5 hábitos para prevenir un infarto


Saber reconocer los síntomas de un infarto es el primer paso para prevenir un accidente que puede costarnos muy caro. Prevenir es curar, pero no sirve intentar hacerlo a última hora, con prisas y sin margen de tiempo. El corazón tiene memoria y tenemos que empezar a cuidarlo pronto para evitar problemas en el futuro.

Un ritmo de vida saludable marcará también el latido de un corazón fuerte y sano, pero ¿sabrías mencionar algunos de los hábitos que te ayudarán a prevenir un infarto? En este artículo te hablaremos de los cinco más importantes para que empieces a cuidarte desde hoy.

5 pequeñas acciones que te ayudarán a prevenir un infarto

evitar un infarto
Prevenir un infarto es posible si cambias tus hábitos de vida

¡Muévete!

El sedentarismo es el enemigo número 1 del corazón. No se trata de correr la maratón si nunca has hecho ejercicio (obtendríamos precisamente los efectos contrarios), pero sí de ir moviéndote más para mantener sano el corazón. Lo ideal es empezar desde niños, pero nunca es tarde. Pequeños hábitos como ir andando al trabajo si está cerca, al supermercado si no tienes que cargar con mucho peso o simplemente salir a pasear con tus amigos/as son formas de apostar por una vida sana y activa.

Vigila la alimentación

La alimentación es nuestro mayor aliado… pero también puede convertirse en un villano. Los fritos, los precocinados, la sal en exceso o los alimentos ricos en grasa son una bomba para tu corazón. Apuesta más por lo verde: frutas, verduras y legumbres que te nutrirán y cuidarán. Los pescados, las carnes y los lácteos bajos en grasas también están recomendados. Ante cualquier duda, lo mejor es que consultes con tu doctor, quien te dará las mejores pautas para cuidarte y prevenir un infarto.

Chequeos a tiempo

Especialmente si has pasado los 40 o si en tu familia hay antecedentes de accidentes cardiovasculares, es imprescindible que cada cierto tiempo pases por la consulta de un doctor para que evalúe tu estado. Él mismo te indicará la frecuencia con la que debes volver y si necesitas cambiar algo en tu rutina diaria para prevenir un infarto.

prevenir un infarto
El doctor siempre es tu aliado. Habla con él y te dará las mejores pautas para prevenir un infarto

Vive en paz

El estrés, los sobresaltos, las preocupaciones y los pensamientos negativos nos pueden llevar a un problema de salud que no tendría por qué haber existido si no se hubieran dado esas circunstancias. Es complicado con las obligaciones que afrontamos en nuestro día a día alejar estos condicionantes, pero debes trabajarlos si quieres prevenir un infarto.

Busca al menos 2 horas al día para ti, seguro que las encuentras. Respeta las horas de sueño, come bien y haz más vida social. El tándem perfecto para mantener la paz mental.

Duerme bien

Dormir es fundamental, desde para conseguir objetivos que pueden parecernos banales como adelgazar, hasta prevenir un infarto o frenar el envejecimiento celular. Si tienes que madrugar, acuéstate temprano, respeta las 8 horas de sueño recomendadas y no trates de invertir el ciclo natural. Excepto si tienes unos turnos de trabajo que te lo impidan, dedica la noche a dormir y despiértate cuando haya amanecido. Dormir durante el día y mantenernos despiertos durante la noche alterará nuestros biorritmos.

prevenir un infarto
Respeta las horas de sueño por la noche. Es el momento en que el cuerpo debe descansar

Si quieres ampliar información sobre este tema, te invitamos a leer nuestro artículo sobre los síntomas de un infarto para saber detectarlos y anticiparnos a ellos.

¿Cuáles son los síntomas de un infarto?