Una receta del bizcocho de fresa para hoy


Los bizcochos son probablemente la receta de repostería que más utilizamos en casa. Son fáciles de hacer, baratos y podemos tomarlos de muchas maneras: en el desayuno, como postre o como merienda. Un bizcocho casero es el complemento perfecto para el café o para la comida, por ello hoy te traemos la receta del bizcocho de fresa.

Se convertirá en un básico en tu recetario. Porque no todos los postres tienen que llevar chocolate…

Lee más: Otras recetas de bizcochos caseros

fresa
La fresa es una fruta llena de vitaminas, ¡aprovéchala en tus recetas!

Receta del bizcocho de fresa casero

Ingredientes:

  • 4 huevos L
  • 250 gramos de azúcar
  • 250 gramos de harina de repostería
  • 250 gramos de fresas sin rabillo
  • 1 sobre de levadura tipo Royal
  • Medio vaso de aceite de oliva
bizcocho de yogur con chocolate
Las fresas con chocolate siempre son una combinación ideal

Preparación:

Para preparar nuestra receta del bizcocho de fresa debemos comenzar precalentando el horno durante 15 minutos a 200º. Es una receta muy rápida de hacer, por lo que preparar la masa a hornear no te llevará más de ese tiempo.

Lavamos las fresas y las ponemos junto con el azúcar en el vaso de la batidora. Batimos bien hasta que quede todo bien integrado y sin trozos, un líquido espeso que utilizaremos para darle sabor y consistencia a nuestro bizcocho de fresa casero.

Reservamos y batimos los huevos y el resto del azúcar. Integramos y remover bien y sin dejar de batir (a mano o con batidora de repostería si dispones de una), agregamos el yogur, el aceite y parte de la mezcla que hemos hecho antes con las fresas (aproximadamente la mitad).

Vertemos la mezcla resultante en el molde de silicona que hayamos preparado y finalizamos añadiendo como topping la mezcla de fresas batidas que nos ha sobrado.

Horneamos durante 30 minutos a 180-200º. Al sacarlo, lo colocamos sobre una rejilla para que se enfríe bien por todos lados.

Si quieres decorarlo, puedes hacerlo con fresas partidas, chocolate en fideos, azúcar glass, o incluso trocitos de lacasitos o de galletas oreo machacadas. Para la decoración y el topping final tu ingenio y tus gustos deben tomar protagonismo. ¡Que aproveche!

¿Y si no nos importan las calorías?

bizcocho de yogur con chocolate
Cubrir el bizcocho con chocolate fundido es una idea riquísima… aunque también calórica

Aunque el hecho de llevar harina y azúcar ya convierte al bizcocho de fresa en un postre algo calórico, lo cierto es que al tratarse de ingredientes naturales y fruta también es muy nutritivo. Si quieres hacerlo aún más sabroso, puedes fundir chocolate y cubrir tu bizcocho por completo o agregarle capas.

¿Cómo lo hacemos? Cuando esté frío, con un cuchillo grande y sujetando la parte superior siempre, cortamos el bizcocho en horizontal tantas veces como capas queramos hacer (lo recomendable es 2-3). En el interior podemos rellenarlo con nata, chocolate fundido o incluso una mousse fresa para acompañar al resto del bizcocho.

Con algo tan sencillo como esto tendremos una receta de bizcocho de fresa diferente y sabrosa. Eso sí, déjala solo para las ocasiones especiales, ya que no es precisamente un plato hipocalórico.