Remolacha, ese colorido que nos llena de nutrientes


¿Qué es la remolacha?

En el infinito mundo de las verduras que vamos descubriendo poco a poco junto a vosotros, hoy toca hablar de la remolacha, una hortaliza tan saludable y completa como vistosa. Su característico color, ese rojo morado, alimenta nuestro espíritu con sólo echarle un vistazo. De hecho, la remolacha se utiliza en muchos platos para darles colorido y hacerlos más atractivos. Una salsa, un guiso, una ensalada… cobran mayor fuerza si la acompañamos de este alimento.

Por supuesto, la remolacha es mucho más que una paleta con la que hacer más bonitos los platos. Se trata de una verdura primordial para nuestra alimentación, un vegetal lleno de nutrientes y beneficios para nuestro cuerpo. Para empezar, conozcamos su nombre científico: es Beta vulgaris y pertenece a la familia de las Amaranthaceae.

remolacha
Antiguamente, de la remolacha sólo se comían las hojas

Los orígenes

La remolacha es una raíz originaria del Norte de África, cuyo cultivo se remonta a hace 4.000 años. Eso sí, en aquellos tiempos sólo se consumían las hojas. El bulbo era empleado en las culturas mediterráneas como planta medicinal, para aliviar dolores de cabeza e incluso de muelas. No sería hasta el siglo XVI cuando la raíz, con su característico sabor dulce, empezara a consumirse de forma habitual.

Un hecho muy destacado se vivió en el siglo XVIII gracias a Andreas Marggraf que fue el primero en conseguir azúcar a partir del zumo de la remolacha. Se acababa de producir una revolución alimentaria. Además, de todos es sabido el impulso que Napoleón ejerció en el cultivo de este vegetal, pues ordenó plantar 30.000 hectáreas de esta verdura.

¿Cuáles son sus propiedades?

La remolacha es muy conocida por ser rica en flavonoides, lo que se entiende como una eficaz arma en la lucha contra las enfermedades cancerígenas. Comer remolacha cruda ayuda a prevenir tumores pero también a que los pacientes se encuentren mejor preparados para pelear contra la enfermedad. El pigmento rojo tan característico de la remolacha, la betanina, tiene buena culpa de ello.

Esta verdura es además rica en ácido fólico, fundamental para el correcto desarrollo del feto. De igual forma, se trata de un nutriente que se asocia con propiedades de antienvejecimiento, pero también con el tratamiento de los problemas de corazón o con el cuidado de nuestro cabello, uñas y piel, gracias a que ayuda a que el cuerpo produzca metionina.

La remolacha también tiene altos índices de hierro que, como en el caso del ácido fólico, son esenciales para las embarazadas. Este mineral contribuye a que nuestro cuerpo produzca hemoglobina, por lo que comer remolacha es sumamente apropiado para quien sufre de anemia.

Otro beneficio que obtiene nuestro cuerpo de su ingesta es que evita la retención de líquidos, por lo que es muy recomendada en las dietas de personas que quieren perder peso. Posee una alta cantidad en fibra, por lo que favorece nuestro tránsito intestinal y previene problemas de estreñimiento. De la misma manera, la remolacha es genial para cuidar de nuestro hígado, al que ayuda a limpiar por su función depurativa y alcalinizante.

Además, se recomienda consumir remolacha a quienes sufren depresión. Esta verdura fomenta la producción dopamina, fundamental para que nuestro estado de ánimo sea óptimo. En la misma línea, no podemos dejar de mencionar que cuida de nuestro cerebro estimulándolo de una manera muy positiva.

Eso sí, una de las cosas que hemos de tener en cuenta a la hora de consumir remolacha es su alto contenido en oxalatos, por lo que puede ser perjudicial para quienes sufren de artritis o gota. Tampoco es recomendable para quienes padecen de piedras en el riñón. Pero estas personas no tienen porqué privarse de los beneficios de la remolacha. Una buena manera de combatir el efecto de los oxalatos es comer esta verdura hervida o acompañarla de alimentos ricos en calcio.

Variedades de la remolacha

Existen tres variedades fundamentales de remolacha, que engloban a todas las demás.

  • Remolacha de mesa: la que comemos comúnmente, reconocible por su color rojo.
  • Remolacha azucarera: que se utiliza para la producción de azúcar.
  • Remolacha forrajera: usada como alimento para ganado.

Tabla nutricional de la remolacha

Valores mediosPor cada 100 g
Calorías43 kcal
Lípido0,2 g
Sodio78 mg
Potasio325 mg
Glúcido10 g
Fibra alimentaria2,8 g
Azúcar7 g
Proteína1,6 g
Vitamina A33 iu
Calcio16 mg
Vitamina C4,9 mg
Hierro0.8 mg
Magnesio23 mg
Vitamina B60,1 mg