que tienes una vida sedentaria cuando pasas más de cuatro horas al día sentado y no realizas ningún tipo de ejercicio. Con la vida que llevamos es realmente complicado pasar menos de ese tiempo sentado, ya sea en el transporte, estudiando o en el propio trabajo, y la mejor forma de compensar todo ese tiempo «sin hacer nada» es con el ejercicio. Pero tranquilo que tampoco hace falta echar dos horas en el gimnasio todos los días (que tampoco viene mal), con que salgas a andar a buen ritmo durante 45 minutos todos los días ya le estás dando a tu cuerpo parte del movimiento que necesita. Pero muy importante que sea a buen ritmo, si vas a pasear mientras miras escaparates no te aportará los beneficios que queremos.

Los riesgos de llevar una vida sedentaria son muchos y muy graves:

  • Riesgo de problemas cardíacos. La falta de movimiento hace que la sangre no fluya de manera correcta por los vasos sanquíneos. Esto es sumamente peligrosos ya que puede generar bloqueo de los mismos, y puedes llegar a generar paros cardíacos.
  • Pérdida de fuerza en huesos y músculos. Los huesos pasan a volverse débiles, provocando osteoporosis y artritis. Por otro lado al no usar los músculos se disminuye la masa muscular que, además de problemas estéticos, puede causar problemas de postura y en la columna vertebral y las caderas al no sujetarlas de la forma que necesitan.
Hábitos peores que fumar, vida sedentaria
Tener una vida sedentaria puede traernos múltiples y graves problemas que son fácilmente evitables
  • Problemas para dormir. Cuando realizamos ejercicio descansamos mejor y nos quedamos dormidos antes. Por ende, la falta de actividad puede causar insomnio ya que nuestro cuerpo no tiene la necesidad de descansar.
  • Propensión a padecer diabetes. No realizar actividad física hace que los niveles de glucosa no estén controlados, provocando una diabetes que podríamos evitar.
  • Mayor probabilidad de padecer cáncer. Un cuerpo que no se mueve se vuelve débil y, justo por eso, es más propenso a tener células cancerígenas.

Hábitos peores que fumar: la automedicación

Cada vez es más común tomar medicación sin acudir a un especialista. Y no, cuando un amigo te dice «si te duele tal sitio tómate esto otro que a mí me fue muy bien», no es un especialista y te estás automedicando. Pero aunque a tu amigo le fuera bien tú no tienes por qué padecer lo mismo o necesitar las mismas dosis y, no solo no te ayudará el medicamento que tomes, si no que te puede perjudicar mucho más de lo que crees.

El abuso de medicación o el uso no correcto de la misma puede causar que nuestro organismo se habitúe a ese medicamento, haciendo que el sistema inmunitario se relaje y no actúe cuando lo necesitamos, y que cuando realmente tenemos que tomar esa medicina necesitemos dosis mucho más elevadas para que nos hagan efecto.

Por otro lado si no estamos tomando el medicamento o la dosis correcta (como sucede en casi todos los casos de automedicación) la enfermedad que tengamos no se va a curar y será cada vez más grave, y como consecuencia cada vez más difícil tratarla.

Otro hábito peor que fumar: no desayunar

Hay muchas más personas de las que podemos pensar que se saltan el desayuno pensando que así les será más fácil perder peso o porque dicen que «no les entra». Pero saltarse esta primera comida del día puede tener consecuencias muy graves para el cuerpo al alterar de forma alarmante los niveles de azúcar y aumentan los problemas cardiovasculares, ya que no desayunar aumenta los niveles de triglicéricos, disminuye los niveles de colesterol bueno y favorece la hipertensión.

Hábitos peores que fumar, no desayunar
El desayuno es tan importante que si te lo saltas los problemas pueden ser enormes

Además es contraproducente a la hora de conseguir nuestro peso deseado, al pasar un par de horas tendrás mucha más hambre y comerás más pero no solo durante la mañana, si no que ese aumento del apetito se va a mantener a lo largo del día e incluso hasta la cena, haciendo que cenes más. Este aumento en la cena cierra el círculo vicioso, cuando la última comida del día la haces tarde y abundante es normal que por la mañana te levantes con pocas o ningunas ganas de comer. Y recuerda que comer mucho al final del día favorece el sobrepeso.

Así que ten muy en cuenta que el desayuno es la comida más importante del día, la que aporta la energía para que podamos enfrentarnos a nuestros quehaceres, y es muy importante no saltársela.

Más hábitos malos para tu salud: una mala alimentación

No solo no desayunar es perjudicial, comer mal puede ser de lo peor que le hagamos a nuestro cuerpo.

Si en los paquetes de tabaco se avisa de todo el daño que nos puede hacer, en la comida basura debería haber una etiqueta similar advirtiendo de a qué nos exponemos si la consumimos:

  • Obesidad
  • Diabetes
  • Aumento del colesterol
  • Problemas de corazón

Éstos son solo algunos de los problemas que nos pueden causar, que disminuyen nuestra calidad de vida y pueden derivar en muerte prematura. Además son los causantes del alarmante aumento de las alergias e intolerancias alimenticias, así como debilitar el sistema inmune, ya que sus ingredientes no son del todo naturales y están llenos de tóxicos y químicos.

Hábitos peores que fumar: una mala alimentación
Una mala alimentación puede ser mucho más peligrosa de lo que imaginas, derivando en alergias y múltiples enfermedades, de hecho, es otro de los hábitos peores que fumar que seguro estás haciendo

No solo en los restaurantes de comida rápida tenemos este peligro, si en nuestra propia cocina no preparamos los platos de forma correcta, abusando de grasas y de la sal, los problemas pueden ser prácticamente los mismos.

Por otro lado en la alimentación cada vez está más ausente el consumo de fruta y verdura, el no ingerirla puede generar muchos problemas porque:

  • Disminuyen las defensar del cuerpo, al no ingerir los micronutrientes que nos aportan como zinc, magnesio y selenio.
  • No tenemos vitamina C, que además de disminuir el sistema inmune su carencia puede derivar en problemas de coagulación y anemia.
  • No consumimos suficiente fibra, llevando a problemas digestivos e intestinales.
  • Problemas de piel y disminución de nuestra belleza natural, ya que nos aportan vitamina C, vitamina A e hidratación, lo que nos hace mucho más atractivos.
  • Aumenta el riesgo de problemas de corazón.

Hábitos peores que fumar: tomar demasiado sol

Tomar el sol nos aporta vitamina D, que es muy beneficioso para nuestro organismo ayudando, entre otras cosas, a que el calcio se fije bien en los huesos. Además un toque de bronceado favorece mucho nuestro aspecto y aumenta los niveles de serotonina, por lo que el estado de ánimo es mucho mejor.

Pero como siempre si abusamos de algo que es beneficiosos se vuelve peligroso. Estar demasiado tiempo expuesto a los rayos del sol, especialmente si se trata en las horas de mayor peligro (de dos a cuatro de la tarde) y no te aplicas la protección adecuada el peligro aumenta de forma exponencial.

¿Sabes lo perjudicial que puede ser tomar el sol en exceso?
Hábitos peores que fumar, ¿sabes lo perjudicial que puede ser tomar el sol en exceso?

Una exposición abusiva al sol aumenta el riesgo de tener cáncer de piel, como el melanoma que cada vez es más habitual. Pero no es el único riesgo al que nos exponemos, una exposición al sol incorrecta y abusiva puede ocasionar manchas en la piel, favorecer que aparezcan arrugas, ocasiona problemas en los ojos, y aun no hemos mencionado las peligrosas quemaduras en la piel.

Todos estos problemas pueden ser fácilmente evitables tomando las medidas correctas durante la exposición.

Puede interesarte nuestro artículo: Peso ideal de la mujer, ¿sabes cuál es el tuyo?