Esporotricosis: Qué es, cómo prevenirlo y cuál es su tratamiento


Sabías que mientras trabajas en el jardín puedes correr el riesgo de contraer esporotricosis. Una infección cutánea linfática causada por un hongo que habita generalmente en el abono que se la coloca a las plantas.

Esta enfermedad causa nódulos linfáticos en la piel. Aunque puede tratarse con éxito a través de un tratamiento micótico, si las defensas están minimizadas puede llegar a afectar a otros órganos como los pulmones.

Qué es esporotricosis

En los rosales, agracejo, abono para plantas y moho crece un hongo llamado Sporothrix schenckii. Cuando se produce una herida en la piel con un elemento contaminado con este hongo se produce una infección cutánea llamada esporotricosis.

Generalmente afecta a la piel, produciendo nódulos que se pueden diseminar a través del sistema linfático y pueden provocar abscesos y úlceras. En casos muy aislados donde la persona tenía muy baja las defensas, este hongo ha comprometido a los pulmones.

Esporotricosis en manos o pies

A diferencia de otros tipos de hongos el sporothrix schechkii solo entra en nuestro organismo a través de una herida. Generalmente, la persona se infecta cuando sufre un pequeño corte o rasguño con una rama, espina o herramienta infectada con el hongo.

Por lo tanto, las personas con más riesgo a contraer esta infección son aquellas que trabajan la tierra y tienen contacto con el abono.  Como los horticultores, jardineros y otros trabajadores como los madereros y granjeros que también pueden tener contacto con el abono para las plantas.

Esta infección comienza afectando a la piel y vasos linfáticos que se encuentren cerca. Si no se trata a tiempo y la persona posee las defensas muy bajas, esta infección puede llegar a los huesos, articulaciones, pulmones y otros tejidos del cuerpo.

Síntomas de esporotricosis

Los primeros síntomas aparecen en el dedo de la mano, en forma de nódulo móvil que va creciendo lentamente hasta llegar a formarse una úlcera por donde puede drenar un poco de pus.

Ese pus está infectado con el hongo y la infección puede seguir por los vasos linfáticos formando nódulos con úlceras a su paso. Si no se trata a tiempo, las protuberancias rojas y llagas pueden formar caminos hasta los ganglios linfáticos.

Camino de úlceras

La apariencia característica de esta enfermedad es el camino de úlceras que forman líneas que van desde la mano hacia el antebrazo. Generalmente solo ocurre en la mano y se va diseminando por el brazo, aunque existen algunos casos de personas que han mostrado estos síntomas en el pie.

Esporotricosis

En esta primera etapa de infección, no se siente ni se nota otro síntoma. Tampoco se siente dolor, sólo la molestia común de un absceso o grano. Estas protuberancias pueden aparecer luego de 3 meses de la lesión o contacto con el hongo. Es una infección crónica, es decir, prolongada de la piel que no se cura sola. Necesita de un tratamiento para frenarla.

Las infecciones son un peligro, especialmente para las personas que tienen el sistema inmune debilitado. Por lo tanto, si no se trata puede afectar a otros tejidos u órganos en el cuerpo. Entre los menos frecuentes se encuentra la infección en articulaciones que pueden provocar dolor.

Problemas respiratorios

Cuando la infección llega a los pulmones, la persona puede sentir los mismos síntomas que una neumonía, es decir, un poco de tos y posible dolor torácico. Es muy poco frecuente que el hongo pueda afectar a los pulmones, hasta ahora solo se conoce casos en los que la persona infectada haya pasado por problemas pulmonares con anterioridad como un enfisema.

Muy pocos son los casos donde la infección por este hongo se haya propagado en todo el organismo produciendo una sepsis.

Cómo se diagnostica esporotricosis

Aunque la presencia de nódulos y ulceraciones son característicos de este tipo de infección, la única manera de saber si se trata de esta infección es a través de un estudio de cultivo de una muestra tomada del tejido infectado. Si los resultados confirman la presencia de sporothrix schechkii, se trata de esporotricosis.

Tratamiento de esporotricosis

Como se trata de una infección cutánea producida por un hongo, el tratamiento consiste en un fármaco antifúngico. Tal como el itraconazol que se administra de manera oral cuando la infección es leve.

En casos más graves, se recurre a las inyecciones intravenosas de anfotericina B. El tratamiento se continúa hasta luego de un mes que las llagas hayan desaparecido de la piel.

Sin embargo, en las personas que tengan alguna enfermedad que debilite el sistema inmune, se recomienda que siga tomando el itraconazol por tiempo indeterminado. Con la intención de prevenir que la esporotricosis vuelva a surgir.

Esporotricosis

Pronóstico de la esporotricosis

Siguiendo el tratamiento adecuado con los fármacos antifúngicos las expectativas de una recuperación total son muy altas. Sin embargo, se debe tener precaución en las personas que posean un sistema inmune disminuido por otras enfermedades.

Complicaciones de la esporotricosis

Cuando la persona tiene un sistema inmune saludable no presenta más complicaciones que la molestia de las llagas en la piel. El riesgo de tener posibles complicaciones lo tienen las personas que el sistema inmune débil.

En esos casos se puede una esporotricosis se puede complicar provocando artritris, efectos secundarios por el medicamento, problemas pulmonares, infección ósea, meningitis o infección generalizada, sepsis.

Cuándo solicitar una consulta

Ante la presencia de una protuberancia en la mano o pie es necesario concurrir a un centro médico. Especialmente si se han formado llagas que no desaparecen y estuvo hace un tiempo en contacto con plantas muy bien abonadas.

La inflamación de los ganglios linfático es una señal de alarma de que el organismo se está defendiendo.

En este artículo puedes encontrar más información acerca de: Inflamación de ganglios.

Cómo prevenir la esporotricosis

La manera más eficiente de prevenir este tipo de infección es evitando el contacto con el hongo sporothrix schechkii. Tomando todas las precauciones necesarias para evitar rasguños por las plantas.

Si te gusta la jardinería puedes evitar la infección de esporotricosis utilizando guantes que tengan un buen grosor para prevenir lesiones en las manos mientras trabajas en lo que te gusta.