La obesidad es un mal de nuestro tiempo


La obesidad aumentó a más del doble a nivel mundial según los datos referidos por la Organización Mundial de la Salud (OMS)  en el periodo comprendido entre 1980 a 2014. Alarmante situación si la dejamos correr y no se toman medidas urgentes para controlar la obesidad, enfermedad que ha sido catalogada como una epidemia de nuestro tiempo.

Obesidad es un mal de nuestros tiempos
Bajar de peso se ha convertido en una necsidad si padeces de obesidad si quieres preservar la salud

Siguiendo el informe de la OMS, organismo especializado de las Naciones Unidas (ONU), en el año 2014 se reporta que en el orden de mil 900 millones de mujeres y hombres de 18 años o más presentaban sobrepeso. Atención, de estos, unos 600 millones son obesos.

Si tenemos en cuenta que en el 2013 se reportan alrededor de 42 millones de niños con 5 años de edad o menos que tenían sobrepeso, nos hace  proyectarnos con  gran preocupación para el futuro, pues estos tendrán alrededor 50 años en el 2058, lo que representaría notables incrementos en adultos que padezcan de gran número de enfermedades crónicas, como hipertensión y diabetes.

La obesidad y sobrepeso en la población mundial mayor de 18 años teniendo en cuenta el sexo.

Obesos y personas con sobrepeso y su relación con el sexo pesos
Se aprecia incremento de obesos y personas con sobrepeso en el sexo femenino

Sin lugar a dudas existe un ligero incremento de obesidad y sobrepeso en el sexo femenino, quizás debido a los cambios hormonales que se expresan de forma más acentuada después de la menopausia.

¿Qué se puede considerar el límite entre obesidad y sobrepeso?

Acerquémonos al tema revisando diversas fuentes altamente calificadas en este preocupante tema de la obesidad y el sobrepeso.
Según considera la OMS el sobrepeso y la obesidad resultan ser grasa acumulada de forma anormal o excesiva que puede ser perjudicial para la salud de las personas.
Encontramos en Wikipedia que “la obesidad es la enfermedad crónica de origen multifactorial que se caracteriza por acumulación excesiva de grasa o hipertrofia general del tejido adiposo en el cuerpo”.
Según se refiere en Medline, un servicio de la Biblioteca Nacional de Medicina de EE.UU. perteneciente a los Institutos Nacionales de la Salud se considera que el obeso tiene exceso de grasa en el cuerpo. La notable diferencia con el sobrepeso es que este se expresa como un aumento excesivo de peso corporal, quizás en correspondencia con el peso de los huesos, la masa muscular, la grasa así como el agua en el cuerpo. Para ambas condiciones se valora que el peso de la persona es proporcionalmente mayor de lo que se considera adecuado para la salud considerando la estatura.

¿Cómo se puede definir que una persona es obesa o tiene sobrepeso?

Existen diversas formas de definir si una persona es obesa o presenta sobrepeso. En ese sentido la OMS considera que existe obesidad cuando se divide el peso de la persona expresado en kilogramos por el cuadrado de su talla en metros (kg/m2) y resulte ser igual o superior a 30 kg/m². Esto es lo que se denomina Índice de Masa Corporal (IMC), que a fin de cuentas es la relación entre la estatura y el peso del individuo. Ahora bien si el IMC es igual o superior a 25 se considera que existe sobrepeso.
Por otro lado también se considera signo de obesidad si existe para el hombre un perímetro abdominal igual o mayor a 102 cm, en tanto para las mujeres se considerará mayor o igual a 88 cm.

A que podemos atribuirle que exista la obesidad y el sobrepeso…

Cuando existe un marcado desequilibrio entre la cantidad de calorías que se reciben en la dieta de una persona con relación a las gastadas, lo que da por resultado que coexistan las condiciones adecuadas para que sobrevenga el sobrepeso y la obesidad.
Y esto se explica en virtud de que la reserva de energía de los seres humanos y otros mamíferos, almacenada en forma de grasa corporal, se incrementa como consecuencia del aumento en la ingesta de alimentos hipercalóricos. Teniendo en cuenta su composición estos son ricos en grasa y azúcares.
En otros términos, una dieta no saludable, como por ejemplo abundante en la ingestión de la reconocida “comida chatarra” nos llevará de la mano hacia el sobrepeso y la obesidad.
Si en paralelo coexiste la disminución de la actividad física como resultado del incremento de la vida sedentaria tanto en el trabajo como en el aumento de las horas frente al televisor o el ordenador, así como de los nuevos modos de transporte y la creciente urbanización hacen una mezcla explosiva que nos lleva a explicarnos el aumento de los obesos en el mundo de hoy, ese que disfrutamos por sus notables adelantos tecnológicos pero que nos llevan, en ocasiones a comprometer nuestra salud, como es el caso de la obesidad y sus consecuencias.

Consecuencias que trae para la salud la obesidad y el sobrepeso

La obesidad y el sobrepeso están asociados con numerosas complicaciones como ciertas condiciones de salud o enfermedades y un incremento de la mortalidad.
Según comenta la OMS la existencia de la obesidad y el sobrepeso se deben considerar como un importante factor de riesgo de enfermedades no transmisibles como son la enfermedad cardiovascular, la diabetes, trastornos del aparato locomotor, y muy en particular la osteoartritis, y cáncer de endometrio, mama y colon.

¿Podemos evitar la obesidad?

Esta y otras interrogantes sobre la obesidad serán respondidas en próximos trabajos que publicaremos en nuestra web…!siga con nosotros!