Hacer dieta: peligro de anorexia nerviosa. Piénsatelo bien.


Hoy voy a abordar un controvertido tema pues quizás te sorprenda saber que la anorexia nerviosa es un trastorno mental o psiquiátrico, que puede llegar a ser mortal.

Puede también que estés intentando de forma sostenida bajar de peso, a través de regímenes de restricción dietética, tanto por motivos estéticos como por motivos de salud.

Inanición en la anorexia nerviosa
La anorexia nerviosa provoca grandes alteraciones del peso y la forma corporal.

Sin embargo, debes tener cuidado, porque puedes estar “caminando por el filo de una navaja”. Se sabe que una dieta inadecuada para perder peso, puede conducir a conductas de alimentación no saludables y en última instancia a la anorexia nerviosa.

Por otra parte, la mortalidad de la anorexia nerviosa es la mayor de todas las alteraciones psiquiátricas, lo que pone de manifiesto su importancia.

Para demostrártelo, será bueno que comencemos este análisis definiendo este trastorno.

También te interesará: Alimentación, claves para estar sanos

¿En qué consiste la anorexia nerviosa y cuáles son sus características?

La anorexia nerviosa es una de las alteraciones psiquiátricas que se clasifica entre los trastornos de la alimentación.

La palabra anorexia significa “falta de apetito”, lo cual no se ajusta exactamente a la característica de esta enfermedad, como se verá más adelante.

La anorexia nerviosa se caracteriza por:

  • Restricción de la ingestión de energía y particularmente de las grasas
  • Miedo y ansiedad en relación al aumento de peso corporal
  • Preocupación respecto a la forma y peso corporal
  • Alteraciones severas del pes corporal con tendencia a la delgadez extrema o alteraciones de la forma
  • Amenorrea en las mujeres, o ausencia de menstruación

En general, la persona se encuentra en un estado sostenido de malnutrición o inanición.

La anorexia nerviosa afecta al 1% de las mujeres sin distinción de clase social. Por otra parte, alrededor del 95% de las personas con anorexia nerviosa son mujeres.

Comienza usualmente durante la adolescencia entre los 14 y los 18 años, lo cual tiene mejor pronóstico que cuando la anorexia nerviosa comienza en la adultez.

Las mujeres jóvenes con anorexia nerviosa tienen una mortalidad 6 veces superior a la esperada, lo que coloca a esta condición en el primer lugar dentro de los trastornos mentales.

Se considera que sin tratamiento cerca del 10% de los afectados muere y la probabilidad de este evento se incrementa a medida que aumenta la duración de la enfermedad.

Peligro de las dietas milagro
Con las dietas milagro además de privar a tu cuerpo de nutrientes que necesita, el efecto rebote está asegurado

¿Qué causa la anorexia nerviosa?

No se conoce la causa de la anorexia nerviosa. Al parecer hay una predisposición genética, que en interacción con un ambiente social y familiar que presiona hacia la pérdida de peso corporal y la delgadez extrema, a través de la imposición de regímenes dietéticos, puede desencadenar la enfermedad.

El hecho de pertenecer a una clase socio-económica mediana o alta, ser compulsivos, inteligentes, meticulosos y con aspiraciones elevadas puede elevar el riesgo de padecer este trastorno.

La anorexia nerviosa es sostenida por una conducta de restricción persistente de la ingestión de alimentos o el mantenimiento de una dieta que no puede proporcionar un peso corporal saludable.

Actualmente se sabe que el funcionamiento cerebral desempeña un papel importante en el gobierno de los procesos mentales y la conducta. Por eso, se ha tratado de identificar cuáles son los trastornos que pudieran producir una conducta restrictiva en la selección de alimentos característica de la anorexia nerviosa.

Se ha encontrado que en las personas con anorexia nerviosa determinados circuitos del cerebro que adquieren una mayor preponderancia en guiar las decisiones sobre lo que se debe comer.

En adolescentes y adultos jóvenes con anorexia nerviosa se han detectado anormalidades en la organización y función de los sistemas de recompensa del encéfalo que se relacionan en su función con la formación de hábitos.

Sin embargo, este es un campo de investigación que aún se encuentra en desarrollo y deben probarse muchas de las hipótesis. Por ejemplo, no se ha demostrado que la conducta de alimentación restrictiva sea un hábito.

Tampoco se conoce si los circuitos neurales vinculados a la selección de alimentos, sufren cambios en la medida en que la anorexia nerviosa se hace crónica, o con el tratamiento o por la influencia de factores psicológicos y sociales.

Todo esto es materia de estudio del nuevo campo científico denominado neurociencia cognitiva.

Comer bien es tener una buenanutrición
Una adecuada nutrición es sinónimo de buena salud

¿Por qué el hacer dieta predispone a la anorexia nerviosa?

Hacer dieta consiste en general en restringir o intentar restringir la ingestión de calorías durante la alimentación, por debajo de las cantidades que se necesitan para mantener el peso. Es decir, se pretende consumir menos calorías de las que se gastan.

Si has intentado hacer dieta alguna vez, habrás notado lo difícil que resulta desde todo punto de vista. Por ello, para la mayoría de las personas el “hacer dieta” no es eficiente para mantener el peso corporal a largo plazo.

Casi el 40% de las personas bajo regímenes dietéticos adquieren una “alimentación desordenada” que se considera patológica. Un cuarto de estas personas, es decir el 25%, desarrollan enfermedades clasificadas dentro de los trastornos de la alimentación.

Por lo tanto, se necesitan más estudios sobre cómo el “hacer dieta” puede conducir a los trastornos de la alimentación. La anorexia nerviosa vendría a ser algo así como una dieta extrema, en la que los esfuerzos sostenidos por restringir la ingestión de calorías conduce a alteraciones del funcionamiento en la esfera psicológica.

A la luz de los conocimientos brindados por la neurociencia cognitiva, se ha propuesto un modelo que reconoce la existencia de una recompensa psicológica al inicio de la dieta. Sin embargo, en las personas con predisposición a la anorexia nerviosa, este patrón persiste como una conducta mal-adaptativa debido a que los circuitos neurales que participan en la formación de hábitos experimentan cambios.

¿Qué otros síntomas acompañan a la anorexia nerviosa?

Además de las características mencionadas se puede señalar:

  • Tendencia a la manipulación, ocultamientoy negación del problema
  • No hay falta de apetito, mientras no se llega a la caquexia.
  • Atracones de alimentos a los que le siguen sentimiento de culpabilidad, vómito inducido y uso de laxantes y diuréticos. Esta actitud de “atracones-purga” se detecta en el 50% de las personas con anorexia nerviosa.
  • Practica excesiva de ejercicios
  • Depresión
El consumo de frutas y verduras evita las deficiencias de micronutrientes
La alimentación es la mejor prevención para las deficiencias de micronutrientes

Manifestaciones orgánicas

  • Molestias abdominales con distensión y estreñimiento
  • Disminución de la libido o falta de interés por la actividad sexual
  • Hipotensión arterial
  • Alteraciones en el pelo
  • Edema
  • Deshidratación y alteraciones de los electrolitos y del equilibrio ácido-básico con tendencia a la alcalosis
  • Pubertad precoz
  • Alteraciones en la secreción hormonal, incluyendo la hormona del crecimiento y las tiroideas, entre otras.
  • Amenorrea o falta de menstruación
  • Disminución del tamaño del corazón
  • Disminución de la frecuencia cardíaca
  • Fallos en el ritmo cardíacoque pueden conducir a la muerte súbita

¿En qué consiste el tratamiento de la anorexia nerviosa?

Recuperarse de la anorexia nerviosa es un proceso con múltiples facetas que puede tardar muchos años.

Normalmente bajo tratamiento cerca del 50% de las personas afectadas recupera su peso corporal y se revierten los trastornos hormonales. Otro 25% se recupera parcialmente con alguna recaída. El 25% restante tiene daños físicos y psicológicos irreversibles.

Algunas personas requieren de hospitalización para recibir la alimentación adecuada que permita la recuperación del peso corporal y salvar su vida. Esto ocurre por ejemplo, cuando la pérdida de peso corporal es de 75 % respecto al peso corporal ideal.

Si hay pérdida de la masa ósea se debe administrar calcio, vitamina D y en algunos casos más graves, bifosfonato.

No se cree que el tratamiento con fármacos sea eficaz a largo plazo en el tratamiento de la anorexia nerviosa.

Sin embargo, se considera útil el uso de antipsicóticos de segunda generación, que tienen entre sus efectos colaterales precisamente la ganancia de peso. Entre ellos se ha recomendado particularmente la olanzapina que además de ayudar con el aumento de peso, disminuye el miedo y preocupación por la obesidad.

La olanzapina en el tratamiento de la anorexia nerviosa
En el tratamiento de la anorexia nerviosa pueden ser útiles los fármacos antipsicóticos de segunda generación como la olanzapina.

También se considera apropiado utilizar fluoxetina en la prevención de las recidivas.

Se sabe que las estrategias de tratamiento que se enfocan preferentemente en los alimentos y la ganancia de peso, tienen grandes efectos colaterales negativos. Estos incluyen el reforzamiento de las conductas perjudiciales y el aumento de los intentos suicidas en la anorexia nerviosa.

El tratamiento debe entonces adaptarse a las características de cada persona y de su enfermedad, por tanto es individualizado.

De esta manera, el tratamiento debe tener en cuenta los factores subyacentes que contribuyen al éxito del mismo. Estos factores incluyen elementos psicológicos, dietéticos, médicos y prácticos, a lo que se denomina “enfoque holístico”.

¿Cuáles son los factores psicológicos que pueden contribuir al tratamiento?

Dentro de los elementos psicológicos importantes para la recuperación de las personas con anorexia nerviosa se encuentran:

  • Apoyo para el cambio.Incluye recibir esperanza, ser escuchado y comprendido, controlar la recuperación, incrementar la autovaloración, aprender nuevas habilidades y mecanismos de reproducción de actitudes
  • Tener deseo de recuperarse
  • Tener experiencias de tratamiento positivas
  • Autoeficacia
  • Motivación y empoderamiento. Se han vinculado con una mayor adhesión al tratamiento y mayor recuperación
  • Relaciones

Se cree que alguno de estos elementos adquiere mayor importancia en cada una de las fases de la recuperación de la anorexia nerviosa.

Perder 5 kilos en una semana puede provocar una obsesión con la pérdida de peso
Uno de los mayores efectos secundarios al realizar este tipo de dietas ocurre cuando aparecen los desórdenes alimenticios

¿Cuáles son las fases por las que pasa la recuperación de la anorexia nerviosa?

El proceso de recuperación de esta enfermedad mental, pasa por cuatro fases:

  1. Incapacidad o no estar listo para el cambio
  2. Alcance del punto cumbre para el cambio
  3. Búsqueda activa de la recuperación
  4. Reflexión y rehabilitación

Es importante lograr la satisfacción de la persona con el tratamiento empleado, pues si esto no se logra se disminuye la eficiencia del tratamiento, se retrasa el acceso a los mismos, se incrementan las recaídas y se abandona prematuramente la terapia.

El incremento de la satisfacción se puede lograr reforzando en cada fase el elemento subyacente adecuado.

Por ejemplo, se cree que en la primera fase es más importante trabajar sobre la aceptación de que se padece la anorexia nerviosa y su entendimiento. Para la segunda fase, cuando la persona se alista a realizar el cambio se debe enfatizar en que se sienta comprendido. Por otra parte, durante la reflexión lo preponderante es la “auto-aceptación”.

En la literatura se reporta el éxito de las terapias grupales de remedio cognitivo para el tratamiento de la anorexia nerviosa. Con esto se reportan incrementos en la flexibilidad, el pensamiento a gran escala y la confianza en la habilidad para el cambio.

Esperamos que con esta información hayas comprendido los peligros de la realización de una dieta para la reducción rápida de peso, no guiada profesionalmente. A la larga, no solo tiene grandes probabilidades de fracasar en el mantenimiento sostenido del peso corporal adecuado, sino que puede provocarte daños psicológicos en ocasiones irreversibles. Ten en cuenta que la anorexia nerviosa es una enfermedad mental.

El estilo de vida saludable, con la realización de ejercicios sistemáticos acompañados de una dieta acorde con las necesidades de tu cuerpo respecto a los nutrientes y la energía, son la principal garantía para mantener el peso corporal adecuado requerido por tus patrones estéticos y tu salud.

De esta manera mantendrás bien alejado de tu vida el peligro de padecer anorexia nerviosa y sus terribles consecuencias.

Lee también: ¿Cuándo debemos preocuparnos por nuestro IMC?


Advertisements