Aromaterapia, fragancias saludables


Contenido

Cómo nos ayuda la aromaterapia

Un olor a hierba recién segada que nos recuerda a nuestros abuelos, el aroma a algodón dulce que nos trae a la memoria aquellas vacaciones inolvidables… No sorprendemos a nadie si decimos que el olfato es uno de los sentidos que más nos puede ayudar a reconciliarnos con el mundo, a sentirnos felices, protegidos y animados. Todo esto es lo que aprovecha la aromaterapia.

Es increíble cómo ciertos aromas pueden ayudarnos a sentirnos mejor, estimulando ciertas partes del cerebro y colaborando en nuestro relax y armonía. La aromaterapia aprovecha los aceites esenciales, extraídos de forma natural de las plantas que nos rodean y las incorpora para que su olor o su aplicación sobre la piel sirva para nuestra salud.  ¿Queréis saber un poco mejor cómo puede ayudarnos la aromaterapia y aprender sobre sus virtudes y características?

aromaterapia
La aromaterapia estimula nuestro olfato

Por supuesto, no podemos dejar de señalar que la aromaterapia no es un estudio medicinal que haya sido aprobado por las comunidades científicas, así que nunca debe sustituir un medicamento prescrito por un profesional de la salud. Desde Alimentos Ricos sólo pretendemos aprender a apreciar cómo ciertos aromas son capaces de espolearnos o relajarnos y de qué manera podemos aprovechar estos efectos en nuestra vida diaria.

La lavanda, para calmar la ansiedad

El aceite esencial de lavanda es uno de los más empleados en aromaterapia por sus beneficios a la hora de sosegar los nervios y calmar estados de ansiedad y estrés. Inhalar el aroma de esta flor del campo nos puede ayudar también si tenemos problemas para conciliar el sueño. Además, aplicado convenientemente sobre la piel, puede ayudar a aliviar el dolor de quemaduras y a mitigar las alergias.

El eucalipto, un aliado contra la gripe

Nadie puede negar los efectos del eucalipto cuando nos sentimos constipados. Su poder activa nuestro aparato respiratorio, ayudándonos de una manera muy firme a encontrarnos mejor y a aliviar las molestias de esta enfermedad. Su frescura despierta nuestro ánimo y tanto en el baño como aplicado a través de unas compresas o un pañuelo, sus efectos son inmediatos.

La bergamota, para sentirnos mejor

Otro de los aceites esenciales empleados con mayor fuerza en la aromaterapia es el de bergamota, con su característico olor frutal y dulce. Este aceite esencial estimula nuestro cerebro para hacernos sentir más felices y poder aliviar estados de tristeza con mayor confianza. La bergamota es estimulante y energética pero, a la vez, nos ayuda a tranquilizarnos.

El geranio, para recuperar la armonía

El geranio, esa planta tan agradecida que adorna tantos balcones, también tiene su propio aceite esencial al que la aromaterapia ha sabido dar su lugar. Sus cualidades, dulces y florales, ayudan a equilibrarnos en estados de nerviosismo, y a recuperar la armonía, invadiéndonos de serenidad. Si sufrimos de cambios bruscos de humor, el aceite esencial de geranio puede ser un buen amigo.

La naranja, contra la irritación

Cuando paseamos por un campo de naranjos y nos invade el dulce y cítrico aroma de la fruta y del azahar, nos vemos inmediatamente transportados a un ensueño de gratificación. El aceite esencial de la naranja es valorado por su efecto calmante, para aliviar estados de malhumor y devolvernos sensaciones de paz y tranquilidad, su frescura mejorará nuestro talante.

El jazmín, para estimular la sensualidad

El jazmín es otra de esas flores que estimula nuestro olfato logrando evocar multitud de sensaciones. En la aromaterapia, es muy valorado por su intenso olor, sensual y dulce. El aceite esencial de jazmín es estimulante y afrodisíaco y ayuda a crear atmósferas en las que la pasión y los sentimientos son los reyes absolutos. No dudéis en probar sus efectos.

El sándalo, para relajarnos

El sándalo es una hierba aromática que invade con su aroma nuestro jardín. A la hora de emplear sus aceites esenciales, son muy valoradas sus cualidades purificantes y relajantes. Su intenso y característico olor es muy empleado en muchas consultas para generar un ambiente cargado de buenas sensaciones que, sin duda, calman nuestros nervios y ayudan a que olvidemos los problemas que podamos tener. También es muy apreciado para quienes practican meditación.