¿Qué puedes hacer tú para prevenir la osteoporosis?


Una de las enfermedades que más puede preocupar a las personas es la osteoporosis, por eso, llegados a cierta edad, es habitual que surjan dudas y motivaciones para tratar de prevenir la osteoporosis. Esta enfermedad (sí, es una enfermedad) afecta a los huesos y está muy ligada al envejecimiento y al paso del tiempo. Todo se deteriora y escapar de la osteoporosis no es misión imposible, aunque pueda parecerlo en un primer momento. Hoy te hablamos precisamente sobre este tema, con un enfoque más femenino, pero adaptado a todos los públicos.

Si quieres prevenir la osteoporosis debes comenzar a hacerlo YA. No nos vale que esperes a cierta edad, da igual cuantos años tengas, si ya te pilla tarde o si crees que es demasiado pronto. Cuidar los huesos debería ser una de nuestras prioridades a lo largo de nuestra vida y lo cierto es que confiamos en que siempre van a estar sanos y fueres y no es así. Por eso, si estás leyendo esto, seas quien seas y tengas la edad que tengas, te pedimos que nos concedas unos minutos de tu tiempo para que puedas aprender más acerca de cómo prevenir la osteoporosis.

Sigue leyendo: Recetas ricas en vitamina D

Pero, ¿qué es la osteoporosis?

La osteoporosis es una enfermedad de los huesos, que provoca su fractura y su debilitamiento. Se produce cuando el desgaste del tejido óseo se produce a una mayor rapidez que su reparación. Durante toda la vida, se está produciendo continuamente este desgaste y esta regeneración, sin embargo, a una edad temprana la reparación es más rápida y el desgaste es más lento, por lo que en realidad no hay ningún efecto.

Con el paso del tiempo, los papeles se invierten y lleva más tiempo conseguir reparar este tejido óseo, a la vez que el desgaste se acelera, por lo que nos encontramos ante un callejón sin salida. Por eso es tan importante la prevención. Porque, cuanto más tejido óseo llevemos a una edad madura, más posibilidades tendremos de escapar de las garras de la osteoporosis y, por tanto, de evitar estas fracturas que pueden llegar a ser tan frecuentes. Si te lo preguntas, la osteoporosis afecta principalmente a los huesos de la cadera, de las muñecas y de la espalda. Estas son las zonas que más pueden sufrir durante esta enfermedad y con el envejecimiento del cuerpo.

Componentes de los pies

¿Por qué se dice que la osteoporosis es un problema principalmente femenino y que son las mujeres quienes más deben tratar de prevenir la osteoporosis?

Por supuesto, no queremos discriminar a nadie. Los problemas óseos son de todos y tanto hombres como mujeres podemos sufrirlos. Sin embargo, las medidas para prevenir la osteoporosis se suelen asociar más a las mujeres, principalmente porque son ellas las que se encuentran en población de riesgo por uno de sus acompañantes de este viaje llamado vida: la menstruación.

El ciclo menstrual afecta mucho a los huesos, pero, sobre todo, afecta cuando este desaparece. Es decir, durante la menopausia, la falta de estrógenos puede conducir irremediablemente a la osteoporosis. Por eso, es muy importante que especialmente las mujeres tomen en consideración estas medidas para prevenir la osteoporosis y lleguen a este momento de la vida con el mayor tejido óseo posible, para compensar los efectos que la menopausia pueden causar en su cuerpo. Además, durante otros momentos de la vida reproductiva de la mujer, la menstruación también puede afectar de forma negativa. Si se tienen regular muy escasas o muy irregulares, puede tratarse precisamente a esta falta de estrógenos que puede afectar a los huesos. En los casos de menopausia precoz (antes de los 40 años) es especialmente importante vigilarlo.

Calcio y vitamina D: los dos nutrientes fundamentales para prevenir la osteoporosis

Si te has concienciado de la importancia que tiene comenzar a prevenir la osteoporosis a cualquier edad, tenemos que felicitarte. Como ya sabes, los problemas es mejor cortarlos de raíz y si esperamos a que estos aparezcan, ya no habrá vuelta atrás. Con los huesos, este argumento cobra más fuerza. Los huesos se encuentran, en términos generales, en su mejor momento en torno a los treinta años. Por tanto, mejor empezar a cuidarlos cuando están en su punto álgido que cuando ya se ha comenzado a perder.

Los nutrientes son fundamentales para cuidar nuestro cuerpo y, en el tema de la osteoporosis, intervienen dos con especial fuerza, una vitamina y un mineral: la vitamina D y el calcio. Trata de controlar estos niveles mediante la alimentación (pescados tipo salmón, lácteos, huevo, frutos secos, espinacas…) y tomando el sol. De hecho, la vitamina D se obtiene principalmente del sol. Basta con que pongas tu cara, tus brazos y tus manos al sol durante quince minutos al día. Ambos nutrientes se pueden valorar mediante un análisis de sangre, para sacar si tenemos déficit de ellos.

Se puede diagnosticar el cáncer de huesos a través de los Rayos X

El ejercicio es clave si quieres tener mejores huesos en el presente y en el futuro

Por todos es sabido que el ejercicio es fundamental en tu vida. Y además es muy agradecido. Si llevas una vida muy sedentaria, tendrás muchísimos problemas, pero, además, notarás que en el momento en que hagas algo de ejercicio te resulta un mundo. Comienza poco a poco y en apenas unas semanas verás que aquello que te resultaba casi imposible ya lo haces de forma sencilla.

Pero, además, el ejercicio también es una buena forma de prevenir la osteoporosis. Trata de hacer aquellos ejercicios de bajo impacto, como caminar o bailar, pero también intenta hacer aquellos ejercicios que te permitan hacer fuerza especialmente en la zona de la parte alta de la espalda. Reforzando esos músculos conseguirás también proteger los huesos y tener un cuerpo más sano y saludable ahora y de cara al futuro. También es importante que trates de corregir tus posturas, te sientes siempre de manera erguida y descanses en un colchón que se adapte a tu cuerpo y no al revés.

¿Cómo puedo saber si tengo o puedo tener principio de osteoporosis?

Tal vez llegados a este punto estés comenzando a sentir algo de preocupación por tus huesos. A fin de cuentas, el esqueleto es aquello que te sostiene y que te va a ayudar a seguir en pie el resto de tu vida. Por eso, cuidarlo debe ser una prioridad para ti. Si quieres saber si tienes principio de osteoporosis o si tu cuerpo puede estar sufriendo, recuerda que siempre será un doctor quien te pueda ayudar con esto, con los exámenes clínicos necesarios y los consejos que tú, con tus circunstancias y necesidades concretas, puedas llegar a necesitar.

Sin embargo, también hay algunas señales de alarma que te pueden indicar que tienes una mayor propensión a sufrir esta enfermedad o incluso que ya está comenzando a hacer sus estragos. Si notas dolor frecuente en la parte baja de la espalda, si has tenido fracturas a lo largo de tu vida o si piensas que tu estilo de vida (alimentación baja en calcio, sedentarismo, poca exposición al sol, menstruaciones irregulares y escasas…) puede condicionarlo, te recomendamos que acudas a un doctor para explicarle tus dudas y que entre los dos podáis ir haciendo un seguimiento para valorar su evolución y tratar de evitar este problema.

Otros artículos de interés: ¿Cómo puedes obtener Vitamina D?