3 salsas con mucho sabor para disfrutar en la cocina y en la mesa


Los detalles cuentan y mucho. Y en la cocina, también. Si mimamos un poco nuestros platos, con un pequeño toque diferente, podremos lograr resultados muy distintos. En este sentido, las salsas son nuestras grandes aliadas. Pueden ser baratas y muy sabrosas, pero también muy nutritivas, según las que elijamos para nuestros platos. Hoy te proponemos salsas con mucho sabor para alegrar tus platos más sosos o para darle un toque diferente a esa receta que preparas con bastante frecuencia y que ya comienza a aburrir por su sabor siempre idéntico.

Si te gustan los sabores fuertes y contundentes, te proponemos estas salsas con mucho sabor.

Otros artículos de interés: Salsa roquefort, sus propiedades más importantes

3 salsas con mucho sabor que querrás preparar

Salsa roquefort

salsas con mucho sabor
El queso azul o queso roquefort nos dejará una salsa con mucho sabor. No te excedas con las cantidades del queso.

Si hablamos de salsas con mucho sabor, es inevitable no pensar en la salsa roquefort. Este tipo de queso tiene un sabor muy intenso y particular, que ligará muy bien con tus platos de carne para darle un sabor explosivo.

Además, aprovecharás todas las propiedades de este tipo de queso. Engorda, es cierto, pero también es bastante sana, especialmente si la preparas tú en casa de forma casera.

Salsa de champiñones

salsas con mucho sabor
La nata le dará un toque más suave a esta salsa, que por su ingrediente principal es una de las salsas con mucho sabor

Por otro lado, tenemos la salsa de champiñones, muy nutritiva y deliciosa, además con un sabor también muy particular y fuerte, sin llegar a ser exagerado, por lo que gustará tanto a niños como a mayores.

Lo mejor de la salsa de champiñones es que podemos acompañar todo tipo de platos, no solo carnes (que suele ser lo primero en lo que pensamos cuando hablamos de salsas para acompañar), también liga bien con arroces, pastas…

Salsa al pesto

salsas con mucho sabor
La salsa de pesto tiene un color muy característico, proporcionado por la albahaca. Y aunque se suele relacionar con la pasta, podemos acompañar un montón de platos con ella

Por último, incluimos en nuestra selección de salsas con mucho sabor la salsa de pesto. ¿No te lo crees? Hay que tener cuidado con esta salsa, porque según cómo la preparemos puede quedar algo sosa o con mucho sabor. El truco está en la cantidad de albahaca empleada y en la reducción que hagamos con ella. Los piñones tampoco pueden faltar, no los tritures demasiado (solo pícalos) para que nos aporten ese toque semicrujiente que hacen que esta salsa sea especial.

Además, una variante para su preparación es añadirle nata líquida, lo cual le dará una densidad y una textura que no solemos relacionar con la salsa de pesto. Podemos usarla para acompañar todo tipo de platos: pastas, arroces, carnes, incluso pizzas.

Y tú, ¿qué salsas con mucho sabor nos recomiendas? ¿Cuáles son tus preferidas para alegrar ciertos platos algo sosos?

Sigue leyendo: Cómo preparar una salsa boloñesa muy rica