4 tipos de pescados fáciles de comer y cocinar


Para tener una alimentación equilibrada y sana, es importante no dejar de lado ningún tipo de alimento. Aunque en general solemos consumir más carne que pescado, los ingredientes del mar tienen propiedades que no encontramos en otros alimentos.

Tomar pescado es muy importante tanto para los niños como para los adultos, sin embargo, la dificultad de algunos de ellos a la hora de limpiarlos, de cocinarlos, la presencia de raspas o el elevado precio de otros hacen que el pescado sea más inaccesible que la carne.

Hoy vamos a recomendarte 4 tipos de pescados fáciles de comer y de cocinar, para que te animes a probarlos tanto en casa como en tus salidas al restaurante o el chiringuito durante estos meses de verano.

4 Tipos de pescados fáciles de comer

pescado fácil de cocinar
El mar nos regala una gran variedad de pescados fáciles de comer

Calamares

Los moluscos son uno de los tipos de pescados fáciles de comer ya que no suelen contener raspas y nos dan muchas opciones a la hora de cocinarlos y comerlos: solos, en cazuela, como acompañamiento, troceado en ensaladas, pasta o arroz…

Los calamares, ya sea en anillas o enteros gustan a casi todos los niños y adultos. Para una dieta más sana libre de calorías extras, prueba a hacerlos a la plancha: además de pescados fáciles de comer, hacerlos de este modo también los convierte en sencillos de cocinar.

Atún

Si hiciéramos un estudio sobre el pescado que más consumimos la mayoría de nosotros, sin duda el atún saldría victorioso. Lo tomamos casi sin darnos cuenta y a cualquier hora del día gracias a la popularidad de las latas de atún. No hay nada más sencillo, rápido y limpio en nuestra cocina, que completar nuestros menús con una lata de atún.

Además, el atún en filetes a la plancha también es una gran opción. Para los niños, las hamburguesas de atún es un modo de animarles a tomar pescado sin que se den cuenta.

Lenguado

Los filetes de lenguado es otro de los pescados fáciles de comer y cocinar. Basta con echar unas gotitas de aceite en la plancha o la sartén y dejarlo hasta que esté en su punto. Una cena sabrosa, muy baja en calorías y alta en nutrientes. Además, no suele tener raspas, por lo que también es una muy buena opción para los más pequeños de la casa.

Salmón

Cuando hablamos de comidas nutritivas, el salmón siempre suele aparecer entre los mejores alimentos para nuestra dieta por su gran aporte nutritivo. Cocinarlo también es muy sencillo, al igual que el lenguado, podemos hacerlo a la plancha en tan solo unos minutos. Normalmente los filetes de salmón sí tienen raspas, pero son espinas tan grandes que incluso los niños pueden comerlo sin problemas.

Para preparar una comida inmediata, el salmón ahumado es una excelente opción. Cortado en taquitos con pasta o arroz, o en lonchas en sándwiches o bocadillos, el salmón ahumado es un imprescindible en nuestra nevera.