La mejor receta de la lasaña y la más fácil de hacer


Si hay un plato estrella en la cocina italiana, esa es la lasaña. Un plato de pasta y carne (aunque también tiene su variante vegetal) que gusta tanto a niños como a mayores, relativamente fácil de hacer y con un buen valor nutritivo. En este artículo queremos enseñarte a hacerla con un sabor muy especial y de una manera muy sencilla. Te ofrecemos a continuación la mejor receta de la lasaña para que puedas sorprender a tus invitados y tener un plato especial para preparar en días normales o en ocasiones más señaladas.

Puedes acompañarlo con algún entrante típico italiano, como la bruschetta de tomate, la croqueta suppli o un postre también de esta bella zona del sur de Europa, como el tiramisú.

Para preparar la mejor receta de la lasaña de carne o lasaña bolognesa, te invitamos a tomar nota de todos los pasos que te vamos a dar a continuación.

Otros artículos de interés: Receta de tartas caseras

La mejor receta de la lasaña de carne

Ingredientes:

receta de lasaña de verduras
También puedes hacer una capa de verduras para darle color

Probablemente, lo primero que te va a sorprender es que lleva ingredientes que quizás nunca habrías relacionado con la típica lasaña boloñesa, como zanahorias o bacon. Es importante que respetes toda la lista de ingredientes que te vamos a ofrecer a continuación y en las proporciones exactas, ya que esto hará que te quede perfecta.

  • 150 gramos de carne de cerdo
  • 150 gramos de carne de ternera
  • 100 gramos de bacon
  • 12 láminas de lasaña
  • 4 zanahorias
  • 4 cucharadas de aceite de oliva
  • 1 vaso de vino blanco
  • 1 vaso de tomate natural
  • Sal al gusto
  • Pimienta y especias al gusto
  • Bechamel al gusto
  • Queso rallado al gusto

Te recomendamos que antes de comenzar con la preparación de la receta en sí, prepares todos los ingredientes y los dispongas, por orden de utilización, en la encimera de tu cocina. Es cierto que así perderás 5 o 10 minutos al principio, pero tendrás todo mucho más limpio y ordenado, podrás ir limpiando mientras se prepara la receta y al final no solo ahorrarás tiempo, si no que todo será mucho más visual y por tanto más agradable de hacer.

Ahora que ya tienes todos los ingredientes comprados y preparados, ¡vamos al lío! Empezamos nuestra mejor receta de la lasaña de carne.

Preparación:

pastel de patata y carne

Lo primero que tenemos que hacer es preparar la pasta. Hay quien prefiere la pasta fresca hecha por sí mismo, y sin duda está mucho más buena y será más nutritiva, pero para ahorrar tiempo y asegurarnos de que todo va a salir perfecto, también puedes comprar directamente las típicas planchas o láminas de pasta ya hecha y que solo tendrás que pasar un poco por agua y directas al horno. Si optas por estas, calienta agua en una cazuela grande, le echas sal y aceite cuando rompa a hervir y metes las planchas. Te aconsejamos meterlas de una en una y en diferentes direcciones para evitar que se peguen. Sigue las indicaciones de las láminas que hayas comprado, en cuanto a tiempos, y cuando terminen sácalas y ponlas sobre un poco de papel de cocina para que suelte agua y se enfríen un poco.

Mientras que la pasta hasta haciéndose, ve preparando el resto de la receta. Comenzamos con la zanahoria, la cual debe estar picada y que pasaremos un poquito por una sartén grande con un poco de aceite. Con 5 minutitos bastará. Ahora, añadimos la carne y la sal y vamos volteando para que se haga bien por todos sitios. Si le falta aceite, es el momento de añadir un poco más, pero no te pases con él para que no se quede demasiado aceitoso al final.

Una vez que la carne ya esté cambiando de color, añade el bacon bien picadito también, esperamos 1 minuto para darle algunas vueltas y añadimos el vino blanco. Lo mantenemos al fuego hasta que el vino reduzca y ahora ponemos el tomate natural y las especias.

lasaña de verduras

Igual que en el punto anterior, debemos esperar a que el tomate reduzca y se integre bien. Mientras tanto, prepara la bechamel, puede ser casera o la que ya viene preparada y te ahorras este paso. De nuevo, al igual que con la pasta, es cierto que la casera estará más rica y es más natural, pero hay muchas marcas de las que ya vienen preparadas que te dan un excelente resultado. Solo es cuestión de que pruebes varias hasta que des con la que más te gusta a ti.

Cuando haya terminado la carne, pon a precalentar el horno a 200º y mientras tú ve montando la lasaña. Coge una fuente grande, a la medida de las láminas de lasaña que has preparado y ve montando varias capas. Lo ideal suelen ser tres capas, por lo que si has preparado 12 láminas, la base de la fuente debe ser para 4 láminas. Evidentemente, esto puedes ajustarlo según si sois más o menos comensales, echarás más o menos ingredientes.

Para montar la lasaña, empezamos con una capa muy fina de bechamel en el fondo de la fuente que has elegido. Ahora, va una capa de pasta, sobre ella colocamos otra capa de carne, fina o gruesa según tus gustos (pero calcula bien para que te llegue para montar varios pisos) y corona con otro poco de bechamel. Esto le dará jugosidad a la carne. De nuevo, pasta, carne, bechamel y terminamos con una capa de pasta.

Toca hacer el “topping” de nuestra lasaña. Una vez que hemos terminado nuestra receta de la lasaña de carne con una capa de pasta, vamos a rematar con una capa muy generosa de bechamel y otra capa muy generosa de queso.

¿Listo? Mete la lasaña en el horno durante 15 minutos a 180º y por último 5 minutos con el gratinador y ya la tendrás lista. Vigila bien el estado del gratinado, es posible que la primera vez no te quede de revista, pero cuando le cojas el punto al horno y encuentres un queso que se dore bien (esto es importante, ya que no todos los quesos dan los mismos resultados) verás como te queda una lasaña preciosa a la vista y exquisita al paladar.

La duración de la receta de la lasaña es de en torno a 70 minutos, desde que comienzas a preparar los ingredientes hasta que la sacas del horno, aunque por supuesto depende también de tu destreza y rapidez entre fogones. No es lo mismo, por ejemplo, si vas preparando los pasos simultáneamente (cocer la pasta mientras preparas la carne, por ejemplo) que si vas haciendo uno a uno. Pero, en condiciones normales, este es el tiempo que tardarás en tener en la mesa tu fantástica receta de la lasaña de carne.

El toque de bacon y zanahoria le dará mucha jugosidad, pero recuerda que los ingredientes que elijas son muy importantes. Compra una carne de buena calidad, un tomate y una bechamel que te gusten y disfruta de un plato riquísimo, a buen precio, perfecto para cualquier ocasión y que le gustará a todos. Una apuesta segura.

¿Y tú, cómo preparas tu mejor lasaña? ¿Nos cuentas tu receta en los comentarios o en las redes sociales para darle a nuestra comunidad más opciones para preparar este delicioso y nutritivo plato de la cocina italiana?

Sigue leyendo: Otras formas de preparar la lasaña