Síntomas de un mioma uterino y cómo vivir con un mioma o fibroma


Los síntomas de un mioma uterino pueden ser evidentes, aunque esta afección puede pasar desapercibida, especialmente en mujeres mayores de 50 años.  Es un problema bastante común, que afecta entre el 20% de las mujeres en edad fértil hasta el 80% de las mujeres en la menopausia.

Sintomas de un mioma uterino
El dolor en el bajo vientre es uno de los sintomas del mioma uterino

Esto te interesará: Síntomas del cáncer de útero

Tipos y síntomas de un mioma uterino

Para comenzar, digamos que un mioma es un crecimiento anormal de las células del útero,  no canceroso, es decir que los miomas son típicamente benignos. Sus causas no se conocen, pero sí hay factores predisponentes como historia familiar de fibromas, edad y peso corporal.

Los diferentes tipos de fibroma se caracterizan por su ubicación en el útero.

Así, encontramos los fibromas o miomas intramurales, que son el tipo más común, se desarrollan en las paredes musculares del útero y pueden agrandarse y deformar el útero.

También los miomas subserosos, que son los que se forman en la parte externa del útero.  Pueden crecer y hacer que el útero parezca más grande de un lado.  Cuando estos fibromas desarrollan un tallo o base delgada se llaman miomas pedunculados.

Los fibromas submucosos son los que se desarrollan en la capa muscular intermedia o miometrio.  Son más raros.

Los síntomas también pueden estar determinados por la ubicación del fibroma, pero también de la cantidad y tamaño de miomas que se hayan formado.

Sin embargo, si los miomas son muy pequeños o estás atravesando la menopausia, es probable que no tengas ninguno de los síntomas de un mioma uterino.  Según estadísticas de los Institutos Nacionales de Salud de los Estados Unidos, hasta el 70 por ciento de las mujeres de 50 años y más pueden tenerlos, en muchos casos sin síntomas de un mioma uterino.

Los principales síntomas de un mioma uterino son:

  • Menstruación de una duración mayor que la habitual.
  • Sangrado abundante entre períodos.
  • Sangrado abundante en el período, incluyendo coágulos de sangre.
  • Dolor en la pelvis o dolor en la parte baja de la espalda.
  • Aumento de los cólicos menstruales.
  • Aumento de la necesidad de orinar.
  • Dolor durante las relaciones sexuales.
  • Sensación de presión en la parte baja del abdomen.
  • Hinchazón abdominal.

Las irregularidades menstruales se encuentran entre los principales síntomas de un mioma uterino.  Esto se debe a que la producción de estrógenos es considerada una de las causas de los miomas o fibromas.  Se cree que la desaparición o remisión de los miomas durante la menopausia se debe precisamente a la disminución en los niveles de estrógeno que caracteriza esta etapa.

Síntomas de un mioma uterino y tratamientos

El tratamiento está relacionado con el tamaño, ubicación y síntomas de un mioma uterino y también la edad de la paciente y su estado general de salud.

Algunos síntomas de un mioma uterino pueden tratarse con medicina natural como acupuntura, yoga, masajes. calor para los calambres y  medicina herbal china como la tradicional fórmula Gui Zhi Fu Ling Tang.

Muchos estudios se han orientado a comprobar la efectividad de la medicina herbal china que se pueden encontrar en la base de datos de la Biblioteca Nacional de Medicina de los Estados Unidos.  Si bien algunos preparados herbales mostraron mayor efectividad que los medicamentos, el estado actual de los conocimientos no permite afirmar ni refutar el uso de medicina herbal para el tratamiento del mioma uterino.

También pueden ayudar los cambios en la alimentación, por ejemplo evitar las carnes y las comidas calóricas y preferir alimentos ricos en flavonoides, vegetales de hoja verde y pescados de agua fría como el atún o el salmón.

Controlar los niveles de estrés y el sobrepeso son beneficiosos los síntomas de un mioma uterino o de cualquier otro trastorno de la salud.

Sintomas de un mioma uterino
Controlar los niveles de estres con yoga y meditacion puede ayudar a reducir los sintomas de un mioma uterino

El mioma uterino puede ser tratado también con medicamentos orientados a reducir los niveles de hormonas para lograr la remisión del mioma.

Medicamentos dedicados a tratar los síntomas del mioma uterino son los que ayudan a controlar el sangrado y el dolor pero no reducen ni eliminan los fibromas, como el DIU (dispositivo intra uterino) que libera hormona progestina, analgésicos de venta libre para controlar el dolor y píldoras anticonceptivas.

También pueden recetarse suplementos de hierro para prevenir la anemia causada por las pérdidas abundantes de sangre, uno de los síntomas de un mioma uterino.

La cirugía se realiza para extirpar miomas muy grandes o múltiples; pueden hacerse mediante una incisión en el abdomen o con cirugía laparoscópica, es decir, realizando pequeñas incisiones a través de las cuales se inserta una cámara y herramientas quirúrgicas.

Sin embargo, si los síntomas de un mioma uterino no ceden después de la cirugía o la situación empeora, puede ser necesario realizar una histerectomía que es la extirpación del útero.

Más recientemente se están experimentando tratamientos quirúrgicos no invasivos:

  • Cirugía de ultrasonido forzada (FUS): se utiliza una máquina especial que permite visualizar el útero; se envían ondas de sonido de alta energía y frecuencia a los miomas para destruirlos.
  • Miólisis: busca la reducción o destrucción de los miomas mediante corriente eléctrica o láser.
  • Criomiólisis: congelamiento de los fibromas.
  • Ablación endometrial: destrucción del revestimiento uterino mediante calor, corriente eléctrica o agua caliente.
  • Embolización de la arteria uterina: se inyectan pequeñas partículas en el útero para impedir el suministro de sangre a los fibromas.

Cómo vivir con un mioma uterino

El mioma uterino es un crecimiento anormal de células del útero pero es benigno.  Por ello, aprender a manejar los síntomas de un mioma uterino puede hacerte la vida más fácil.

Analiza estas estrategias:

  • Aplicar calor en la parte inferior del vientre, mediante una almohadilla térmica o bolsa de agua caliente.  Activa la circulación y relaja los músculos.
  • Baños de agua caliente: alivian el dolor al relajar los músculos.
  • Posiciones de descanso que liberan presión de la espalda: acostada boca arriba con una almohada bajo las rodillas, acostada en posición fetal.
  • Ejercicio regular y dieta saludable.
Sintomas de un mioma uterino
La posicion fetal ayuda a mitigar los sintomas del mioma uterino

Aprende a reconocer: Síntomas de la menopausia