5 errores de belleza que no debes volver a cometer nunca más


¿A quién no le gusta estar guapo o guapa? Todos buscamos este objetivo, en mayor o menor medida, estudiando bien el modelito que nos vamos a poner, con el peinado correcto y el maquillaje adecuado. Sin embargo, no siempre sabemos sacarnos el mejor partido y frecuentemente caemos en errores de belleza, tanto a la hora de prepararnos para salir a comernos el mundo como en nuestra rutina de cuidados.

Por ello, en este artículo queremos hacer un homenaje a todos aquellos que quieren sentirse más bellos y que probablemente estén cayendo en uno de esos errores de belleza sin casi darse cuenta y que tienen una solución mucho más fácil de lo que piensas.

Estar guapo o guapa, en muchas ocasiones, depende de ti. ¡No te dejes para después! Aprende a cuidarte y a sacarte el máximo partido para arrasar por donde vayas y sentirte pletórico, subir tu autoestima y tener más fuerza para afrontar el día a día.

Normalmente este tipo de artículos están enfocados a seguir truquitos de belleza, pero nuestros truquitos de hoy son precisamente a la inversa: esto es lo que NO debes hacer si quieres estar guapo/a. 

Otros artículos de interés: Mascarillas caseras, ¿una buena idea?

5 errores de belleza que tienes que dejar de cometer

Algunos de los errores de belleza más habituales son los que te contamos a continuación. Es probable que pienses que lo haces todo bien, pero tal vez te sorprenda el hecho de que, sin darte cuenta, tú también caes en algunos de ellos. ¡Conciénciate y deja los malos hábitos!

Tocarte los granos:

errores de belleza
Uno de los errores de belleza más habituales es tocarte los granos. Esto te impedirá tener una piel lisa y homogénea

Lo sabemos, es inevitable. La mayoría de las veces, incluso, tratamos de quitarlos con las manos porque tienen muy mal aspecto, pero lo único que hacemos es que duren más tiempo, que tarden más en irse y, en el peor de los casos, que dejen marcas. Si ya te has dejado alguna marquita por las espinillas o los granos, sabrás que tienen dificil solución. Hay algunos tratamientos que las van eliminando poco a poco, pero en según qué ocasión es más complicado y tarda mucho más.

¿Cuál es la solución? ¡No tocártelos! Sabemos que es casi un vicio, pero si quieres no caer en este error de belleza, déjalos secar al aire libre y como mucho lávate la zona con agua y jabón o con alguna crema que sepas de antemano que te va bien. Nada más. Si los tocas se pueden infectar y será mucho peor.

No estudiar tus rasgos faciales a la hora de elegir peinado:

Quizás te encante ese corte de pelo bob que has visto en la tele o tener una larga melena, sin embargo, al margen de las modas en cuanto a peluquería o de lo que más te guste a ti, debes tener en cuenta que no todos los peinados son para todo tipo de caras.

Estudia tus rasgos, pide opinión a un experto e incluso haz simulaciones frente al espejo antes de cortar definitivamente. Que sí, que el pelo crece, no es ningún drama, lo sabemos, pero ten en cuenta esto también cuando vayas a elegir un peinado para un evento especial o incluso tu peinado rutinario del día a día.

Por ejemplo, si tienes la cara angulosa, el corte desigual no te quedará bien. Si tienes la cara muy redonda o las orejas muy pronunciadas, un moño tampoco será lo tuyo.

Conócete y elige aquello que mejor te vaya según tus rasgos, no según tus gustos. Este es otro de los errores de belleza más habituales.

Igual ocurre con el maquillaje:

El maquillaje y orzuelo en el ojo
El maquillaje y la peluquería tienen mucho que decir. Encuentra tu estilo

Con el maquillaje ocurre exactamente lo mismo. ¿Te gustan los tonos oscuros o eres más de claros? Pues de nuevo debes tener en cuenta tus rasgos, es una parte muy importante para poder sacarte más partido y estar más guapa.

No a todas nos van los mismos colores y además de tu tono de piel, tus rasgos o incluso tu color de pelo debes tener en cuenta la cantidad de maquillaje que te va mejor. A veces nos maquillamos en exceso porque pensamos que así vamos a estar más guapas y nada más lejos de la realidad. Hay rostros que se ven mucho mejor con muy poco maquillaje o con un efecto cara lavada.

¿Cómo saberlo? De nuevo aquí entra en juego el ensayo a base de prueba y error. Lo bueno del maquillaje frente a la peluquería es que aquí puedes probar sin que haya ninguna consecuencia. Luego «borras» y ya está, no es lo mismo probarte un pintalabios nuevo que probarte un corte de pelo.

Si aún así no consigues dar con el maquillaje que te puede ir mejor, siempre puedes acudir a una maquilladora profesional y pedir consejo para ver cómo te saca ella el mejor partido y qué trucos puedes aplicar luego en casa en tu día a día.

Las cejas son la expresión de la cara:

Le damos mucha importancia a la depilación, pero a veces nos olvidamos de una de las partes de la cara que también se depilan y que pueden ser la diferencia entre un look cuidado y una cara bonita o un look desaliñado y una expresión totalmente diferente de la cara.

Las cejas son el espejo del alma y tanto tenerlas muy pobladas como demasiado finas o descuidadas, desiguales o incluso con una forma que no nos va nada puede ser el desencadenante a un rostro que no es el que realmente puedes tener si cuidas este detalle.

Prueba en casa (cuidado con depilar de más!) y si no consigues dar con tu forma, acude a un salón de belleza. Lo ideal es que cuando vayas por primera vez las tengas lo más pobladas posible para que tengan material con el que jugar. Una vez echas por primera vez, ya solo tendrás que ir con la frecuencia que ellos te indiquen para el mantenimiento. ¿Lo mejor? Es un tratamiento super barato y rápido.

¡No te olvides de la sonrisa!

errores de belleza
Más allá de las cremas, de las mascarillas o de cualquier maquillaje, el mejor tratamiento de belleza es una sonrisa

Por último, este es posiblemente uno de los mejores consejos de belleza que te van a dar nunca, el más barato, el que menos tiempo lleva y el que mejor te quedará. Una sonrisa ilumina tu cara, te hace parecer más amable y mejor persona y te hace más bello.

¿Por qué nos empeñamos a veces en ir por la vida con cara seria? Sonríele al mundo, contagiarás tu alegría a otros y esto, al final, se te devolverá con creces. No hay nada que le siente mejor a una cara y a un alma que una sonrisa siempre dibujada.

Y esto, amigo, depende de ti. Sabemos que no todos los días son buenos, sabemos que a veces se hace cuesta arriba, pero da tú el primer paso hacia una vida más alegre con una sonrisa en la cara y verás como todo parecerá ir mejor.

Sigue leyendo: Cómo eliminar el acné de forma sencilla